covid 19 - agility - corona virus

Covid 19 – Una prueba de fuego para la agilidad en la agricultura

Las empresas que no entendieron por qué la agilidad es importante para el éxito empresarial se están dando cuenta de cuánto importa frente a la crisis de Covid 19. Esto es cierto para cualquier industria, incluida la agricultura.

¿Usted cómo responde ante el Covid 19?

¿Recuerda lo que le sucedió al Titanic frente a un iceberg? Las empresas, las industrias, los gobiernos y las personas de todo el mundo están siendo sometidos a pruebas para determinar qué tan rápido pueden adaptarse a una interrupción importante y detectar las oportunidades. Todos se enfrentan a la misma pregunta: «¿Cómo respondemos a Covid 19?» La respuesta individual y la velocidad de la misma serán importantes para la salud y el resultado económico de la crisis para cada uno de nosotros, empresas, industrias y naciones, todos por igual. La naturaleza creó la tormenta perfecta para probar los niveles de agilidad personal y los de las empresas.

«No es el más fuerte quien sobrevive, es el más adaptable al cambio» – – Charles Darwin

Agilidad organizacional o agilidad empresarial.

La agilidad empresarial, también conocida como agilidad organizacional, es la capacidad de una empresa para adaptarse y ser flexible a través de un entorno cambiante y para superar los desafíos a medida que surgen con un impacto mínimo para la empresa. Los tiempos de crisis les dicen a las empresas cuán ágiles son. Como el cambio está ocurriendo tan rápido, las empresas deben poder hacer estas cosas muy rápidamente para optimizar las operaciones para obtener el máximo rendimiento, aprovechar las oportunidades y mitigar los riesgos. La agilidad se trata de cómo nosotros, como individuos y organizaciones, respondemos a los desafíos y a qué velocidad, lo que finalmente determinará el impacto que el desafío tendrá en nosotros y en las organizaciones.

«La investigación muestra que en un mundo volátil e incierto, la agilidad separa lo mejor del resto». – Krupp (2020)

En la crisis actual, los líderes deben ser muy ágiles para liberarse de los viejos modelos mentales y la política o los negocios como de costumbre. Necesitan poder aprender y adaptarse rápidamente. Los líderes ágiles demuestran cuatro habilidades en tiempos de crisis: adaptabilidad, resiliencia, aprendizaje y previsión:

Adaptabilidad: rápido cambio de prioridades debido al veloz cambio de dinámicas externas e internas
Resiliencia: recuperarse de contratiempos y fallas
Aprendizaje: probar supuestos, fallar rápidamente e iterar continuamente en tiempo real
Previsión: anticipar y estar preparado para pivotar con los cambios del mercado

La agilidad y la adaptabilidad son fundamentales para la agricultura.

La agricultura trata con muchas incertidumbres y cambios aún en su mejor momento. Por lo tanto, la agricultura exitosa depende de la capacidad del productor o del agricultor para responder a los mercados cambiantes, las condiciones ambientales y las preferencias del consumidor. Entonces, el futuro de la agricultura radica en un sistema de producción ágil y esto solo ha sido exacerbado por la crisis de Covid 19. Lo más sostenible es enfocarse en aquellas cosas sobre las cuales una granja tiene control directo. De ellas, el más crítico es la agilidad, que permite al productor ajustar continuamente lo que hace para aprovechar los factores externos o al menos reducir el posible impacto negativo en el negocio.

Nuestro sistema de producción de alimentos necesita resiliencia ante un entorno comercial volátil y el cambio climático. Nuevamente, esta es la razón por la cual la velocidad es esencial y la agilidad es importante en la agricultura.

Artículos relevantes

De la culpa a la ganancia: liderar con agilidad en una crisis
Resistencia de la producción lechera: 3 razones para mantener a sus vacas ágiles
Podcast: Mantengase ágil, siga cultivando
Activador de agilidad intestinal – línea de productos Anco FIT