Alimentación de cerdas y lechones para la resiliencia de los lechones al estrés por destete

La forma en que los lechones hacen frente al estrés por destete tiene un impacto significativo en su desempeño posterior. Un ensayo comercial de cerdas supervisado por la Universidad de Sao Paulo en Brasil evaluó el rendimiento antes y después del destete de los lechones en respuesta a un programa de alimentación que involucra el activador de agilidad intestinal Anco FIT.

Estresores al destete

Durante el proceso de destete, el lechón está sujeto a diferentes factores estresantes: separación brusca de la cerda, estrés por transporte y manipulación, cambio en la dieta, estrés por la jerarquización social, mezcla con lechones de otras camadas, cambio en el ambiente, mayor exposición a patógenos y antígenos dietéticos o ambientales.

Lo que importa es cómo se adapta el lechón al estrés por destete

El lechón debe adaptarse rápidamente a los factores estresantes mencionados anteriormente para ser productivo, saludable y eficiente. A nivel celular e intestinal, los factores estresantes al destete causarán reacciones de estrés, como el estrés oxidativo, la reducida integridad intestinal, el reducido consumo de alimento y las respuestas inflamatorias. El alcance de estas reacciones determinará el impacto del estrés por destete en la salud y el desempeño posteriores del lechón. Esto significa que el manejo del lechón para reducir las reacciones de estrés conducirá a un cerdo más resistente, es decir, con menores fluctuaciones en el rendimiento y una mejor salud.

Solución nutricional para una mayor resiliencia

Un activador de agilidad intestinal es una solución de alimentación diseñada para ayudar al animal a adaptarse a los estresores de manera más eficiente por medios nutricionales. Parte de su fórmula es una combinación de compuestos bioactivos derivados de hierbas y especias que se sabe reducen las reacciones de estrés comunes, como el estrés antioxidativo y la reducida integridad intestinal.

Se espera que la alimentación del activador de agilidad intestinal a las cerdas altamente prolíficas durante la lactancia mejore la energía disponible para la producción de leche debido a la reducción del alcance de las reacciones de estrés en las cerdas. Como resultado, el crecimiento del lechón antes del destete es mejor, lo que a su vez ayuda a los lechones a ser más fuertes al destete.

En la dieta para lechones posterior al destete, se espera que el activador de agilidad intestinal ayude a reducir las reacciones de estrés en respuesta a los estresores por destete a nivel celular e intestinal. Esto debería aumentar la energía disponible para el crecimiento, ya que las reacciones al estrés normalmente aumentarían la energía de mantenimiento y harían a los lechones más susceptibles a enfermedad.

Evaluación de un activador de agilidad intestinal en una granja de cerdas en Brasil

El Departamento de Ciencias Animales de la Universidad de Sao Paulo evaluó el activador de agilidad intestinal Anco FIT en un programa de alimentación diseñado para mejorar la adaptación al destete en lechones en una granja comercial.

Diseño experimental
100 cerdas (PICXCamborough) se dividieron en dos grupos 14 días antes del parto. Un grupo recibió una dieta control a base de maíz y soja y el otro grupo recibió la misma dieta control que además incluía 1 kg / t de Anco FIT hasta el final de la lactancia. El tamaño promedio de la camada por cerda después del parto fue de 14 lechones. Los lechones se pesaron al nacer y al destete (26,5 días). Los lechones se quedaron dentro de los grupos después del destete. Los lechones de cerdas alimentadas con Anco FIT recibieron Anco FIT en sus dietas después del destete. Ambos grupos de lechones se pesaron el día 22 y el día 33 después del destete.

Resultados
Los lechones de cerdas alimentadas con Anco FIT en sus dietas tendieron a tener pesos más altos al destete a pesar de ser en promedio 1 día más jóvenes al destete que los lechones de cerdas del grupo control. En la fase posterior al destete, los lechones Anco FIT crecieron significativamente más rápido que los cerdos de grupo control y tuvieron pesos significativamente más altos al día 22 y al día 33 después del destete (+ 9.2% y + 9.3% respectivamente). Esto se debió principalmente a una relación de conversión alimenticia (FCR, por sus siglas en inglés) significativamente mayor en los lechones Anco FIT después del destete.

Conclusión
Una estrategia de alimentación que comprende la aplicación del activador de agilidad intestinal Anco FIT a las dietas de cerdas en lactancia, seguido de la adición de Anco FIT a las dietas de los lechones después del destete, mejoró el rendimiento general de los lechones desde el nacimiento hasta el día 33 después del destete, en comparación con el régimen de alimentación del grupo control en una granja de cerdas comercial. La mejorada conversión alimenticia que se observa en los lechones Anco FIT en el período posterior al destete podría explicarse por la adición de Anco FIT, que ayuda a reducir las reacciones de estrés a nivel celular e intestinal y, por lo tanto, ahorra energía para el crecimiento.

Artículos relacionados

Anco FIT: Gestión de la rentabilidad de las dietas porcinas

El estrés biológico de los lechones de destete temprano. Journal of Animal Science, 2013 

Impacto de la micotoxina DON en gallinas ponedoras

Los estudios han demostrado un impacto negativo de Deoxinivalenol, DON en gallinas ponedoras, sin embargo, los resultados varían considerablemente entre los estudios. Muchos artículos científicos afirman que los pollos son menos sensibles a las micotoxinas en comparación con otras especies.

Entonces, ¿deberían los productores de huevos preocuparse por el DON en el alimento? La respuesta es, depende. Estos son algunos de los factores que deben considerarse para evaluar el riesgo de DON en el alimento para el desempeño de las gallinas ponedoras y la seguridad de los huevos.

Factores que determinan el impacto del DON en gallinas ponedoras

Los efectos del DON sobre el rendimiento en gallinas ponedoras varían considerablemente entre los estudios. Mientras que algunos estudios informan muy poco impacto, otros estudios mostraron un impacto significativo del DON en la tasa de postura / producción de huevos, la calidad de la cáscara del huevo y el aumento de peso en las gallinas ponedoras.

Hay algunos factores que pueden explicar la variación observada en los resultados entre los estudios que examinan el efecto del DON en las gallinas ponedoras. Dependiendo del nivel de presencia de estos factores en los estudios, el efecto de DON en el rendimiento de la gallina ponedora puede ser significativo.

• Nivel de DON en el alimento y co-contaminación con otras micotoxinas.
• Forma natural versus purificada de DON
• Duración de la exposición al DON en el alimento.
• Etapa de producción de huevo.
• Raza de la gallina ponedora

Las diferencias en los efectos tóxicos pueden deberse a que algunos estudios utilizaron granos contaminados artificialmente o una sola fuente de granos contaminados. Las dietas contaminadas artificialmente con DON purificado son menos tóxicas que las dietas naturalmente contaminadas. Esto se debe principalmente a que el uso de una mezcla de granos contaminados naturalmente aumenta el potencial de otras micotoxinas. La presencia de múltiples micotoxinas puede aumentar el efecto de DON presente como resultado de las sinergias toxicológicas derivadas de las interacciones con las otras micotoxinas. La producción de huevos se vio afectada negativamente en gallinas alimentadas con una dieta que contenía sorgo contaminado con Zearalenona (ZON) a un nivel de 1.1 mg / kg y DON a un nivel de 0.3 mg / kg. Se pensó que el efecto en este estudio se debía al efecto sinérgico de DON y ZON.

Los períodos más largos de exposición al DON en la dieta, generalmente, mostraron un mayor impacto en el rendimiento de las gallinas ponedoras en comparación con los estudios en los que las gallinas solo estuvieron expuestas al DON durante unas pocas semanas. Otro estudio que comparó el efecto de DON en gallinas ponedoras entre las etapas de producción mostró que DON tuvo más efecto en los meses 7-12, que en los primeros 6 meses de producción.

Lo que también es interesante notar es que no todas las razas de gallinas ponedoras responden igual a DON. Por ejemplo, un estudio que compara las gallinas ponedoras Lohmann Brown con las gallinas ponedoras LSL Lohmann demostró que las gallinas ponedoras Lohmann Brown son más sensibles al DON.

Mecanismos subyacentes para respuestas negativas

Los pollos son menos sensibles en comparación con otras especies. Esto puede atribuirse a diferencias en la absorción, distribución, metabolismo y eliminación de DON. Sin embargo, todavía hay estudios que han demostrado efectos negativos en el rendimiento de las gallinas ponedoras. Esto se ha atribuido en cierta medida a una reducción en el consumo de alimento asociado con DON en las dietas. Otros estudios han indicado que el DON influye en la morfología intestinal de los pollos y la absorción de nutrientes (glucosa y aminoácidos), lo que puede reducir la eficiencia nutricional de las gallinas ponedoras. Por ejemplo, se demostró que el DON puede alterar la estructura de la mucosa duodenal y yeyunal en forma de vellosidades más cortas y delgadas.

Susceptibilidad a enfermedad en respuesta al DON en el alimento

Se ha demostrado que el DON perjudica las funciones inmunológicas en los pollos. El impacto del DON en el sistema inmune varía desde la inmunosupresión hasta la inmuno-estimulación, de acuerdo con su concentración, duración y tiempo de exposición.

Un importante efecto inmuno-tóxico del DON en las dietas para gallinas ponedoras es la reducción del número de glóbulos blancos y linfocitos totales. Además de eso, las bajas dosis de DON aumentan la expresión de genes relacionados con la inflamación y las citocinas proinflamatorias.

Se ha demostrado que el DON suprime la respuesta de anticuerpos a la vacuna contra la bronquitis infecciosa (IBV, por sus siglas en inglés) y al virus de la enfermedad de Newcastle (NDV, por sus siglas en inglés) en gallinas ponedoras (3.5 a 14 mg de DON / kg de alimento), respectivamente.

La desregulación del sistema inmune junto con el impacto negativo del DON en la función intestinal puede conducir al aumento de la susceptibilidad de las aves de corral a enfermedades infecciosas.

¿El DON en el alimento presenta riesgos para la seguridad del huevo y la salud humana?

DON puede causar problemas de salud como náuseas, malestar gastrointestinal y diarrea en humanos. Por lo tanto, es importante asegurarse de que no se transmita de la alimentación de las aves a los huevos a una tasa que pueda causar riesgos para la salud humana.

Un estudio de 2018 de China, que analizó los niveles de micotoxinas en los huevos en tres áreas diferentes en China (Jiangsu, Zhejiang y Shanghai), informó que el DON, 15-AcDON y Zearelona son las micotoxinas observadas con mayor frecuencia en los huevos. Los niveles más altos de contaminación se observaron en Shanghai con hasta un 50% de resultados positivos. La posterior evaluación de riesgos para humanos concluyó que el riesgo de causar problemas a los humanos en las tres áreas era bajo en función de los niveles de micotoxinas que se encontraban en los huevos y el consumo normal de huevos. La ingesta de DON a través de los huevos todavía estaba por debajo de la ingesta diaria máxima tolerable provisional. Sin embargo, el estudio destacó la necesidad de monitorear el DON en el alimento para los animales y restringir los niveles permitidos de DON en los mismos.

Los estudios científicos que observaron el efecto de arrastre de DON desde el alimento de las gallinas ponedoras hacia los huevos concluyeron que el efecto de arrastre de DON es muy bajo. De modo que siempre que el nivel de DON del alimento para las aves no exceda los estándares actuales (5 ppm), ciertamente no existe ningún riesgo para la salud humana.

Un estudio muy reciente realizado en el 2019 demostró que el DON ocurre principalmente como su metabolito no tóxico DON-3Ss en huevos de gallinas ponedoras alimentadas con alimento contaminado con DON.

Estrés por calor: ¿están preparadas sus aves?

El estrés por calor es uno de los factores ambientales más importantes que afectan el rendimiento del pollo. Uno de los principales efectos es la reducción en el consumo de alimento, con caídas subsecuentes en la tasa de crecimiento, en la calidad y la producción de huevos. Los pollos de engorde sometidos a estrés por calor crónico tuvieron una reducción significativa de -16.4% en el consumo de alimento. Muchos estudios han demostrado un rendimiento de crecimiento deteriorado en pollos de engorde sometidos a estrés por calor. En las gallinas ponedoras, un período de estrés por calor de 12 días provocó una reducción en el consumo diario de alimento de 28.58 g / gallina, lo que resultó en una disminución del 28.8% en la producción de huevos.

En general, las aves reaccionan de manera similar al estrés por calor, pero expresan variaciones individuales de intensidad y duración de las respuestas, que también pueden verse afectadas por la intensidad y la duración del evento de estrés por calor. Cada vez más evidencia indica que gran parte de la variación en respuesta al estrés por calor aparentemente tiene una base genética.

Bajo altas temperaturas, a medida que el cuerpo del ave intenta mantener su homeostasis térmica, se producen mayores niveles de especies reactivas de oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés). En consecuencia, el cuerpo entra en una etapa de estrés oxidativo y comienza a producir y liberar proteínas de choque térmico (HSP, por sus siglas en inglés) para tratar de protegerse de los efectos celulares nocivos de ROS.

El estrés oxidativo es el punto de partida del proceso disfuncional de la permeabilidad intestinal. En condiciones de estrés por calor, aumentan las concentraciones de ROS y aumenta la permeabilidad intestinal, lo que a su vez facilita la translocación de bacterias del tracto intestinal y la inflamación.
El impacto perjudicial del estrés por calor en el rendimiento de las aves, insta a los productores a implementar estrategias de gestión adecuadas para minimizar las pérdidas de producción incurridas por el estrés por calor en la industria avícola.

Resiliencia al calor en pollos

A medida que los objetivos de reproducción aumentaron la eficiencia de producción, la susceptibilidad al estrés por calor también aumentó en el pollo doméstico. Por lo tanto, en el escenario actual de cambio climático, los investigadores están buscando una solución permanente al estrés por calor para mantener la producción avícola a largo plazo. Las diferencias entre los genotipos de pollo en la resiliencia al calor proporcionan evidencia de la posibilidad de intervención genética, cuando se trata de estrés por calor en el pollo. Investigadores ya han identificado varios genes superiores de tolerancia al calor, como el gen de cuello desnudo, el gen de rizado o el gen de enanismo, mismos que hicieron que el ave sea resistente al estrés por calor a través de emplumado lentas y reducido, rizando de la pluma para mejorar la disipación de calor y reducción en el tamaño corporal para minimizar la producción de calor metabólico. Adicionalmente se identificaron genes que aumentan la tolerancia térmica de las aves sin comprometer el potencial de producción.

Alimentación para la resiliencia al estrés por calor

Los nuevos conceptos nutricionales, como los activadores de agilidad intestinal, están diseñados para apoyar la capacidad de adaptación y, por lo tanto, la capacidad de recuperación del ave por medios nutricionales. Ayudan al ave a adaptarse a los desafíos nutricionales al minimizar las reacciones de estrés, incluido el estrés oxidativo y el reducido consumo de alimento, que de lo contrario afectarían el rendimiento, la salud y el bienestar del ave. El activador de agilidad intestinal Anco FIT Poultry ha demostrado mantener un consumo de alimento alto y reducir el estrés oxidativo en aves bajo estrés por calor en comparación con los animales de control y, por lo tanto, mantener un mayor rendimiento de crecimiento.

Referencias bibliograficas

Resiliência animal- Aproveitando o poder de resiliência das plantas

Felver-Ghant, J.N. et al. (2012) Las variaciones genéticas alteran las respuestas fisiológicas después del estrés por calor en 2 cepas de gallinas ponedoras (Genetic variations alter physiological responses following heat stress in 2 strains of laying hens), Poultry Science

Lara, L.J. y Rostagno, M.H. (2013) Impacto del estrés por calor en la producción avícola (Impact of Heat Stress on Poultry Production), Animales MDPI /

Vandana, G.D. y Sejian, V. (2018). Hacia la identificación de aves de corral resilientes al clima (Towards identifying climate resilient poultry birds). Journal of Dairy, Veterinary & Animal Research

Resiliencia – valor económico en la producción animal

La producción animal está mostrando un creciente interés por la inclusión de la resiliencia como un rasgo en los objetivos de cría. Los científicos que trabajan en genética animal están señalando el valor económico de la resiliencia en las granjas, donde el tiempo de trabajo está restringido.

Genes de la resiliencia en los pelirrojos

Los investigadores están descubriendo qué hace que algunos humanos sean más resilientes que otros. Por ejemplo, el gen MC1R encontrado en los humanos pelirrojos se ha asociado con ciertas características que mejoran la capacidad de recuperación. Los pelirrojos tienen la ventaja genética de que naturalmente producen su propia vitamina D. La mayoría de las personas necesitan asegurarse de consumir mucha vitamina D, especialmente cuando los estilos de vida modernos y el clima les impiden obtener suficiente vitamina D de la luz solar. Dado que la vitamina D juega un papel importante en la salud y la fertilidad, los pelirrojos son más resilientes porque necesitan menos vitamina D que el resto de nosotros.

Una mejor caracterización de los fenotipos resilientes en animales de granja debería brindar la oportunidad de buscar diferencias genéticas similares en estas especies.

¿Podemos criar para obtener mayor resiliencia?

Los desarrollos actuales y las tendencias futuras en la industria pecuaria están dando paso a un nuevo enfoque de investigación en genética para la producción animal. Esta investigación busca desarrollar herramientas de selección para que los productores mejoren la resiliencia de los animales en su sistema de producción.

Hasta ahora los objetivos de reproducción no han incluido la capacidad de resiliencia. Sin embargo, grupos de investigación de Australia y los Países Bajos han demostrado recientemente el potencial de resiliencia en los objetivos de reproducción y sugirieron formas de cómo podríamos hacer una selección genética para ella en los animales productivos.

La definición de resiliencia en la producción animal

“La capacidad del animal para ser afectado mínimamente por disturbios / desafíos o para regresar rápidamente al estado previo a la exposición a un disturbio” (Berghof et al 2019).

Colditz y Hine (2016) describen la resiliencia como una medida comparativa de las diferencias entre los animales en el impacto de un desafío y el resultado de una menor sensibilidad o una mejor adaptabilidad a un desafío. Los procesos biológicos que subyacen a la resiliencia se relacionan con las respuestas adaptativas que ocurren para minimizar el impacto de un factor estresante.

Cómo medir la resiliencia en animales de granja

De la definición de resiliencia como sensibilidad reducida a las perturbaciones potenciales, se deduce que el fenotipo deseable podría identificarse midiendo la tasa de recuperación al estado base y la normalidad de los rasgos de comportamiento, fisiológicos, inmunes o de producción después de la perturbación. En lugar de medir la magnitud de estas variables mientras el animal intenta lidiar con el estresor.

Artículos científicos más recientes dicen que la resiliencia se puede medir en función de las desviaciones de la producción esperada y la producción observada durante un período de tiempo. Un indicador para animales más resilientes podría ser que tienen una variación menor en las desviaciones de los rasgos de producción durante un período de tiempo que el promedio de la población.

Por ejemplo, existen correlaciones favorables entre la variación residual del consumo de alimento y la duración del alimento con la mortalidad y el número de tratamientos de salud en cerdos en un entorno de desafío. Esto sugiere que la variación residual del consumo de alimento y la duración del alimento se pueden usar para seleccionar cerdos más resilientes.

Los avances tecnológicos recientes facilitan el aumento en el número de observaciones que se pueden hacer en animales individuales para estimar con mayor precisión las desviaciones y, en consecuencia, los parámetros genéticos. Los ejemplos más conocidos y mejor desarrollados son los sistemas de ordeño automático (AMS) en ganado lechero y los sistemas de alimentación automática (AFS) para cerdos. Los productores esperan un progreso más rápido con las mediciones de los sensores portátiles, mismos que ya se están utilizando para monitorear el comportamiento de los animales, los cambios fisiológicos y detectar la salud y el estado de la enfermedad en los animales.

Valor económico de la resiliencia

Los investigadores señalan que al determinar el valor económico de los rasgos, se debe tener cuidado de evitar el doble conteo. Sugieren que el valor económico de la resiliencia puede basarse en los costos de mano de obra asociados con la observación de animales que muestran signos de enfermedad u otros problemas. Estos pueden ser señales visuales o alertas generadas por sensores, sistemas de alimentación automática o sistemas de ordeño automático.

El tiempo de mano de obra es limitado. Por lo tanto, los granjeros tienen un requisito de animales sanos y fáciles de manejar, especialmente cuando la cantidad de animales por empleado de la granja está aumentando. Una reducción en el tiempo dedicado a un animal con una alerta reducirá los costos asociados con la mano de obra. La resiliencia mejorada hace que los animales de granja sean más fáciles de manejar, lo que reduciría los requisitos de mano de obra y, por lo tanto, permitiría más animales por granja. En consecuencia, la selección de animales más resilientes puede aumentar las ganancias de la granja.

Para lectura adicional: Cómo puedes apoyar la resiliencia en las gallinas ponedoras

Estrategias para una mayor robustez y persistencia de postura

En un entorno comercial, donde las preocupaciones sobre el bienestar de los animales y el medio ambiente se están acumulando junto a una creciente necesidad de eficiencia, debemos establecer nuevos objetivos. Nuevos objetivos para la cría y alimentación de gallinas ponedoras. Se están solicitando objetivos de robustez en las aves para mejorar la salud y el bienestar de los animales mediante la selección genética. Sin embargo, la robustez también puede apoyarse en enfoques nutricionales diseñados para promover la capacidad de adaptación de las gallinas. Los ensayos comerciales en gallinas ponedoras reproductoras han demostrado que esta estrategia nutricional lleva a mejorar la persistencia de la postura.

¿Por qué importa la robustez?

La combinación de la cría para el aumento de la producción y la intensificación de las condiciones de alojamiento para las gallinas ponedoras no ha estado exenta de consecuencias. Las preocupaciones sobre el bienestar animal, así como los riesgos para la salud humana derivados de las bacterias resistentes a los antibióticos y los brotes de enfermedades están allanando el camino hacia un nuevo enfoque de investigación y la introducción de robustez o resiliencia como un rasgo deseable en la producción animal.

El concepto de robustez incluye rasgos individuales de un animal que son relevantes para la salud y el bienestar. Según Knap 2012, la robustez es la capacidad de combinar un alto potencial de producción con resistencia a los factores estresantes. La robustez se basa en la posibilidad de que el animal responda adecuadamente a un factor estresante y apunta a un funcionamiento menos perturbado si se lo desafía con un factor estresante. Esto conduce a una ventaja competitiva, ya que la mala adaptación debido a factores estresantes puede tener impactos negativos en el comportamiento, el metabolismo y la inmunología de los animales. Esta es la razón por la cual la robustez está ganando importancia en la producción animal.

Las principales características importantes para la robustez de los animales de producción son la productividad y la capacidad de adaptación en una amplia variedad de condiciones. Las diferencias en las condiciones pueden deberse al clima, las instalaciones de alojamiento, la presión por enfermedad, la exposición a patógenos y las diferencias en la calidad y composición del alimento. En este contexto, la adaptación se puede describir como un mecanismo del animal que le permite afrontar las perturbaciones internas o externas, los factores estresantes o los cambios en el entorno. Según un grupo de investigación en la Universidad de Wageningen, un enfoque multidisciplinario es crucial para revelar los determinantes de la capacidad de adaptación en los animales de granja. La capacidad de adaptación está determinada por el fondo genético del ave. Sin embargo, la expresión de la capacidad de adaptación y, por lo tanto, de la robustez puede apoyarse o inhibirse por las condiciones reales en que viven las aves (por ejemplo, estado nutricional, entorno social, presión por enfermedad, etc.).

Cría para la robustez

Los resultados de la investigación han indicado que el bienestar de un animal depende de sus características genéticas, factores ambientales e interacciones genético-ambientales. Esto significa que un animal tiene la capacidad de adaptarse a su entorno. Los programas de reproducción que aseguran que el bienestar de los animales mejorará, mientras que al mismo tiempo mejoran los rasgos de producción, son una selección de múltiples niveles y múltiples rasgos, dirigida a mejorar los efectos asociativos.

La investigación también mostró que la selección grupal aumenta la robustez, como lo indica la mayor capacidad general para hacer frente a los factores estresantes. Por ejemplo, las gallinas ponedoras seleccionadas grupalmente tuvieron una menor mortalidad en respuesta a la exposición al calor en jaulas de gallinas múltiples en comparación con el control. Esto sugiere que la selección grupal puede ser un método eficaz para aumentar la robustez en las gallinas ponedoras.

La selección genómica, basada en marcadores genéticos densos, permitirá una mejora más rápida de los rasgos que son caros o más difíciles de medir, o tienen una baja heredabilidad, como el picoteo, la resistencia a enfermedades, la robustez y la fortaleza ósea.

Alimentación para obtener robustez

La implementación efectiva de la robustez en un objetivo de reproducción requiere investigación genética a gran escala, que para la mayoría de los rasgos es laboriosa y costosa. Por lo tanto, encontrar formas adicionales de mejorar la capacidad de adaptación de las aves, podría acelerar el proceso de alcanzar la meta de robustez en las aves. Los nuevos conceptos nutricionales, como los activadores de agilidad intestinal, están diseñados para apoyar la capacidad de adaptación y, por lo tanto, la robustez del ave por medios nutricionales. Ayudan al ave a adaptarse a los desafíos nutricionales al minimizar las reacciones de estrés como el estrés oxidativo y la reducción del consumo de alimento, que de lo contrario impactarían el rendimiento, la salud y el bienestar del ave. El estrés por calor, la alta densidad de alojamiento y las micotoxinas son factores conocidos que normalmente conducen a un aumento del estrés oxidativo y una reducción en el consumo de alimento.
Aves más ágiles un paso adelante en la persistencia de postura.

Los ciclos de postura más largos pueden ayudar a reducir costos, por lo que son imperativos en un clima económico difícil. Además, pueden reducir el impacto ambiental de la producción de huevos. Por lo tanto, hay un mayor enfoque en mejorar la persistencia de postura y la calidad del huevo al final del ciclo de postura. Los beneficios de la selección genética para mejorar la persistencia de la postura y la estabilidad en la calidad del huevo solo pueden realizarse si se combinan con mejoras en la nutrición de las gallinas. Una deteriorada salud de las aves y el estrés ambiental afectan la formación de huevos y la capacidad de la gallina para mantener la persistencia. Esto puede agravarse por factores estresantes nutricionales en la dieta, como cambios en la dieta, digestibilidad reducida de nutrientes, endotoxinas, factores antinutricionales y micotoxinas. El manejo de la resiliencia en las aves a esos factores estresantes por medios nutricionales puede ayudar a mantener una mejor persistencia en la postura. Se ha demostrado que la adición de un activador de agilidad intestinal, diseñado para minimizar las reacciones de estrés comunes en las aves, a la dieta de una parvada comercial de gallinas progenitoras mejora la persistencia de la postura en el último período de postura. Esto indica que apoyar la capacidad adaptativa o la agilidad de las aves con un activador de agilidad intestinal mejora la posibilidad de mantener la persistencia de la postura durante más tiempo.

Se anticipa un progreso más rápido

Hasta ahora ha sido difícil cuantificar directamente la robustez. Sin embargo, las mediciones de sensores portátiles y otras fuentes, junto con la aparición de nuevas herramientas analíticas, pueden convertirse en elementos para medir la robustez. La industria ganadera ya está aprovechando los sensores portátiles con múltiples usos que van desde la detección de estrés, el análisis del comportamiento, el monitoreo fisiológico y la detección de la salud y el estado de las enfermedades de los animales.

Una barrera para los sensores portátiles en la industria avícola es la cantidad de aves que se manejan en grandes operaciones avícolas, ya que no es factible ajustar a cada ave un dispositivo sensorial. A pesar de este hecho, es posible ajustar una proporción de la parvada con sensores, y los datos generados de estas aves se pueden utilizar para evaluar la salud total de la parvada.

Es probable que estas herramientas permitan un rápido progreso para el manejo de la robustez en animales de granja y también pueden invitar a repensar cómo podemos apoyar y aumentar la capacidad de adaptación de las gallinas ponedoras. Sin embargo, independientemente de los objetivos que establezcamos y las tecnologías que utilicemos para lograrlos, el éxito dependerá del valor económico. Por lo tanto, también deben considerarse en el contexto de una producción eficiente a un costo competitivo.

Sacar el “aguijón” de DON para obtener ganancias de la leche

Las vacas lecheras de alta producción son más susceptibles al impacto negativo de los factores estresantes en su alimentación y en su entorno. Sin embargo, lo que verdaderamente importa para el rendimiento y la eficiencia, es cómo responden las vacas a los estresores. Alimentar las sustancias bioactivas naturales adecuadas puede ayudar al animal a adaptar su respuesta de una manera que ayude a mantener la calidad de la leche y los rendimientos de los componentes. Este artículo se centra en cómo lograr la adaptación a la micotoxina deoxinivalenol (DON) para obtener rentabilidad.

Reacciones de estrés en respuesta a DON

Las reacciones típicas de estrés a nivel celular en respuesta al DON en la vaca lechera incluyen el estrés oxidativo, las respuestas inflamatorias y los cambios hormonales que afectan el consumo de alimento. Los síntomas que se ven como resultado están relacionados con un aumento en el recuento de células somáticas y reducciones en el consumo de alimento, la producción de leche y los rendimientos de los componentes de la leche.

Adicionalmente, se sabe que el DON tiene un impacto negativo en la microflora del rumen, que a su vez ha demostrado tener un impacto negativo en los rendimientos de los componentes de la leche, en particular la proteína de la leche.

¿Por qué las vacas de alta producción están en mayor riesgo?

Los rumiantes se consideran bastante resistentes al DON debido al potencial desintoxicante de los microbios del rumen. Sin embargo, la capacidad de desintoxicación de los microbios del rumen depende de la velocidad de paso de la alimentación y del pH del rumen.
La tasa de paso de alimento generalmente es más alta en las vacas lecheras de alta producción debido a la mayor ingesta de alimento. Esto afectará el tiempo disponible para que los microbios del rumen degraden el DON en una forma no tóxica.

Los niveles de pH del rumen pueden ser bajos debido a la mayor cantidad de concentrado consumido, lo que a su vez afectará la composición de la microflora del rumen. Jeong et al. (2010) reportaron que altas proporciones de concentrado vs forraje reducen la capacidad de desintoxicación de DON por las bacterias del rumen en un 14 por ciento.

El hígado necesita cuidados adicionales.

Una alta demanda de energía y un mayor requerimiento de oxígeno en las vacas lecheras de alta producción aumentan la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS). Cuando las ROS se producen más rápido de lo que pueden neutralizarse mediante la defensa antioxidante de la vaca, se produce un estrés oxidativo. La investigación ha confirmado que el estrés oxidativo es mayor en la lactancia temprana que en la preñez.

Dado que el hígado tiene una alta actividad metabólica, es más susceptible al daño por estrés oxidativo. Un balance de energía negativo inicia la movilización de lípidos, lo que conduce a altas concentraciones de ácidos grasos no esterificados (NEFAs por sus siglas en inglés).

Shi et al. (2016) reportaron que el metabolismo de grandes cantidades de NEFAs en cuerpos cetónicos induce estrés oxidativo en el hígado de las vacas lecheras. Esto puede agravar el desarrollo del hígado graso al inhibir la producción de lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL por sus siglas en inglés). El DON, que se sabe que aumenta el estrés oxidativo y reduce el consumo de alimento, puede agravar esto aún más.

La función del hígado puede verse gravemente afectada por la infiltración grasa, que se asocia con una disminución en la producción de leche, una reducción de la fertilidad y problemas de salud, como la mastitis y la cetosis.

También se sabe que el estrés oxidativo en el hígado causa daño inflamatorio del hígado, lo que altera aún más la función metabólica de las células hepáticas y promueve el desarrollo de la cetosis. McArt et al. (2015) de la Universidad de Cornell estimaron que el costo total por caso de cetosis era de $ 289, lo que demuestra la importancia de la protección adicional del hígado contra factores estresantes como las micotoxinas.

Adaptarse para desarmar a DON

La respuesta al DON a nivel celular y en el rumen de la vaca lechera determinará el impacto que tiene el DON en las ganancias de la leche. Apoyar los propios mecanismos de defensa del animal para reducir las reacciones negativas al estrés causadas por el DON reduce el impacto que el DON puede tener en el rendimiento, la salud y la calidad de la leche en la vaca lechera.

Dado que las plantas han evolucionado para resistir los factores estresantes, algunos extractos de plantas han demostrado ser beneficiosos para contrarrestar las mismas reacciones de estrés que tiene el ganado a nivel celular. Como medio de defensa, las plantas pueden tener componentes con alta capacidad antioxidante y actividades antiinflamatorias. Además de eso, ciertos extractos de plantas han demostrado un impacto positivo en la regulación del apetito y la eficiencia del rumen cuando se aplican a la alimentación animal.

En consecuencia, alimentar la combinación correcta de extractos de plantas puede ser una estrategia para adaptar la respuesta al DON en la vaca lechera para ayudar a mantener la rentabilidad ante un desafío.

Por ejemplo, los componentes vegetales con una alta capacidad antioxidante pueden ayudar a aumentar el nivel de enzimas antioxidantes y otros antioxidantes para apoyar la defensa antioxidante propia de la vaca en el hígado. Alimentar esos tipos de componentes puede darle al hígado una mejor oportunidad de combatir los ROS producidos por las micotoxinas en el hígado y, por lo tanto, minimizar las consecuencias negativas del estrés oxidativo en la función hepática y el rendimiento de la vaca.

Persistencia de postura – 500 huevos en un solo ciclo de postura en 100 semanas

La persistencia de postura es un rasgo importante que se desarrolla actualmente en las gallinas ponedoras. La ponedora de «larga vida» que será capaz de producir 500 huevos en un ciclo de postura de 100 semanas, está en el horizonte.

En Europa, la prioridad es aumentar la producción de huevos mediante la reproducción para aumentar la persistencia en la postura y estabilidad en la calidad del huevo, de forma que el ciclo de postura de las parvadas comerciales se pueda extender a 90 – 100 semanas. Los programas de mejoramiento genético se enfocan particularmente en mejorar la persistencia de postura y la calidad del huevo al final del ciclo de postura.

Reduciendo el costo de producción de huevos

Las razones económicas juegan un papel importante al tomar esta decisión. Significa menos necesidad de alimento por huevo. Manteniendo las aves durante más tiempo disminuirá la contribución financiera de la pollita de 18 semanas de edad al costo por huevo de mesa. Mantener el tamaño y la calidad del huevo más allá de las 75 semanas y hasta un objetivo de 100 semanas, puede tener un gran impacto en la rentabilidad de una parvada. El tiempo requerido para alcanzar el punto de equilibrio económico de la gallina ha aumentado de 34 semanas en 1998 a 52 semanas en el 2016. Esto indica que los ciclos de producción más largos son imprescindibles en un panorama económico difícil.

Producción de huevos más sostenible

Los ciclos de postura más largos conducen a una huella de carbono más baja por huevo. Además, se calculó que se podía ahorrar alrededor de 1 g de nitrógeno por docena de huevos para un aumento de 10 semanas en la producción. Esto puede reducir significativamente el impacto de la nitrificación al aumentar o mantener la producción, lo que es especialmente importante en las áreas sensibles a los nitratos.

Un uso más eficiente de los recursos y la reducción de desechos ayudará a reducir el impacto ambiental de la producción de huevos y a preservar el medio ambiente.

Primera parvada comercial produciendo 500 huevos en 100 semanas

Los sistemas de gallina libre de jaula están siguiendo la tendencia de períodos de postura más largos. El caso para extender los ciclos de gallinas libres de jaula.

En realidad, la primera parvada comercial que logró 500 huevos en 100 semanas, fue una parvada de ponedoras de corral y fue reportada en junio del 2018. Involucró a una parvada de 40 000 Dekalb White en Alemania. Un factor clave del éxito para este caso fue que al productor le gusta aprender cosas nuevas.

Cómo llegar a 500 huevos en 100 semanas

Una disminución en el número de huevos producidos combinada con un deterioro en la calidad del cascarón son las principales razones para reemplazar actualmente a las parvadas a las 72 semanas de edad, o alrededor de esta semana.

Los beneficios de la selección genética para mejorar la persistencia en la postura y la estabilidad en la calidad del huevo sólo pueden realizarse si se combinan con mejoras en la nutrición de la gallina y un monitoreo cuidadoso de los efectos de este proceso en la salud y el bienestar de las gallinas.

Para extender el ciclo de postura de parvadas comerciales, se requiere el mantenimiento a largo plazo de los tejidos y órganos involucrados en la producción de huevos.

Video motivacional de 500 huevos en 100 semanas

Nutrición que apoya la persistencia de la postura

El progreso genético y los ciclos de producción más largos tienen consecuencias para la nutrición. Los beneficios de la selección genética para mejorar la persistencia de la postura y la estabilidad en la calidad del huevo sólo pueden realizarse si se combinan con mejoras en la nutrición de la gallina. Hay tres áreas importantes que vienen a la mente cuando se trata de apoyar la persistencia de la postura por medios nutricionales:

1) Manejo cuidadoso del consumo de alimento/nutrientes alrededor del inicio y en el período temprano de postura

2) Mantener saludables los órganos que son importantes para la producción de huevos, p. hígado

3) Minimizar las reacciones de estrés comunes, como el estrés oxidativo, las respuestas inflamatorias y la reducción del consumo de alimento para mantener a las aves sanas y eficientes.

Apoyar a las aves para mantener un equilibrio positivo de nutrientes en las primeras 10 semanas de postura ayudará a proporcionar una reserva para la producción de huevos a la mitad o al final de la postura y una mejor calidad del cascarón.

Manejo de estresores nutricionales

El monitoreo de micotoxinas en los alimentos también juega un papel clave para la salud del hígado en las ponedoras, ya que las micotoxinas causan estrés oxidativo y daño al hígado. Las gallinas ponedoras son más sensibles a las micotoxinas que otras aves. Una vida más larga hace que las gallinas ponedoras sean candidatas ideales para la micotoxicosis crónica, causada por la exposición continua a bajos niveles de toxinas.
La mala salud de las aves y el estrés ambiental afectan la formación de huevos y la capacidad de la gallina para mantener la persistencia de postura. Esto puede agravarse por factores estresantes nutricionales en la dieta, como cambios en la dieta, digestibilidad reducida de nutrientes, endotoxinas, factores antinutricionales y micotoxinas.

Conceptos nutricionales diseñados para apoyar la agilidad intestinal, aumentar la capacidad del ave para adaptarse a los desafíos nutricionales y estar a la altura de su potencial de rendimiento, especialmente en situaciones de mayor estrés. En general, son una alternativa sostenible para ayudar a reducir el uso de antibióticos en las dietas de aves de corral, al tiempo que mantiene las aves robustas y eficientes para garantizar la coherencia en la relación costo-efectividad de las dietas con altos niveles de rendimiento.

La adición de un producto que incluye componentes fitogénicos con poder antioxidante y diseñado para la agilidad intestinal al período de postura tardía de una parvada comercial de ISA Brown, mejoró la persistencia en la postura en comparación con las aves con una dieta de control.

Recomendaciones de las compañías de cría

Alimentando gallinas ponedoras a las 100 semanas de edad – Lohmann

Cómo alimentar ponedoras para un ciclo de producción más largo y un alto rendimiento – Dekalb

Progreso en la genética en ponedoras para ciclos de producción más largos – una perspectiva genética – ISA

Agilidad intestinal para una nutrición avícola más rentable

El concepto de agilidad en el ave puede ayudar a desarrollar la eficiencia del intestino, que es muy sensible a los fadfores de estrés, como las micotoxinas.

La producción avicola es altamente competitive y los productores de pollos de engorde deben adaptarse continuamente para responder con mayor rapidez a los desafios e impulsar la producción y la rentabilidad. En este entorno, la agilidad operativa es clave para la rentabilidad y el éxito.

Hay nuevas soluciones nutricionales basadas en el concepto de agilidad que ayudan a controlar la constancia en la relación costo-eficacia de las dietas, diseñadas para contribuir a la agilidad operativa de los sistemas modernos de producción avícola.

Read more in the WATT Industria Avicola digital magazine July 2017 issue here. http://www.industriaavicola-digital.com/201707/#/22

Mantenga los cerdos ágiles para manejar la rentabilidad del alimento

Ser capaz de gestionar todos los riesgos que afectan la rentabilidad de las dietas es el santo grial de la nutrición. Pero, ¿dónde comenzar – controlando todos los riesgos en la dieta o permitiendo que el animal responda de manera efectiva a los riesgos potenciales? Combinando la inspiración del movimiento de la industria 4.0 con los conocimientos de la genética traza el camino a nuevos enfoques en la nutrición del cerdo.

La alimentación es un importante costo de producción y hay dos maneras de abordarla: Minimizar el costo de los alimentos o maximizar el retorno de la inversión. Este último es mucho más fácil decirlo que hacerlo y, a pesar de que la nutrición animal se vuelve cada vez más sofisticada, es probable que todavía esté lejos de maximizar el retorno de la inversión de los alimentos. Esto se debe a que todavía existen factores difíciles de controlar o desconocidos presentes en el alimento que pueden afectar el rendimiento.
También hay una falta de completa comprensión de cómo los cerdos responden y procesan las muchas influencias de la alimentación y cómo esto puede ser influenciado positivamente para maximizar los retornos. La alimentación para la agilidad intestinal es el comienzo de una nueva perspectiva sobre la nutrición del cerdo. Comienza con la forma en que podemos apoyar al animal a autorregular o auto-optimizar su respuesta a los desafíos nutricionales en favor de la eficiencia de rendimiento.

La Industria 4.0 inspira la nutrición de los cerdos

La Industria 4.0 es una iniciativa que comenzó en Alemania y está influyendo en nuevas iniciativas de tecnología de fabricación en otros países para una producción más inteligente y flexible. A menudo se afirma que es la cuarta revolución industrial y es impulsada principalmente por la digitalización, misma que está mejorando la capacidad de respuesta de fabricación, la calidad y la eficiencia. Ahora, las máquinas no sólo son controladas por operadores humanos – también hablan entre sí.
El término «Industria 4.0» se refiere a la combinación de varias innovaciones importantes en la tecnología digital. Estas tecnologías incluyen robótica avanzada e inteligencia artificial; sensores sofisticados; computación en la nube; la internet de las cosas; captura y análisis de datos; fabricación digital (incluida la impresión en 3D); teléfonos inteligentes y otros dispositivos móviles; plataformas que utilizan algoritmos para dirigir vehículos de motor (incluidas herramientas de navegación, aplicaciones de paseo compartido, servicios de entrega y paseo y vehículos autónomos); y la incorporación de todos estos elementos en una cadena de valor global interoperable, compartida por muchas empresas de muchos países.

Receptivo e interactivo

Uno de los principales resultados que se esperan de la Industria 4.0 es que la producción, las cadenas de suministro e incluso los productos se volverán mucho más receptivos e interactivos, lo que les permitirá adaptarse rápidamente a los cambios en el entorno y las demandas individuales de los clientes. Los productos también pueden rastrear su propio funcionamiento o cómo se utilizan y reaccionar en consecuencia. Por ejemplo, el equipo usado en un sitio de construcción ahora puede detectar una avería mecánica inminente y prevenirla. La próxima generación de este equipo será capaz de comparar la eficiencia de varias máquinas y sugerir un despliegue más eficiente.

La inspiración de esto para la nutrición del cerdo es pensar en cómo podemos manejar la nutrición de manera rentable, de modo que los cerdos pueden auto-optimizar sus respuestas para una mayor eficiencia en el rendimiento, incluso en el caso de factores de estrés nutricional en la dieta.
Hay evidencia científica que sugiere que para la selección genética, mejorar la capacidad de los cerdos para hacer frente a los factores de estrés, puede ser una mejor manera de mejorar el rendimiento de los cerdos que sólo seleccionar para un mayor potencial de crecimiento. Eso significa que el cerdo necesita ser capaz de adaptarse más rápido y de mejor forma a los cambios en la dieta y a los factores de estrés para un rendimiento eficiente en el crecimiento.

Otro término para describir la capacidad de ser capaz de adaptarse a los cambios de manera eficiente es la agilidad. Por lo tanto, en otras palabras, esta investigación está diciendo que los cerdos necesitan ser más ágiles para cumplir de forma consistente y eficiente en rendimiento. La selección genética seguramente va a desempeñar un papel importante para el avance en esta capacidad del cerdo.

Una nueva perspectiva

Idealmente, la respuesta a los factores de estrés nutricional debe consumir la menor energía posible o las reacciones al estrés deben ser mínimas para una mejor y más consistente eficiencia alimenticia. Este sería el caso si los animales fueran intrínsecamente más resistentes a los factores de estrés nutricional o fueran capaces de adaptarse a los factores de estrés nutricional con mayor eficiencia energética. Las estrategias nutricionales que apoyan la velocidad y la eficacia con las que el cerdo se adapta a los factores de estrés aportarán una ventaja competitiva más inmediata en la producción de cerdos, en comparación con la selección genética.

El intestino es particularmente sensible a los factores estresantes, por lo tanto, el énfasis está en el intestino cuando se mejora la respuesta adaptativa del cerdo. La agilidad del intestino es un nuevo término acuñado para describir la capacidad del cerdo de adaptarse a los factores estresantes nutricionales con una respuesta más rápida y energéticamente más eficiente de lo que normalmente sería.

Los conceptos nutricionales ágiles están diseñados para aumentar la agilidad intestinal y capacitar a los animales para adaptarse a una variedad de factores de estrés nutricional, incluyendo micotoxinas, haciéndolos más robustos y eficientes energéticamente. El animal se vuelve más robusto frente a los retos de la dieta, resultando en un mayor rendimiento y bienestar. Esto de nuevo contribuirá a la consistencia en la rentabilidad de las dietas bajo condiciones comerciales.

Preparado para estresores nutricionales

Los factores estresantes nutricionales, tales como las transiciones de alimentos, las especies de oxígeno reactivo y las endotoxinas en la alimentación, los nutrientes menos digeribles y los antinutrientes pueden causar reacciones de estrés como estrés oxidativo, reducción de la integridad intestinal, respuestas inflamatorias, cambios en la microflora intestinal y disminución del apetito en los cerdos. Esto no sólo reduce el rendimiento del crecimiento, sino también la eficiencia de la alimentación y, por tanto, la rentabilidad de las dietas. La eficiencia de la alimentación se reduce debido a la energía desperdiciada en las reacciones de estrés en lugar de ser utilizada para propósitos productivos. Por ejemplo, bajo estrés oxidativo e inflamación, el 30% de la caída del rendimiento se explica por el catabolismo y la conversión alimenticia necesarios para controlar la inflamación.

Los aumentos en la permeabilidad intestinal incrementan la posibilidad de translocación de bacterias y / o sus toxinas a través de la barrera intestinal más permeable. La endotoxemia resultante puede desencadenar el inicio y la progresión de la enfermedad. El aumento de la translocación de endotoxinas a través de la barrera intestinal también puede estimular a las células inmunes a secretar citoquinas pro-inflamatorias y prostaglandinas como PGE2, dando como resultado una inflamación de bajo grado, que de nuevo puede desperdiciar energía metabólica.

Los conceptos de nutrición ágil se basan en sustancias bioactivas derivadas de plantas que reducen el tipo de reacciones negativas al estrés, vistas en respuesta a los factores de estrés nutricional, para lograr respuestas más eficientes energéticamente en el cerdo.

Armado contra las micotoxinas

Es bien sabido que las micotoxinas en la dieta pueden tener un impacto negativo en el rendimiento de los cerdos. La Tabla 1 destaca los resultados de un estudio de metanálisis de 85 ensayos de cerdos que informaron sobre los efectos de diferentes tipos de micotoxinas en el rendimiento de los cerdos en cerdos de destete y de crecimiento-finalización. Por cada 1 ppm adicional (1 mg / kg) de aflatoxina en la dieta, hubo una reducción del 3,9% en el aumento de peso de los cerdos. Del mismo modo, hubo una reducción del 0,28% en el aumento de peso para cada ppm de desoxinivalenol (DON) y 0,17% para cada ppm de fumonisinas en las dietas. En general, la reducción en la tasa de crecimiento en animales desafiados se explicó por los efectos combinados de la reducción en el consumo de alimento y la reducción en la eficiencia de la deposición de proteínas. La mayor parte de la variación en el aumento de peso se explicó por la variación en el consumo de alimento.

Investigaciones recientes han demostrado que el DON reduce el consumo de alimento en ratones al aumentar significativamente la liberación del péptido intestinal CCK (colecistoquinina). CCK es un componente clave en el control del apetito. La unión de CCK a receptores específicos desencadena mensajes al cerebro y al intestino para promover la sensación de saciedad. Ciertas sustancias fitogénicas pueden actuar como un antagonista de la CCK y diluir el efecto negativo del DON sobre la ingesta de alimento. La alimentación de esos tipos de sustancias puede ayudar a reducir el impacto negativo del DON en la ingesta de alimento en los cerdos.

Combinaciones de micotoxinas

Un segundo estudio de metanálisis llevado a cabo en cerdos concentrándose en las diferencias en respuesta a una única micotoxina y a micotoxinas múltiples en el alimento reveló que la misma concentración de micotoxinas mostró un efecto negativo mucho más fuerte en el rendimiento de crecimiento de cerdos cuando está presente en combinación con otras micotoxinas que si se tratara de una sola contaminación.

También destacó que, independientemente del tipo de contaminación por micotoxinas (única o múltiple), la proporción de reducción en el rendimiento de crecimiento en respuesta a las micotoxinas debido al aumento de la energía de mantenimiento fue entre 6 y 7%, véase también la Figura 3.

La alteración directa en las funciones de algunos órganos, especialmente el hígado, y la partición de nutrientes para otras actividades además del crecimiento corporal, también aumentan la demanda de proteínas y energía por parte de los cerdos. Estas actividades incluyen reacciones de estrés similares a las observadas en respuesta a otros tipos de factores de estrés nutricional mencionados anteriormente en el texto.
Se deduce que los conceptos de nutrición ágil desarrollados para reducir las reacciones de estrés en los cerdos y para obtener respuestas más eficientes energéticamente a los factores estresantes nutricionales son por lo tanto también un medio eficaz para administrar la respuesta a un amplio espectro de micotoxinas para una nutrición rentable de los cerdos frente a los retos nutricionales.

Desarrollos futuros

En conclusión, la digitalización inspira nuevos pensamientos, transforma la forma en que hacemos las cosas, promueve la colaboración y sobre todo aumenta la eficiencia y sostenibilidad que podemos lograr en los sistemas de producción agrícola. Estos son momentos emocionantes, con la Industria 4.0 apenas comenzando a entrar en los sistemas de producción agrícola y que sin duda dará lugar a más innovaciones, nuevos conceptos y procesos también para la nutrición y la producción de cerdo en los próximos años.

Gestión de la rentabilidad de las dietas de cerdos con Anco FIT

La consistencia en la rentabilidad de las dietas de cerdo puede ser difícil de controlar, pero determina la rentabilidad. Nuevos enfoques en la nutrición del cerdo se centran en la gestión de la agilidad intestinal para obtener rendimientos más fiables.

Con hasta un 70% de los costos de producción procedentes del costo de los alimentos, la consistencia en el costo-eficacia de las dietas es clave para la rentabilidad. Para maximizar las oportunidades de ganancias, los productores deben ser diligentes en el desarrollo de estrategias de alimentación que resulten en mejores rendimientos de la alimentación y / o margen sobre los costos de alimentos y las instalaciones. Sin embargo, los factores de estrés nutricional en la dieta, tales como la reducida digestibilidad de nutrientes, endotoxinas, antinutrientes y micotoxinas, a menudo son un obstáculo para alcanzar la consistencia en el rendimiento en respuesta a las dietas. Dependiendo de la mayor presencia o ausencia de esos factores estresantes, la misma dieta puede diferir en costo-efectividad. Estos estresores a menudo no son fáciles de controlar por el nutricionista y son parte de la realidad a la que los animales se enfrentan en los sistemas de producción modernos.

Los factores de estrés nutricionales reducen la rentabilidad

Cuando se desafían con factores de estrés nutricional, las reacciones al estrés como el estrés oxidativo, la reducción de la integridad intestinal, la inflamación, el apetito reducido y los cambios en la microflora intestinal se activarán en el cerdo. Esto no sólo reduce el rendimiento del crecimiento, sino también la eficiencia alimenticia y, por tanto, la rentabilidad de las dietas. La eficiencia alimenticia se reduce debido a la energía desperdiciada en las reacciones al estrés en lugar de ser utilizada para propósitos productivos.

Por ejemplo, bajo estrés oxidativo e inflamación, el 30% de la caída del rendimiento se explica por el catabolismo y la conversión alimenticia necesarios para controlar la inflamación.

El estrés oxidativo se define como la excesiva presencia de especies reactivas a oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés) ante la capacidad antioxidante disponible de las células animales. El estrés oxidativo es un factor importante relacionado con el desarrollo de enfermedades inflamatorias.

Los aumentos en la permeabilidad intestinal aumentan la posibilidad de translocación de bacterias y / o sus toxinas a través de la barrera intestinal más permeable. La endotoxemia resultante puede desencadenar el inicio y la progresión de la enfermedad. El aumento de la translocación de endotoxinas a través de la barrera intestinal también puede estimular a las células inmunes a secretar citoquinas pro-inflamatorias y prostaglandinas como PGE2, dando como resultado una inflamación de bajo grado, que de nuevo puede desperdiciar energía metabólica.

Independientemente de la causa desencadenante, la respuesta innata inmune e inflamatoria se activa en el cerdo para lograr una mejor capacidad para hacer frente a factores de estrés infecciosos y no infecciosos. Al mismo tiempo, esta respuesta necesita ser controlada con precisión para evitar el daño tisular y el desperdicio de energía metabólica.

Se sabe que ciertas micotoxinas, como el DON (desoxinivalenol), causan el tipo de reacciones de estrés mencionadas anteriormente en los cerdos. DON también tiene un impacto significativo en la ingesta de alimento en los cerdos, lo que resulta en un rendimiento de crecimiento reducido. DON, es globalmente la micotoxina más prevalente en ingredientes para dietas animales y es difícil de controlar. Por lo tanto, también puede desempeñar un papel significativo en la rentabilidad de las dietas.

¿Qué pasa si los cerdos fueran más resistentes?

Lo ideal sería que la respuesta a factores de estrés nutricional consumiera tan poca energía como fuera posible o que las reacciones al estrés fueran mínimas para una mejor y más consistente eficiencia alimenticia. Este sería el caso si los animales fueran inherentemente más resistente a factores de estrés nutricional o fueran capaces de adaptarse a los factores de estrés nutricional energéticamente más eficientes.

Evidencia científica sugiere, que, en materia de selección genética, mejorar la capacidad de los cerdos para hacer frente a factores de estrés puede ser una mejor manera de mejorar el rendimiento de los cerdos que sólo seleccionando para un mayor potencial de crecimiento. Esto significa que el cerdo necesita ser capaz de adaptarse más rápido y de forma más adecuada a los cambios en la dieta y a los factores de estrés para obtener un rendimiento eficiente del crecimiento. La selección genética seguramente va a desempeñar un papel importante para el avance en esta capacidad del cerdo.
Las estrategias nutricionales que apoyan la velocidad y la eficacia con que el cerdo se adapta a los estresores proporcionan una ventaja competitiva más inmediata en la producción porcina. Más importante aún, la capacidad del animal para hacer frente a los factores de estrés también afectará el retorno de la inversión de las formulaciones de la dieta y la rentabilidad del productor.

Manejo de la agilidad intestinal para cerdos robustos

El intestino es particularmente sensible a los factores de estrés, de ahí que el énfasis está en el intestino cuando se quiere mejorar la respuesta adaptativa del cerdo. La agilidad intestinal es un nuevo término acuñado para describir la capacidad del cerdo para adaptarse a los factores de estrés nutricional con una respuesta más eficiente energéticamente y de forma más rápida de lo que lo haría normalmente. Los conceptos nutricionales ágiles están diseñados para aumentar la agilidad intestinal y capacitar a los animales para adaptarse a una variedad de factores de estrés nutricional, incluyendo micotoxinas, haciéndolos más robustos y eficientes energéticamente. Se basan en sustancias bioactivas derivadas de plantas que reducen las reacciones negativas al estrés, como el estrés oxidativo, la inflamación, la reducción de la integridad intestinal y la disminución de la ingesta de alimentos generalmente observada en respuesta a los factores de estrés.

El animal se vuelve más robusto frente a los retos de la dieta, resultando en un mayor rendimiento y bienestar. Esto de nuevo contribuirá a la consistencia en la rentabilidad de las dietas bajo condiciones comerciales.

Aplicación de Anco FIT

Anco FIT es un activador de la agilidad intestinal, diseñado para manejar la agilidad intestinal por medios dietéticos y se aplica como un aditivo al alimento completo. La aplicación de Anco FIT a las dietas de cerdos permite a los animales adaptarse a los factores de estrés nutricional de manera más eficiente y a la altura de su potencial de rendimiento. Para el nutricionista, proporciona un mayor control sobre la rentabilidad de las dietas.

Dietas para maternidad: Anco FIT se recomienda en dietas para maternidad para ayudar a los lechones a adaptarse a las transiciones de alimentación de forma más rápida y para apoyar su defensa contra los factores de estrés nutricional, incluyendo las micotoxinas. Los resultados esperados son la mejora de la ingesta de alimento y el crecimiento durante esta importante etapa de desarrollo del cerdo.

Dietas para crecimiento-finalización: En situaciones alojamiento por grupos, la ingesta de alimentos generalmente está limitada por factores físicos y de comportamiento y la energía disponible de las dietas determinará el rendimiento comercial, particularmente en la fase de finalización. Anco FIT se aplica a las dietas de cerdo de crecimiento-finalización para reducir el desperdicio de energía metabólica en las reacciones de estrés como el estrés oxidativo y la inflamación. El impulso a la agilidad intestinal también apoya la adsorción eficiente de los nutrientes en el intestino. Los resultados esperados son una mayor eficiencia alimenticia, especialmente frente a los factores de estrés nutricional.

Dietas para lactancia de cerdas: Las demandas de energía en cerdas modernas altamente prolíficas son increíblemente altas durante la lactancia. La utilización eficiente de la energía dietética por la cerda durante la lactancia no sólo afectará el rendimiento de la camada, sino también el posterior rendimiento reproductivo de la cerda. Anco FIT se aplica en las dietas de cerdas en lactancia para reducir el desperdicio de energía metabólica en las reacciones al estrés como el estrés oxidativo y la inflamación. El impulso a la agilidad intestinal también apoya la adsorción eficiente de nutrientes en el intestino. Los resultados esperados son un alto rendimiento en la lactancia y la consiguiente capacidad reproductora mejorada / más consistente por una eficiencia energética en las cerdas.

F Para obtener más información sobre Anco FIT, póngase en contacto con
Anco Animal Nutrition Competence GmbH

Teléfono: 0043 2742 90502
Correo electrónico: welcome@anco.net
www.anco.net