rresiliente milchkühe

Vacas lecheras resilientes: ¿por qué va en aumento su valor?

Las vacas lecheras resilientes valen más. Los investigadores que estudian la resiliencia están descubriendo los beneficios de la resiliencia para el bienestar de las vacas, su vida útil en producción y la rentabilidad en la producción lechera.

Lo que la resiliencia NO puede hacer en las vacas lecheras

 La resiliencia no puede reemplazar las buenas prácticas de manejo, subraya el profesor Müller, director de la Clínica de Rumiantes y Porcinos de la Freie Universität en Berlin en un seminario en red organizado por Anco Animal Nutrition Competence.

En última instancia, se trata de preparar a la vaca para los factores estresantes y los desafíos que no pueden ser controlados con el manejo. Uno de estos desafíos, por ejemplo, es el cambio de la etapa del período seco a la etapa de lactancia, es decir, el período de transición. Este es un proceso natural e imparable que se inicia con el parto. Sin embargo, el período alrededor del parto y el inicio de la lactancia es muy estresante para la vaca, especialmente para las vacas lecheras de alta producción. Una vaca resiliente puede adaptarse mejor a este cambio de una etapa a otra y al impacto en su metabolismo.

Además, la capacidad de adaptarse a los problemas que surgen del cambio climático juega un papel importante para reducir el impacto del estrés por calor en el rendimiento y el bienestar animal en la cría de vacas lecheras.

Definición de resiliencia en la producción animal

 Colditz y Hine (2016) definieron la resiliencia como: “La capacidad del animal para volver  rápidamente a su estado previo al desafío luego de una exposición a corto plazo a una situación desafiante”. En otras palabras, la resiliencia en los animales es producto de una mejor adaptabilidad o menor sensibilidad a un desafío.

En el siguiente video corto, la profesora Kerstin-Elisabeth Mueller explica el concepto con algunas representaciones visuales muy buenas.

Beneficios de vacas lecheras resilientes para una producción de leche competitiva

  • Las vacas lecheras resilientes tienen una mayor probabilidad de una mayor longevidad

La vida útil en producción de una vaca lechera es un factor importante para la rentabilidad de un hato lechero. Sin embargo, muchas vacas abandonan el hato de forma temprana y el 40% lo hace dentro de los primeros 100 días de lactancia.

Las razones de una vida útil en producción de corta duración son a menudo enfermedades relacionadas con la producción. Se ha confirmado que la causa tiene más que ver con una adaptación subóptima durante el período de transición que con altos rendimientos de leche.

Las vacas lecheras resilientes tienen una mayor capacidad de adaptación, lo que reduce el riesgo de que desarrollen enfermedades relacionadas a la producción durante el período de transición. Investigadores en los Países Bajos han podido detectar oportunamente vacas lecheras con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la producción en el período de transición a través de indicadores metabólicos específicos y tecnología de sensores.

  • Las vacas lecheras resilientes pueden afrontar mejor el cambio climático Se ha demostrado que existe una necesidad en la producción animal para poder adaptarse al cambio climático, para asegurar ingresos estables en las granjas. Especialmente las vacas lecheras de alta producción son más sensibles a las altas temperaturas ambientales y son más propensas a sufrir estrés por calor, debido a su mayor producción de calor corporal.Las vacas que sufren estrés por calor producen menos leche, leche de menor calidad y son más susceptibles a enfermedades. Por esas razones, los genetistas de animales están tratando de encontrar formas de criar vacas lecheras que sean más resilientes a las altas temperaturas ambientales.
    • Las vacas lecheras resilientes requieren menos tiempo de mano de obra

    La escasez de mano de obra en la producción lechera aumenta la necesidad de vacas lecheras que sean más fáciles de cuidar. Investigadores de los Países Bajos informan que las vacas lecheras resilientes requieren menos tiempo de mano de obra, porque las vacas muestran menos problemas. El desempeño de estas vacas es más consistente y es más probable que mantengan su salud, lo que significa que los sensores de las vacas envían menos señales de advertencia para que los trabajadores al cuidado de estos animales los atiendan. Una reducción en el tiempo dedicado a un animal con una alerta de los sensores también reducirá los costos asociados con la mano de obra.

     

    ¿Cuáles son los factores que influyen en la resiliencia de las vacas lecheras?

    La resiliencia en las vacas lecheras está en cierta medida influenciada por su estructura genética, es decir, la cría. Sin embargo, factores externos como las prácticas de manejo y la nutrición tienen una influencia mucho mayor en la resiliencia de la vaca, explica el profesor  Las vacas lecheras resilientes requieren menos tiempo de mano de obra.  Mire este breve video para ver lo que dijo el profesor Mueller.

    Conclusión

    El valor de las vacas lecheras resilientes está aumentando, porque brindan la oportunidad de satisfacer las tendencias en las demandas de los consumidores para el bienestar animal y, al mismo tiempo, pueden influir en la rentabilidad de la producción de leche de manera sostenible.

    Los sistemas automáticos de ordeño y de alimentación en combinación con las nuevas tecnologías de sensores permiten medir la resiliencia en la vaca lechera y el progreso realizado.

    La colaboración entre genetistas, veterinarios, investigadores del comportamiento animal, nutricionistas pecuarios, empresas de tecnología agrícola y productores tiene las mejores posibilidades de éxito para una mejora significativa a largo plazo en la resiliencia de las vacas lecheras.

    En Anco Animal Nutrition Competence estamos contribuyendo a encontrar soluciones para apoyar la resiliencia de las vacas lecheras a través de la nutrición. Solicite los productos Anco FIT para dar el primer paso hacia una mayor resiliencia en las vacas lecheras.