Estrés por calor en cerdos: intervenciones nutricionales que funcionan

El estrés por calor en los cerdos ejerce una presión económica sobre la producción de cerdos en muchos países del mundo y los cambios climáticos actuales han aumentado la prevalencia e intensidad del estrés calórico. Las intervenciones nutricionales que apoyan los mecanismos de resiliencia representan una estrategia práctica, adaptable y rentable para mitigar los efectos negativos del estrés por calor y mejorar la productividad animal.

Pérdidas económicas por estrés calórico en cerdos

En comparación con otros animales, los cerdos son más sensibles al estrés por calor debido a su alta producción metabólica de calor, la rápida deposición de grasa y la falta de glándulas sudoríparas. Las pérdidas económicas inducidas por estrés calórico son el resultado de un crecimiento reducido e inconsistente, un bajo rendimiento de las cerdas y una mayor mortalidad y morbilidad. Solo en los Estados Unidos, el estrés por calor le cuesta a los criadores de cerdos alrededor de US$ 50 a US$ 60 por cerdo cada año. Es probable que en el mundo las regiones más afectadas por el cambio climático vean un aumento en los efectos perjudiciales del estrés por calor en la producción y el bienestar de los animales en el futuro. Adicionalmente, la selección genética para aumentar el tamaño de la camada y fenotipos más magros conduce a un aumento de la sensibilidad térmica en los cerdos, debido a una mayor producción de calor basal.

Estrés por calor en cerdas

Las cerdas sufren estrés calórico en temperaturas ambientales superiores a 25°C. Se ha demostrado que el estrés por calor en las cerdas reduce el consumo de alimento, desde 655 g / día a más de 2 kg por día, con las consecuencias negativas posteriores para la reproducción, la producción de leche y el crecimiento de los lechones. Si la cerda se mantiene bajo condiciones de estrés calórico durante un período prolongado, existe el riesgo de que el animal se sobrecaliente, lo que puede provocar la muerte por hipertermia. En países con condiciones tropicales como Brasil, esto es muy común. Según los investigadores en Brasil, las cerdas lactantes de algunas líneas genéticas pueden tener hasta un 15% de mortalidad durante los veranos brasileños debido a las condiciones de estrés por calor. En las cerdas gestantes existe cierta evidencia de que el estrés calórico durante la gestación puede tener efectos negativos intrauterinos sobre las capacidades termorreguladoras de la descendencia.

Estrés por calor en cerdos de engorde

La investigación ha demostrado que solo se necesitan de 2 a 6 horas de estrés calórico (a 37°C y 40% de humedad) para comprometer el consumo de alimento y la integridad intestinal en cerdos en crecimiento. Los estudios en cerdos en finalización también han demostrado estrés oxidativo en el hígado en respuesta al estrés por calor crónico a 30°C. La caída en el consumo de alimento en respuesta al estrés calórico aumenta a medida que incrementa el peso corporal de los cerdos. Se ha informado que los cerdos de 60-100 kg criados en Brasil durante los meses de verano tienen una reducción en las tasas de crecimiento de alrededor del 15% en comparación con los cerdos criados durante el invierno.

Intervenciones de manejo para el estrés por calor en cerdos

Los enfoques de gestión flexibles y asequibles para disminuir inmediatamente la susceptibilidad al estrés por calor sin influir negativamente en los rasgos de producción tradicionales son de gran valor para la producción porcina. Sin embargo, el costo de implementación con una tecnología de enfriamiento óptima es muy costoso y a menudo demasiado costoso para los productores más pequeños.

La suplementación y las modificaciones dietéticas son tácticas menos costosas y fácilmente ajustables y son adecuadas para todos los sistemas de producción.

Nutrición

• Considere el efecto térmico del alimento y reduzca las fibras y las proteínas crudas, que generan mucho calor.
• Aumente el contenido de grasa de la dieta.
• Alimente a los cerdos durante las horas más frescas del día.
• Proporcione a los cerdos acceso ilimitado a agua potable limpia y fresca.
• Adapte los niveles de vitaminas, minerales y aminoácidos en la alimentación a los requerimientos del cerdo bajo estrés por calor.

Apoyar los mecanismos de resiliencia por medios nutricionales.

La investigación que busca aumenta la comprensión de los mecanismos moleculares involucrados en la inflamación inducida por el estrés calórico y la interrupción de la barrera intestinal allana el camino a las estrategias nutricionales para preservar el rendimiento fisiológico del intestino. Muchas de las consecuencias negativas que el estrés calórico tiene sobre la salud y la productividad de los cerdos están mediadas por la integridad reducida de la barrera intestinal, seguida de respuestas inflamatorias.

A nivel celular, la hipertermia conduce a la interrupción de la integridad del epitelio intestinal, al afectar las uniones estrechas. El daño a las uniones estrechas facilita la transferencia de toxinas y patógenos desde el intestino a través de la barrera epitelial, lo que contribuye a una exageración de las respuestas inflamatorias, lo que puede empeorar aún más el daño intestinal. La hipertermia provoca la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés). Sin embargo, también puede afectar directamente el sistema de defensa antioxidante del animal, lo que eventualmente conduce a estrés oxidativo y daño intracelular. Los estudios en cerdos en crecimiento han demostrado una relación inversa entre el estado oxidativo y el rendimiento del crecimiento, por lo que los cerdos con un estado de estrés oxidativo más alto tuvieron un rendimiento inferior.

Se considera que las soluciones nutricionales que tienen la capacidad de preservar la homeostasis celular al mejorar los sistemas de defensa celular, reduciendo así el estrés oxidativo y la inflamación, así como al mantener la integridad intestinal, pueden ayudar a proteger a los animales contra los efectos adversos del estrés por calor.

Los activadores de agilidad intestinal son suplementos alimenticios que fueron formulados específicamente para mejorar la reciliencia de los animales, al apoyar los sistemas de defensa celular y permitir respuestas más eficientes a los estresores, incluido el estrés por calor, mitigando así el impacto en el rendimiento.

Prueba en cerdas con Anco FIT durante los meses de verano

Un ensayo reciente en cerdas en lactancia llevado a cabo en los meses de verano en Argentina, mostró un aumento en el consumo de alimento (21%) y un mejor rendimiento de lactancia en cerdas alimentadas con el activador de agilidad intestinal Anco FIT en comparación con las cerdas recibiendo una dieta de control.

Publicaciones relevantes

No permita que el estrés por calor del verano estropee el apetito de las aves de corral
Lactancia en la cerda durante el estrés por calor.
Más allá del estrés por calor: interrupción de la integridad intestinal y estrategias de intervención basadas en mecanismos

No permita que el estrés por calor del verano estropee el apetito de las aves

El verano está a la vuelta de la esquina y es hora de preparar estrategias para manejar el impacto del estrés por calor del verano en la eficiencia de la producción avícola.

Efecto del estrés por calor en el consumo de alimento en aves de corral

Las aves modernas son particularmente sensibles a los desafíos ambientales asociados con la temperatura, debido a su actividad metabólica. La disminución del consumo de alimento en respuesta al estrés por calor es el punto de partida para la disminución de la ganancia de peso corporal, la eficiencia alimenticia, la producción y la calidad del huevo.

La investigación ha demostrado que un período de estrés por calor de 12 días en gallinas ponedoras disminuye el consumo de alimento en 29 g / ave, lo que resulta en una disminución del 28.8% en la producción de huevos. Otros informaron que por cada aumento de 1° C en la temperatura entre 21° C y 30° C, el apetito disminuye en un 1.5%, y por cada aumento de 1° C en la temperatura entre 32° C y 38° C, la reducción es de aproximadamente 4.6% en gallinas ponedoras. Los estudios en pollos de engorde han demostrado que las aves criadas a temperaturas entre (35 y 38° C) tuvieron un consumo de alimento y tasas de crecimiento significativamente más bajos en comparación con las aves criadas en temperaturas óptimas.

Mecanismos subyacentes

Existe un acuerdo general de que las hormonas peptídicas intestinales como la colecistoquinina (CCK, por sus siglas en inglés) y la grelina tienen un papel que desempeñar en la regulación del apetito en el pollo. Sin embargo, el papel de estos péptidos intestinales en la regulación del apetito aún no se comprende completamente para las aves de corral y existe cierta controversia sobre cómo sus roles fisiológicos pueden diferir entre las aves y otros vertebrados.

Hay poca información disponible sobre los mecanismos subyacentes para una reducción en el consumo de alimento en respuesta al estrés por calor en las aves de corral. Un estudio que investiga el efecto de la exposición al calor en la expresión génica de varios péptidos reguladores del apetito en gallinas ponedoras informó una regulación positiva del ARNm de grelina en el hipotálamo, así como en el estómago y el yeyuno glandulares. Lo que sugiere que una de las vías para el impacto negativo en el consumo de alimento de temperatura ambiente alta en gallinas ponedoras podría estar mediada por sus efectos sobre las señales de grelina hipotalámica y gastrointestinal.

Apoyar el consumo de alimento bajo condiciones de estrés por calor

Los nuevos conceptos nutricionales, como los activadores de agilidad intestinal, están diseñados para apoyar la capacidad de adaptación y, por lo tanto, la capacidad de recuperación del ave por medios nutricionales. Ayudan al ave a adaptarse a los factores estresantes al minimizar las reacciones de estrés, incluido el reducido consumo de alimento. Se ha demostrado que el activador de agilidad intestinal Anco FIT Poultry mantiene un mayor consumo de alimento en pollos de engorde y ponedoras en comparación con los animales de control en condiciones comerciales bajo estrés por calor estival. Esto se asoció con mayores ganancias de peso y pesos finales.

Artículos relevante

#Heatawarenessday (#Díadeconcienciaciónsobreelcalor) – ¿Están preparadas tus aves?

Período de postura temprano – para un buen comienzo en gallinas ponedoras

El período de postura temprano juega un papel importante en cómo se desempeñará una parvada y durante cuánto tiempo las gallinas ponedoras pueden mantenerse en producción. Por lo tanto, lograr que las gallinas tengan un buen comienzo en la postura es clave para las estrategias de alimentación destinadas a extender los ciclos de la misma. La alimentación para la capacidad de adaptación puede ser un gran facilitador para dar a sus gallinas ponedoras una ventaja en la fase previa al pico.

500 huevos en un ciclo de postura están a su alcance

Prolongar el ciclo de postura equilibra los costos de producción de huevos (por ejemplo, el precio de las pollitas y el alimento) por las ganancias de un período productivo más largo. Además de eso, reduce la frecuencia requerida para reemplazar gallinas y limpiar las casetas. Como resultado de eso, los productores ahora tienen el objetivo de extender el período de postura más allá de las 72 semanas de edad. Pero no es solo para mejorar la economía de la producción, también tiene sentido en términos de reducir el impacto ambiental de la producción de huevos para una producción de huevos más sostenible. Algunas compañías de cría ya están informando de parvadas con ciclos de producción de huevos de 100 semanas produciendo más de 500 huevos. Schothorst Feed Research informó que una parvada de gallinas Dekalb White produjo 510 huevos por gallina en 100 semanas en octubre del año pasado. Si bien la mejora de la genética facilita objetivos tan ambiciosos, no hace falta decir que el manejo adecuado y la nutrición también juegan un papel de apoyo importante en esto.

Importancia de los desafíos previos para periodos pico de postura prolongados

El período previo al pico del ciclo de postura dura desde el momento en que las gallinas llegan a la caseta de producción (15-18 semanas de edad) hasta la edad en que las gallinas ponedoras alcanzan la producción máxima de huevos (24-26 semanas de edad). Este es un período muy desafiante para las gallinas, porque todavía están creciendo mientras comienzan a producir huevos. Además de eso, las gallinas están pasando por muchos otros cambios a medida que pasan de la cría de pollitas a la producción. Esto significa que tienen que adaptarse a nuevos entornos, dietas, iluminación diferente, así como tener que pasar por las tensiones del transporte. Esto puede resultar en un balance negativo de nutrientes, lo que puede afectar el rendimiento, pero también puede tener efectos a largo plazo para la salud y la persistencia de postura si afecta negativamente el metabolismo óseo y hepático. Por ejemplo, la movilización de calcio para la formación de cascarón de huevo a partir del hueso puede conducir a una reducción en la masa esquelética de la gallina y reducirá la calidad de cascarón en la postura tardía. El aumento de la producción de radicales libres en el hígado puede eventualmente conducir a un hígado graso como resultado del estrés oxidativo prolongado, lo que nuevamente puede perjudicar la producción de huevos y la persistencia de postura. Los objetivos no alcanzados en la fase de cría, como el peso corporal objetivo y una alta uniformidad o los factores estresantes, como las altas temperaturas y las micotoxinas, pueden amplificar los posibles problemas.

Alimentación para la capacidad de adaptación de las gallinas en el período de postura temprana

Para que las gallinas ponedoras tengan un buen comienzo del período de postura y para corregir los efectos de la cría subóptima, se debe maximizar el consumo de nutrientes para evitar la movilización de las reservas de nutrientes del cuerpo al comienzo del período de postura. Esto también significa que cualquier impacto que los factores de estrés ambiental o nutricional puedan tener en el consumo de alimento debe minimizarse. Las reacciones de estrés como el estrés oxidativo, la integridad intestinal reducida y las respuestas inflamatorias pueden contribuir a impactar negativamente la resiliencia de la gallina ponedora y, por lo tanto, pueden disminuir aún más las posibilidades de que los productores extiendan con éxito el período de postura. Por ejemplo, la alta integridad intestinal en el duodeno es crucial para mantener la calidad del cascarón del huevo en ciclos de postura más largos, ya que es el sitio principal para la absorción de Ca y P. El estrés oxidativo afectará el funcionamiento del hígado y, por lo tanto, la capacidad de mantener una alta tasa de postura de huevos y la calidad del huevo a lo largo del tiempo. También puede conducir a respuestas inflamatorias que pueden afectar la eficiencia energética de la gallina ponedora.

El concepto de agilidad intestinal en Anco FIT Poultry se desarrolló específicamente para aumentar la capacidad del ave para adaptarse a los desafíos de manera más eficiente y para reducir las reacciones de estrés que de otra manera reducirían el rendimiento y el potencial de las gallinas para sostener ciclos de postura más largos.

Regístrese en nuestro boletín y descubra más sobre experiencias con Anco FIT Poultry en dietas de gallinas ponedoras en futuros artículos.

Quédese en casa y gestione la salud de los cerdos de forma remota

Quedarse en casa para trabajar es la nueva norma en muchos países en este momento. Pero, ¿cómo puede controlar la salud de los cerdos y cuidarlos cuando tiene que quedarse en casa? La buena noticia es que hay una solución disponible que permite a los productores de carne de cerdo y a los veterinarios especialistas en cerdos a reconocer y responder a los problemas de salud de los cerdos de forma remota y en tiempo real.

Sintonice el segundo episodio del Podcast “Keep Agile, Keep Farming” (“Manténgase ágil, manténgase produciendo”) y escuche el chat con el fundador y CEO de la compañía que desarrolló esta solución. Una capacidad importante para que los productores de cerdos se mantengan ágiles es poder identificar y responder a los problemas de salud rápidamente para salvar ganancias y la vida de los cerdos. Chris Bomgaars, quien creció en la cría de cerdos en Iowa, ahora es el CEO de EveryPig, que desarrolló una plataforma para productores de cerdos y veterinarios, que les permite compartir información en tiempo real y trabajar juntos como un equipo incluso de forma remota.

«La cría de cerdos en Iowa me inspiró a encontrar soluciones para reconocer y responder a los problemas de salud de los cerdos más rápido» – Chris Bomgaars

Con la ayuda de la aplicación, los productores de cerdos pueden digitalizar los registros de cerdos de forma diaria en sus teléfonos inteligentes y subirlos a la plataforma de telesalud de EveryPig en cuestión de segundos, donde otros miembros de su equipo de producción de cerdos tienen acceso inmediato a los datos y también pueden comentar las acciones a tomar. Además de eso, permite compartir imágenes que los veterinarios pueden usar para diagnosticar problemas de salud sin tener que poner un pie en la granja.

En tiempos del virus de la peste porcina africana y una pandemia del Coronavirus, esta es una herramienta muy bienvenida en la industria porcina, porque hay una cosa que estas dos amenazas para la salud tienen en común: la contención es una medida clave para prevenir la propagación de los virus. Además, prevenir la propagación de los virus es crucial porque no existe una vacuna o tratamiento disponible para ninguno de ellos hasta la fecha.
El control y la erradicación de la peste porcina africana en la producción porcina todavía se basa en la detección rápida en el campo, seguida de la aplicación de estrictas medidas sanitarias. También requiere la contención de cerdos para no permitir el contacto con cerdos de otras granjas y ningún contacto entre el personal de la granja y los cerdos externos.

Actualmente, para el Coronavirus Covid19 se aplican medidas muy similares en humanos en todo el mundo, lo que hace que quedarse en casa, aislarse y trabajar desde casa sea la nueva norma.

Como resultado, ahora existe una creciente necesidad tanto en la producción porcina como en la atención de la salud humana para la telemedicina. En otras palabras, debemos ser capaces de cuidar a los cerdos y a los humanos de forma remota para ayudar a reducir la propagación de los virus. La plataforma EveryPig está habilitando la telesalud para los cerdos, donde los veterinarios especialista en cerdos pueden identificar y responder a los problemas de salud de los cerdos de forma remota.

Imagine ayudar a salvar vidas de cerdos y humanos desde su oficina en casa y trabajar de manera más eficiente como un equipo. Todo es posible ahora. Quédese en casa, manténgase seguro y, sobre todo, manténgase conectado para matar dos virus de un tiro.

Enlaces relevantes

Mire el video del trailer del episodio 2 de”Keep Agile, Keep Farming” aquí.
Medidas relevantes para prevenir la propagación de la peste porcina africana en el sector porcino doméstico de la Unión Europea

Preparando el intestino de las aves para lidiar con los estresores

La investigación arroja luz sobre cómo las intervenciones nutricionales pueden modular la expresión genética de una vía clave en el intestino de las aves de corral para aumentar la capacidad del ave para hacer frente a los estresores.

Las disminuciones relacionadas con el estrés en el rendimiento productivo y reproductivo de las aves de corral causan pérdidas económicas sustanciales. En las aves de corral, el intestino es altamente sensible a los estresores del alimento y el medio ambiente. En condiciones comerciales, las aves están expuestas a una variedad de factores estresantes nutricionales y ambientales. Esto conducirá a reacciones de estrés como el estrés oxidativo, las respuestas inflamatorias y la reducida integridad intestinal a nivel celular e intestinal, lo que aumentará los requisitos de energía de mantenimiento.

Además de eso, los factores estresantes pueden afectar negativamente el consumo de alimento, de modo que el rendimiento y la eficiencia en las aves pueden disminuir significativamente. En las gallinas ponedoras, el estrés oxidativo también puede acelerar el proceso de envejecimiento de los ovarios y afectar la función hepática, lo que puede afectar la persistencia de postura y la calidad del óvulo en las últimas etapas del ciclo de postura.

Los métodos desarrollados para mejorar la medición de los mecanismos subyacentes a través de marcadores moleculares pueden conducir a una mejor comprensión de cómo se pueden manipular las reacciones para reducir el impacto en el rendimiento de las aves.

Mejorando la capacidad de adaptación de las aves

Al mejorar la capacidad de adaptación de los animales a los estresores, es posible disminuir sustancialmente las consecuencias negativas de varios estreses en la producción avícola. Los investigadores consideran que los cambios en la expresión genética son de gran importancia para la adaptación a los factores estresantes y, por lo tanto, son clave para el desarrollo de técnicas para controlar las reacciones al estrés en los animales. Ciertas vías moleculares responsables de la transcripción de genes para enzimas involucradas en la protección contra los efectos de los estresores a nivel celular juegan un papel vital en la capacidad de adaptación de las aves. Una mejor comprensión de estas vías y el desarrollo de formas de rastrear y medir los cambios en sus indicadores clave está allanando el camino para apoyarlos por medios nutricionales para una mayor resiliencia en las aves. Ciertos componentes bioactivos derivados de plantas son candidatos prometedores para soluciones nutricionales, porque también desempeñan papeles clave en vías similares en las plantas para mejorar la capacidad de éstas para hacer frente a los factores estresantes que amenazan su supervivencia.

Mecanismos subyacentes a la capacidad adaptativa

El estrés oxidativo es una de las reacciones de estrés más comunes a nivel celular en el animal. Se caracteriza por un exceso de producción de radicales libres (ROS), que excede la capacidad del sistema de defensa antioxidante del ave para neutralizarlos.

En los últimos años se ha prestado gran atención al factor de transcripción Nrf2 y los datos científicos indican que la activación de Nrf2 es uno de los mecanismos más importantes para prevenir / disminuir los cambios perjudiciales relacionados con el estrés. El Nrf2 es un factor de transcripción que responde al estrés oxidativo al unirse al elemento de respuesta antioxidante (ARE, por sus siglas en inglés), que inicia la transcripción de enzimas antioxidantes.

Estas enzimas contribuyen a la mejora del sistema de defensa antioxidante de las aves y reducen el estrés oxidativo a nivel celular. También se sabe que bloquean las Nf-kB, lo que resulta en protección contra la inflamación. Sin embargo, cuando el estrés es demasiado alto, lo que lleva a una concentración de radicales libres más alta que el umbral para las células, otros factores de transcripción que incluyen las NF-kB se vuelven predominantes, lo que aumenta la inflamación. La investigación sugiere que el umbral podría incrementarse por medios nutricionales haciendo que la vía sea más robusta bajo estrés y reduciendo el estrés oxidativo y las respuestas inflamatorias.

Reciente evaluación de la intervención nutricional

La investigación en pollos de engorde realizada por la Universidad Agrícola de Athens, evaluó un activador de agilidad intestinal como una nueva intervención nutricional para mejorar la capacidad de adaptación de las aves para una mayor resiliencia a los estresores. Contiene una combinación de sustancias bioactivas derivadas de hierbas y especias diseñadas para reducir el impacto negativo de los estresores en el rendimiento de las aves.

En este ensayo, se analizaron muestras de tejido de diferentes segmentos del intestino del ave para estudiar la expresión relativa de genes relacionados con las enzimas antioxidantes y la inflamación. Se descubrió que agregar el activador de agilidad intestinal a la dieta reguló hacia arriba la expresión de genes de enzimas antioxidantes que pertenecen a la vía NrF2 / ARE y reguló hacia abajo la expresión de NF-kB1. Un análisis adicional llevado a cabo en el mismo estudio demostró que esto coincidió con el aumento de los niveles de capacidad antioxidante total en el intestino. Sin embargo, el efecto positivo del activador de agilidad intestinal dependía del nivel de inclusión y el segmento del intestino.

Implicaciones comerciales

Nuevos y potentes métodos analíticos están catalizando el progreso en nuestra comprensión de la mecánica de acción de ciertos aditivos para alimentos. Los hallazgos actuales de la investigación sugieren que es posible aumentar la capacidad del ave para adaptarse eficientemente a los estresores, al agregar un activador de agilidad intestinal al alimento. En combinación con los datos de rendimiento de ensayos comerciales en presencia de estresores (como calor, alto nivel de producción y micotoxinas), existe evidencia de que el activador de agilidad intestinal ofrece una solución para ayudar a reducir el impacto de los estresores en el rendimiento bajo condiciones comerciales.

Productores que buscan un rendimiento más consistente en respuesta a sus programas de alimentación o para mantener ciclos de producción más largos, por ejemplo, en la gallina ponedora, por medios naturales, podría beneficiarse económicamente de esto. Sin embargo, esta investigación junto con investigaciones anteriores también demuestra la importancia de probar y optimizar los niveles de inclusión de sustancias activas derivadas de hierbas y especias, para que sean parte de soluciones comercialmente viables en dietas rentables.
por Gwendolyn Jones, publicado en Poultry World, 2019

Artículos relacionados sobre el intestino de las aves

Resumen científico presentado en el simposio de la salud intestinal 2019
Webinario: Salud y Nutrición Avícola

Alimentación de cerdas y lechones para la resiliencia de los lechones al estrés por destete

La forma en que los lechones hacen frente al estrés por destete tiene un impacto significativo en su desempeño posterior. Un ensayo comercial de cerdas supervisado por la Universidad de Sao Paulo en Brasil evaluó el rendimiento antes y después del destete de los lechones en respuesta a un programa de alimentación que involucra el activador de agilidad intestinal Anco FIT.

Estresores al destete

Durante el proceso de destete, el lechón está sujeto a diferentes factores estresantes: separación brusca de la cerda, estrés por transporte y manipulación, cambio en la dieta, estrés por la jerarquización social, mezcla con lechones de otras camadas, cambio en el ambiente, mayor exposición a patógenos y antígenos dietéticos o ambientales.

Lo que importa es cómo se adapta el lechón al estrés por destete

El lechón debe adaptarse rápidamente a los factores estresantes mencionados anteriormente para ser productivo, saludable y eficiente. A nivel celular e intestinal, los factores estresantes al destete causarán reacciones de estrés, como el estrés oxidativo, la reducida integridad intestinal, el reducido consumo de alimento y las respuestas inflamatorias. El alcance de estas reacciones determinará el impacto del estrés por destete en la salud y el desempeño posteriores del lechón. Esto significa que el manejo del lechón para reducir las reacciones de estrés conducirá a un cerdo más resistente, es decir, con menores fluctuaciones en el rendimiento y una mejor salud.

Solución nutricional para una mayor resiliencia

Un activador de agilidad intestinal es una solución de alimentación diseñada para ayudar al animal a adaptarse a los estresores de manera más eficiente por medios nutricionales. Parte de su fórmula es una combinación de compuestos bioactivos derivados de hierbas y especias que se sabe reducen las reacciones de estrés comunes, como el estrés antioxidativo y la reducida integridad intestinal.

Se espera que la alimentación del activador de agilidad intestinal a las cerdas altamente prolíficas durante la lactancia mejore la energía disponible para la producción de leche debido a la reducción del alcance de las reacciones de estrés en las cerdas. Como resultado, el crecimiento del lechón antes del destete es mejor, lo que a su vez ayuda a los lechones a ser más fuertes al destete.

En la dieta para lechones posterior al destete, se espera que el activador de agilidad intestinal ayude a reducir las reacciones de estrés en respuesta a los estresores por destete a nivel celular e intestinal. Esto debería aumentar la energía disponible para el crecimiento, ya que las reacciones al estrés normalmente aumentarían la energía de mantenimiento y harían a los lechones más susceptibles a enfermedad.

Evaluación de un activador de agilidad intestinal en una granja de cerdas en Brasil

El Departamento de Ciencias Animales de la Universidad de Sao Paulo evaluó el activador de agilidad intestinal Anco FIT en un programa de alimentación diseñado para mejorar la adaptación al destete en lechones en una granja comercial.

Diseño experimental
100 cerdas (PICXCamborough) se dividieron en dos grupos 14 días antes del parto. Un grupo recibió una dieta control a base de maíz y soja y el otro grupo recibió la misma dieta control que además incluía 1 kg / t de Anco FIT hasta el final de la lactancia. El tamaño promedio de la camada por cerda después del parto fue de 14 lechones. Los lechones se pesaron al nacer y al destete (26,5 días). Los lechones se quedaron dentro de los grupos después del destete. Los lechones de cerdas alimentadas con Anco FIT recibieron Anco FIT en sus dietas después del destete. Ambos grupos de lechones se pesaron el día 22 y el día 33 después del destete.

Resultados
Los lechones de cerdas alimentadas con Anco FIT en sus dietas tendieron a tener pesos más altos al destete a pesar de ser en promedio 1 día más jóvenes al destete que los lechones de cerdas del grupo control. En la fase posterior al destete, los lechones Anco FIT crecieron significativamente más rápido que los cerdos de grupo control y tuvieron pesos significativamente más altos al día 22 y al día 33 después del destete (+ 9.2% y + 9.3% respectivamente). Esto se debió principalmente a una relación de conversión alimenticia (FCR, por sus siglas en inglés) significativamente mayor en los lechones Anco FIT después del destete.

Conclusión
Una estrategia de alimentación que comprende la aplicación del activador de agilidad intestinal Anco FIT a las dietas de cerdas en lactancia, seguido de la adición de Anco FIT a las dietas de los lechones después del destete, mejoró el rendimiento general de los lechones desde el nacimiento hasta el día 33 después del destete, en comparación con el régimen de alimentación del grupo control en una granja de cerdas comercial. La mejorada conversión alimenticia que se observa en los lechones Anco FIT en el período posterior al destete podría explicarse por la adición de Anco FIT, que ayuda a reducir las reacciones de estrés a nivel celular e intestinal y, por lo tanto, ahorra energía para el crecimiento.

Artículos relacionados

Anco FIT: Gestión de la rentabilidad de las dietas porcinas

El estrés biológico de los lechones de destete temprano. Journal of Animal Science, 2013 

Impacto de la micotoxina DON en gallinas ponedoras

Los estudios han demostrado un impacto negativo de Deoxinivalenol, DON en gallinas ponedoras, sin embargo, los resultados varían considerablemente entre los estudios. Muchos artículos científicos afirman que los pollos son menos sensibles a las micotoxinas en comparación con otras especies.

Entonces, ¿deberían los productores de huevos preocuparse por el DON en el alimento? La respuesta es, depende. Estos son algunos de los factores que deben considerarse para evaluar el riesgo de DON en el alimento para el desempeño de las gallinas ponedoras y la seguridad de los huevos.

Factores que determinan el impacto del DON en gallinas ponedoras

Los efectos del DON sobre el rendimiento en gallinas ponedoras varían considerablemente entre los estudios. Mientras que algunos estudios informan muy poco impacto, otros estudios mostraron un impacto significativo del DON en la tasa de postura / producción de huevos, la calidad de la cáscara del huevo y el aumento de peso en las gallinas ponedoras.

Hay algunos factores que pueden explicar la variación observada en los resultados entre los estudios que examinan el efecto del DON en las gallinas ponedoras. Dependiendo del nivel de presencia de estos factores en los estudios, el efecto de DON en el rendimiento de la gallina ponedora puede ser significativo.

• Nivel de DON en el alimento y co-contaminación con otras micotoxinas.
• Forma natural versus purificada de DON
• Duración de la exposición al DON en el alimento.
• Etapa de producción de huevo.
• Raza de la gallina ponedora

Las diferencias en los efectos tóxicos pueden deberse a que algunos estudios utilizaron granos contaminados artificialmente o una sola fuente de granos contaminados. Las dietas contaminadas artificialmente con DON purificado son menos tóxicas que las dietas naturalmente contaminadas. Esto se debe principalmente a que el uso de una mezcla de granos contaminados naturalmente aumenta el potencial de otras micotoxinas. La presencia de múltiples micotoxinas puede aumentar el efecto de DON presente como resultado de las sinergias toxicológicas derivadas de las interacciones con las otras micotoxinas. La producción de huevos se vio afectada negativamente en gallinas alimentadas con una dieta que contenía sorgo contaminado con Zearalenona (ZON) a un nivel de 1.1 mg / kg y DON a un nivel de 0.3 mg / kg. Se pensó que el efecto en este estudio se debía al efecto sinérgico de DON y ZON.

Los períodos más largos de exposición al DON en la dieta, generalmente, mostraron un mayor impacto en el rendimiento de las gallinas ponedoras en comparación con los estudios en los que las gallinas solo estuvieron expuestas al DON durante unas pocas semanas. Otro estudio que comparó el efecto de DON en gallinas ponedoras entre las etapas de producción mostró que DON tuvo más efecto en los meses 7-12, que en los primeros 6 meses de producción.

Lo que también es interesante notar es que no todas las razas de gallinas ponedoras responden igual a DON. Por ejemplo, un estudio que compara las gallinas ponedoras Lohmann Brown con las gallinas ponedoras LSL Lohmann demostró que las gallinas ponedoras Lohmann Brown son más sensibles al DON.

Mecanismos subyacentes para respuestas negativas

Los pollos son menos sensibles en comparación con otras especies. Esto puede atribuirse a diferencias en la absorción, distribución, metabolismo y eliminación de DON. Sin embargo, todavía hay estudios que han demostrado efectos negativos en el rendimiento de las gallinas ponedoras. Esto se ha atribuido en cierta medida a una reducción en el consumo de alimento asociado con DON en las dietas. Otros estudios han indicado que el DON influye en la morfología intestinal de los pollos y la absorción de nutrientes (glucosa y aminoácidos), lo que puede reducir la eficiencia nutricional de las gallinas ponedoras. Por ejemplo, se demostró que el DON puede alterar la estructura de la mucosa duodenal y yeyunal en forma de vellosidades más cortas y delgadas.

Susceptibilidad a enfermedad en respuesta al DON en el alimento

Se ha demostrado que el DON perjudica las funciones inmunológicas en los pollos. El impacto del DON en el sistema inmune varía desde la inmunosupresión hasta la inmuno-estimulación, de acuerdo con su concentración, duración y tiempo de exposición.

Un importante efecto inmuno-tóxico del DON en las dietas para gallinas ponedoras es la reducción del número de glóbulos blancos y linfocitos totales. Además de eso, las bajas dosis de DON aumentan la expresión de genes relacionados con la inflamación y las citocinas proinflamatorias.

Se ha demostrado que el DON suprime la respuesta de anticuerpos a la vacuna contra la bronquitis infecciosa (IBV, por sus siglas en inglés) y al virus de la enfermedad de Newcastle (NDV, por sus siglas en inglés) en gallinas ponedoras (3.5 a 14 mg de DON / kg de alimento), respectivamente.

La desregulación del sistema inmune junto con el impacto negativo del DON en la función intestinal puede conducir al aumento de la susceptibilidad de las aves de corral a enfermedades infecciosas.

¿El DON en el alimento presenta riesgos para la seguridad del huevo y la salud humana?

DON puede causar problemas de salud como náuseas, malestar gastrointestinal y diarrea en humanos. Por lo tanto, es importante asegurarse de que no se transmita de la alimentación de las aves a los huevos a una tasa que pueda causar riesgos para la salud humana.

Un estudio de 2018 de China, que analizó los niveles de micotoxinas en los huevos en tres áreas diferentes en China (Jiangsu, Zhejiang y Shanghai), informó que el DON, 15-AcDON y Zearelona son las micotoxinas observadas con mayor frecuencia en los huevos. Los niveles más altos de contaminación se observaron en Shanghai con hasta un 50% de resultados positivos. La posterior evaluación de riesgos para humanos concluyó que el riesgo de causar problemas a los humanos en las tres áreas era bajo en función de los niveles de micotoxinas que se encontraban en los huevos y el consumo normal de huevos. La ingesta de DON a través de los huevos todavía estaba por debajo de la ingesta diaria máxima tolerable provisional. Sin embargo, el estudio destacó la necesidad de monitorear el DON en el alimento para los animales y restringir los niveles permitidos de DON en los mismos.

Los estudios científicos que observaron el efecto de arrastre de DON desde el alimento de las gallinas ponedoras hacia los huevos concluyeron que el efecto de arrastre de DON es muy bajo. De modo que siempre que el nivel de DON del alimento para las aves no exceda los estándares actuales (5 ppm), ciertamente no existe ningún riesgo para la salud humana.

Un estudio muy reciente realizado en el 2019 demostró que el DON ocurre principalmente como su metabolito no tóxico DON-3Ss en huevos de gallinas ponedoras alimentadas con alimento contaminado con DON.

Estrés por calor: ¿están preparadas sus aves?

El estrés por calor es uno de los factores ambientales más importantes que afectan el rendimiento del pollo. Uno de los principales efectos es la reducción en el consumo de alimento, con caídas subsecuentes en la tasa de crecimiento, en la calidad y la producción de huevos. Los pollos de engorde sometidos a estrés por calor crónico tuvieron una reducción significativa de -16.4% en el consumo de alimento. Muchos estudios han demostrado un rendimiento de crecimiento deteriorado en pollos de engorde sometidos a estrés por calor. En las gallinas ponedoras, un período de estrés por calor de 12 días provocó una reducción en el consumo diario de alimento de 28.58 g / gallina, lo que resultó en una disminución del 28.8% en la producción de huevos.

En general, las aves reaccionan de manera similar al estrés por calor, pero expresan variaciones individuales de intensidad y duración de las respuestas, que también pueden verse afectadas por la intensidad y la duración del evento de estrés por calor. Cada vez más evidencia indica que gran parte de la variación en respuesta al estrés por calor aparentemente tiene una base genética.

Bajo altas temperaturas, a medida que el cuerpo del ave intenta mantener su homeostasis térmica, se producen mayores niveles de especies reactivas de oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés). En consecuencia, el cuerpo entra en una etapa de estrés oxidativo y comienza a producir y liberar proteínas de choque térmico (HSP, por sus siglas en inglés) para tratar de protegerse de los efectos celulares nocivos de ROS.

El estrés oxidativo es el punto de partida del proceso disfuncional de la permeabilidad intestinal. En condiciones de estrés por calor, aumentan las concentraciones de ROS y aumenta la permeabilidad intestinal, lo que a su vez facilita la translocación de bacterias del tracto intestinal y la inflamación.
El impacto perjudicial del estrés por calor en el rendimiento de las aves, insta a los productores a implementar estrategias de gestión adecuadas para minimizar las pérdidas de producción incurridas por el estrés por calor en la industria avícola.

Resiliencia al calor en pollos

A medida que los objetivos de reproducción aumentaron la eficiencia de producción, la susceptibilidad al estrés por calor también aumentó en el pollo doméstico. Por lo tanto, en el escenario actual de cambio climático, los investigadores están buscando una solución permanente al estrés por calor para mantener la producción avícola a largo plazo. Las diferencias entre los genotipos de pollo en la resiliencia al calor proporcionan evidencia de la posibilidad de intervención genética, cuando se trata de estrés por calor en el pollo. Investigadores ya han identificado varios genes superiores de tolerancia al calor, como el gen de cuello desnudo, el gen de rizado o el gen de enanismo, mismos que hicieron que el ave sea resistente al estrés por calor a través de emplumado lentas y reducido, rizando de la pluma para mejorar la disipación de calor y reducción en el tamaño corporal para minimizar la producción de calor metabólico. Adicionalmente se identificaron genes que aumentan la tolerancia térmica de las aves sin comprometer el potencial de producción.

Alimentación para la resiliencia al estrés por calor

Los nuevos conceptos nutricionales, como los activadores de agilidad intestinal, están diseñados para apoyar la capacidad de adaptación y, por lo tanto, la capacidad de recuperación del ave por medios nutricionales. Ayudan al ave a adaptarse a los desafíos nutricionales al minimizar las reacciones de estrés, incluido el estrés oxidativo y el reducido consumo de alimento, que de lo contrario afectarían el rendimiento, la salud y el bienestar del ave. El activador de agilidad intestinal Anco FIT Poultry ha demostrado mantener un consumo de alimento alto y reducir el estrés oxidativo en aves bajo estrés por calor en comparación con los animales de control y, por lo tanto, mantener un mayor rendimiento de crecimiento.

Referencias bibliograficas

Resiliência animal- Aproveitando o poder de resiliência das plantas

Felver-Ghant, J.N. et al. (2012) Las variaciones genéticas alteran las respuestas fisiológicas después del estrés por calor en 2 cepas de gallinas ponedoras (Genetic variations alter physiological responses following heat stress in 2 strains of laying hens), Poultry Science

Lara, L.J. y Rostagno, M.H. (2013) Impacto del estrés por calor en la producción avícola (Impact of Heat Stress on Poultry Production), Animales MDPI /

Vandana, G.D. y Sejian, V. (2018). Hacia la identificación de aves de corral resilientes al clima (Towards identifying climate resilient poultry birds). Journal of Dairy, Veterinary & Animal Research

Resiliencia – valor económico en la producción animal

La producción animal está mostrando un creciente interés por la inclusión de la resiliencia como un rasgo en los objetivos de cría. Los científicos que trabajan en genética animal están señalando el valor económico de la resiliencia en las granjas, donde el tiempo de trabajo está restringido.

Genes de la resiliencia en los pelirrojos

Los investigadores están descubriendo qué hace que algunos humanos sean más resilientes que otros. Por ejemplo, el gen MC1R encontrado en los humanos pelirrojos se ha asociado con ciertas características que mejoran la capacidad de recuperación. Los pelirrojos tienen la ventaja genética de que naturalmente producen su propia vitamina D. La mayoría de las personas necesitan asegurarse de consumir mucha vitamina D, especialmente cuando los estilos de vida modernos y el clima les impiden obtener suficiente vitamina D de la luz solar. Dado que la vitamina D juega un papel importante en la salud y la fertilidad, los pelirrojos son más resilientes porque necesitan menos vitamina D que el resto de nosotros.

Una mejor caracterización de los fenotipos resilientes en animales de granja debería brindar la oportunidad de buscar diferencias genéticas similares en estas especies.

¿Podemos criar para obtener mayor resiliencia?

Los desarrollos actuales y las tendencias futuras en la industria pecuaria están dando paso a un nuevo enfoque de investigación en genética para la producción animal. Esta investigación busca desarrollar herramientas de selección para que los productores mejoren la resiliencia de los animales en su sistema de producción.

Hasta ahora los objetivos de reproducción no han incluido la capacidad de resiliencia. Sin embargo, grupos de investigación de Australia y los Países Bajos han demostrado recientemente el potencial de resiliencia en los objetivos de reproducción y sugirieron formas de cómo podríamos hacer una selección genética para ella en los animales productivos.

La definición de resiliencia en la producción animal

“La capacidad del animal para ser afectado mínimamente por disturbios / desafíos o para regresar rápidamente al estado previo a la exposición a un disturbio” (Berghof et al 2019).

Colditz y Hine (2016) describen la resiliencia como una medida comparativa de las diferencias entre los animales en el impacto de un desafío y el resultado de una menor sensibilidad o una mejor adaptabilidad a un desafío. Los procesos biológicos que subyacen a la resiliencia se relacionan con las respuestas adaptativas que ocurren para minimizar el impacto de un factor estresante.

Cómo medir la resiliencia en animales de granja

De la definición de resiliencia como sensibilidad reducida a las perturbaciones potenciales, se deduce que el fenotipo deseable podría identificarse midiendo la tasa de recuperación al estado base y la normalidad de los rasgos de comportamiento, fisiológicos, inmunes o de producción después de la perturbación. En lugar de medir la magnitud de estas variables mientras el animal intenta lidiar con el estresor.

Artículos científicos más recientes dicen que la resiliencia se puede medir en función de las desviaciones de la producción esperada y la producción observada durante un período de tiempo. Un indicador para animales más resilientes podría ser que tienen una variación menor en las desviaciones de los rasgos de producción durante un período de tiempo que el promedio de la población.

Por ejemplo, existen correlaciones favorables entre la variación residual del consumo de alimento y la duración del alimento con la mortalidad y el número de tratamientos de salud en cerdos en un entorno de desafío. Esto sugiere que la variación residual del consumo de alimento y la duración del alimento se pueden usar para seleccionar cerdos más resilientes.

Los avances tecnológicos recientes facilitan el aumento en el número de observaciones que se pueden hacer en animales individuales para estimar con mayor precisión las desviaciones y, en consecuencia, los parámetros genéticos. Los ejemplos más conocidos y mejor desarrollados son los sistemas de ordeño automático (AMS) en ganado lechero y los sistemas de alimentación automática (AFS) para cerdos. Los productores esperan un progreso más rápido con las mediciones de los sensores portátiles, mismos que ya se están utilizando para monitorear el comportamiento de los animales, los cambios fisiológicos y detectar la salud y el estado de la enfermedad en los animales.

Valor económico de la resiliencia

Los investigadores señalan que al determinar el valor económico de los rasgos, se debe tener cuidado de evitar el doble conteo. Sugieren que el valor económico de la resiliencia puede basarse en los costos de mano de obra asociados con la observación de animales que muestran signos de enfermedad u otros problemas. Estos pueden ser señales visuales o alertas generadas por sensores, sistemas de alimentación automática o sistemas de ordeño automático.

El tiempo de mano de obra es limitado. Por lo tanto, los granjeros tienen un requisito de animales sanos y fáciles de manejar, especialmente cuando la cantidad de animales por empleado de la granja está aumentando. Una reducción en el tiempo dedicado a un animal con una alerta reducirá los costos asociados con la mano de obra. La resiliencia mejorada hace que los animales de granja sean más fáciles de manejar, lo que reduciría los requisitos de mano de obra y, por lo tanto, permitiría más animales por granja. En consecuencia, la selección de animales más resilientes puede aumentar las ganancias de la granja.

Para lectura adicional: Cómo puedes apoyar la resiliencia en las gallinas ponedoras

Estrategias para una mayor robustez y persistencia de postura

En un entorno comercial, donde las preocupaciones sobre el bienestar de los animales y el medio ambiente se están acumulando junto a una creciente necesidad de eficiencia, debemos establecer nuevos objetivos. Nuevos objetivos para la cría y alimentación de gallinas ponedoras. Se están solicitando objetivos de robustez en las aves para mejorar la salud y el bienestar de los animales mediante la selección genética. Sin embargo, la robustez también puede apoyarse en enfoques nutricionales diseñados para promover la capacidad de adaptación de las gallinas. Los ensayos comerciales en gallinas ponedoras reproductoras han demostrado que esta estrategia nutricional lleva a mejorar la persistencia de la postura.

¿Por qué importa la robustez?

La combinación de la cría para el aumento de la producción y la intensificación de las condiciones de alojamiento para las gallinas ponedoras no ha estado exenta de consecuencias. Las preocupaciones sobre el bienestar animal, así como los riesgos para la salud humana derivados de las bacterias resistentes a los antibióticos y los brotes de enfermedades están allanando el camino hacia un nuevo enfoque de investigación y la introducción de robustez o resiliencia como un rasgo deseable en la producción animal.

El concepto de robustez incluye rasgos individuales de un animal que son relevantes para la salud y el bienestar. Según Knap 2012, la robustez es la capacidad de combinar un alto potencial de producción con resistencia a los factores estresantes. La robustez se basa en la posibilidad de que el animal responda adecuadamente a un factor estresante y apunta a un funcionamiento menos perturbado si se lo desafía con un factor estresante. Esto conduce a una ventaja competitiva, ya que la mala adaptación debido a factores estresantes puede tener impactos negativos en el comportamiento, el metabolismo y la inmunología de los animales. Esta es la razón por la cual la robustez está ganando importancia en la producción animal.

Las principales características importantes para la robustez de los animales de producción son la productividad y la capacidad de adaptación en una amplia variedad de condiciones. Las diferencias en las condiciones pueden deberse al clima, las instalaciones de alojamiento, la presión por enfermedad, la exposición a patógenos y las diferencias en la calidad y composición del alimento. En este contexto, la adaptación se puede describir como un mecanismo del animal que le permite afrontar las perturbaciones internas o externas, los factores estresantes o los cambios en el entorno. Según un grupo de investigación en la Universidad de Wageningen, un enfoque multidisciplinario es crucial para revelar los determinantes de la capacidad de adaptación en los animales de granja. La capacidad de adaptación está determinada por el fondo genético del ave. Sin embargo, la expresión de la capacidad de adaptación y, por lo tanto, de la robustez puede apoyarse o inhibirse por las condiciones reales en que viven las aves (por ejemplo, estado nutricional, entorno social, presión por enfermedad, etc.).

Cría para la robustez

Los resultados de la investigación han indicado que el bienestar de un animal depende de sus características genéticas, factores ambientales e interacciones genético-ambientales. Esto significa que un animal tiene la capacidad de adaptarse a su entorno. Los programas de reproducción que aseguran que el bienestar de los animales mejorará, mientras que al mismo tiempo mejoran los rasgos de producción, son una selección de múltiples niveles y múltiples rasgos, dirigida a mejorar los efectos asociativos.

La investigación también mostró que la selección grupal aumenta la robustez, como lo indica la mayor capacidad general para hacer frente a los factores estresantes. Por ejemplo, las gallinas ponedoras seleccionadas grupalmente tuvieron una menor mortalidad en respuesta a la exposición al calor en jaulas de gallinas múltiples en comparación con el control. Esto sugiere que la selección grupal puede ser un método eficaz para aumentar la robustez en las gallinas ponedoras.

La selección genómica, basada en marcadores genéticos densos, permitirá una mejora más rápida de los rasgos que son caros o más difíciles de medir, o tienen una baja heredabilidad, como el picoteo, la resistencia a enfermedades, la robustez y la fortaleza ósea.

Alimentación para obtener robustez

La implementación efectiva de la robustez en un objetivo de reproducción requiere investigación genética a gran escala, que para la mayoría de los rasgos es laboriosa y costosa. Por lo tanto, encontrar formas adicionales de mejorar la capacidad de adaptación de las aves, podría acelerar el proceso de alcanzar la meta de robustez en las aves. Los nuevos conceptos nutricionales, como los activadores de agilidad intestinal, están diseñados para apoyar la capacidad de adaptación y, por lo tanto, la robustez del ave por medios nutricionales. Ayudan al ave a adaptarse a los desafíos nutricionales al minimizar las reacciones de estrés como el estrés oxidativo y la reducción del consumo de alimento, que de lo contrario impactarían el rendimiento, la salud y el bienestar del ave. El estrés por calor, la alta densidad de alojamiento y las micotoxinas son factores conocidos que normalmente conducen a un aumento del estrés oxidativo y una reducción en el consumo de alimento.
Aves más ágiles un paso adelante en la persistencia de postura.

Los ciclos de postura más largos pueden ayudar a reducir costos, por lo que son imperativos en un clima económico difícil. Además, pueden reducir el impacto ambiental de la producción de huevos. Por lo tanto, hay un mayor enfoque en mejorar la persistencia de postura y la calidad del huevo al final del ciclo de postura. Los beneficios de la selección genética para mejorar la persistencia de la postura y la estabilidad en la calidad del huevo solo pueden realizarse si se combinan con mejoras en la nutrición de las gallinas. Una deteriorada salud de las aves y el estrés ambiental afectan la formación de huevos y la capacidad de la gallina para mantener la persistencia. Esto puede agravarse por factores estresantes nutricionales en la dieta, como cambios en la dieta, digestibilidad reducida de nutrientes, endotoxinas, factores antinutricionales y micotoxinas. El manejo de la resiliencia en las aves a esos factores estresantes por medios nutricionales puede ayudar a mantener una mejor persistencia en la postura. Se ha demostrado que la adición de un activador de agilidad intestinal, diseñado para minimizar las reacciones de estrés comunes en las aves, a la dieta de una parvada comercial de gallinas progenitoras mejora la persistencia de la postura en el último período de postura. Esto indica que apoyar la capacidad adaptativa o la agilidad de las aves con un activador de agilidad intestinal mejora la posibilidad de mantener la persistencia de la postura durante más tiempo.

Se anticipa un progreso más rápido

Hasta ahora ha sido difícil cuantificar directamente la robustez. Sin embargo, las mediciones de sensores portátiles y otras fuentes, junto con la aparición de nuevas herramientas analíticas, pueden convertirse en elementos para medir la robustez. La industria ganadera ya está aprovechando los sensores portátiles con múltiples usos que van desde la detección de estrés, el análisis del comportamiento, el monitoreo fisiológico y la detección de la salud y el estado de las enfermedades de los animales.

Una barrera para los sensores portátiles en la industria avícola es la cantidad de aves que se manejan en grandes operaciones avícolas, ya que no es factible ajustar a cada ave un dispositivo sensorial. A pesar de este hecho, es posible ajustar una proporción de la parvada con sensores, y los datos generados de estas aves se pueden utilizar para evaluar la salud total de la parvada.

Es probable que estas herramientas permitan un rápido progreso para el manejo de la robustez en animales de granja y también pueden invitar a repensar cómo podemos apoyar y aumentar la capacidad de adaptación de las gallinas ponedoras. Sin embargo, independientemente de los objetivos que establezcamos y las tecnologías que utilicemos para lograrlos, el éxito dependerá del valor económico. Por lo tanto, también deben considerarse en el contexto de una producción eficiente a un costo competitivo.