Manejo del estrés oxidativo en cerdas para obtener mejores rendimientos

El aumento del estrés oxidativo puede reducir silenciosamente las ganancias en la producción de cerdos, ya que es un factor que afecta la producción de leche, el rendimiento reproductivo y la longevidad de la cerda. Indirectamente, también afectará negativamente la salud y el crecimiento de los lechones lactantes. El problema se agrava en las cerdas hiperprolíficas y por desafíos como el calor, las micotoxinas y la obesidad. La capacidad de medir el estrés oxidativo de manera eficiente y saber cómo desarrollar estrategias efectivas para ayudar a prevenir el estrés oxidativo excesivo en las cerdas contribuirá en gran medida a respaldar altos rendimientos en las granjas de cerdas.

Explicación del estrés oxidativo

El estrés oxidativo describe un desequilibrio entre la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés) en el cerdo y la capacidad de los mecanismos de defensa antioxidante del cerdo para neutralizarlas. La acumulación de ROS da como resultado un daño oxidativo a los lípidos, proteínas y ADN en las células y, en consecuencia, daño a los tejidos. También puede provocar daños en el tejido intestinal, comprometer la integridad intestinal en los cerdos y provocar un aumento de las respuestas inflamatorias. Por tanto, el estrés oxidativo se ha asociado con un deterioro del estado de salud y una reducción de la energía disponible para fines productivos. Por ejemplo, bajo estrés oxidativo e inflamación, el 30% de la caída del rendimiento se explica por el catabolismo y la conversión alimenticia necesarios para controlar la inflamación.

¿Cuándo son las cerdas más vulnerables al estrés oxidativo?

Los hallazgos de estudios previos mostraron que los niveles de estrés oxidativo aumentaron durante el final de la gestación y la lactancia. Esto se asoció con cerdas bajo un estado catabólico severo durante la gestación tardía y la lactancia. Las condiciones catabólicas aumentan la producción de especies reactivas de oxígeno. El daño al ADN de los linfocitos aumentó significativamente durante el final de la gestación en comparación con el día 30 de la gestación. Los cambios en las concentraciones de los productos de peroxidación de lípidos y proteínas indican que durante el período del periparto, especialmente alrededor del parto y la primera semana de la lactancia, se altera el equilibrio oxidativo / antioxidante, lo que conduce al estrés oxidativo. La condición catabólica prolongada durante la lactancia puede ser una causa de estrés oxidativo adicional que afecte negativamente la productividad y longevidad de las cerdas.

Factores que aumentan el estrés oxidativo

Los factores externos, como los estresores ambientales y el estrés social, pueden provocar un aumento del estrés oxidativo en las cerdas. Los estudios han informado que las cerdas mostraron un mayor estrés oxidativo por mayor peroxidación de lípidos, oxidación de proteínas y daño oxidativo del ADN en un ambiente caluroso bajo estrés por calor, en comparación con las cerdas en un ambiente térmicamente neutro. Los indicadores de estrés oxidativo en el ambiente caluroso se correlacionaron negativamente con el número de lechones al nacer y destetar, así como con el aumento de peso de la camada. La reducción del tamaño de la camada de las cerdas sometidas a estrés por calor podría deberse a un mayor estrés oxidativo durante el período de implantación embrionaria, lo que provoca un aumento de la muerte embrionaria. La calidad del alimento es otro factor importante que afecta los niveles de estrés oxidativo. Por ejemplo, las micotoxinas pueden desempeñar un papel incluso con niveles de contaminación bajos o moderados. Un factor menos conocido es la condición corporal de la cerda. Estudios recientes han demostrado que un mayor grosor de la grasa dorsal en las cerdas se asocia con un mayor estrés oxidativo, una mayor expresión de citocinas proinflamatorias e inhibición de un desarrollo saludable de la placenta en comparación con las cerdas con un grosor moderado de la grasa dorsal. Los niveles de ROS y malondialdehído (MDA), un marcador de peroxidación de lípidos, aumentaron en la placenta de las cerdas con mayor grosor de la grasa dorsal. Esto también puede afectar el desarrollo fetal, ya que la oxidación de lípidos puede influir en el desarrollo placentario, el metabolismo y el transporte de lípidos. Lo anterior enfatiza la importancia de controlar de cerca la condición corporal de las cerdas.

Avances en la medición del estrés oxidativo

La intensidad del estrés oxidativo se puede controlar con varios biomarcadores que incluyen enzimas antioxidantes y antioxidantes no enzimáticos, así como productos finales o intermedios de procesos peroxidativos de lípidos y proteínas. Hasta hace muy poco, se han medido biomarcadores del estrés oxidativo en muestras de suero / plasma de cerdos. Cualquiera que haya tomado muestras de sangre de cerdos sabe que puede ser muy estresante para el cerdo y se desconoce cómo esto puede afectar los niveles de los diferentes biomarcadores oxidantes. Estudios más recientes evaluaron la posibilidad de medir biomarcadores de estrés oxidativo en la saliva de los cerdos. La saliva como material para evaluar las condiciones de estrés en los cerdos tiene varias ventajas sobre la sangre, ya que la recolección de saliva es fácil, no invasiva y provoca un malestar mínimo en el animal. Por lo tanto, representa una muestra ideal en cerdos y hace que los marcadores salivales sean muy atractivos. Los resultados del estudio confirmaron que los biomarcadores salivales del estrés oxidativo son válidos y fiables. Además, los biomarcadores salivales mostraron cambios significativos en una situación de estrés oxidativo como la lactancia en cerdas. Esto significa que los ensayos futuros diseñados para medir el estrés oxidativo en cerdos serían mucho más fáciles de realizar si se usaran biomarcadores salivales.

Alimento para la capacidad antioxidante

Una mejor comprensión de los factores que causan el estrés oxidativo en las cerdas y una mejor capacidad de medir el estrés oxidativo en las cerdas está allanando el camino para tomar el control del estrés oxidativo de manera más activa para minimizar el impacto en la cerda. Los aditivos para alimento que tienen efectos comprobadas de capacidad antioxidante pueden ayudar a respaldar la capacidad antioxidante de las cerdas. La formulación de las dietas en consecuencia, especialmente para las fases de producción en las que la cerda es más vulnerable al estrés oxidativo, puede prevenir el estrés oxidativo excesivo en las cerdas.

Muchas hierbas y especias contienen altos niveles de componentes con un fuerte poder antioxidante, como alcaloides y compuestos polifenólicos que incluyen diferentes tipos de terpenos fenólicos, ácidos fenólicos y flavonoides. Las nuevas metodologías de investigación están aumentando la comprensión de cómo las sustancias bioactivas de hierbas y especias funcionan solas y en cconjunto a nivel celular en los animales. Esto está ayudando a las empresas que trabajan en este campo a diseñar productos y ensayos de eficacia para maximizar los beneficios potenciales de estas sustancias en la nutrición animal.

Artículos relacionados

Estrés por calor en cerdas: mejor rendimiento de lactancia con Anco FIT

Mordedura de cola: cómo detectar las señales de advertencia tempranas en los cerdos

Morderse la cola es un problema impredecible y costoso en las piaras de cerdos. Comprender las señales de alerta temprana puede ayudar a reducir las pérdidas asociadas. Las nuevas herramientas de producción de precisión pueden facilitar la monitorización continua de las señales de alerta temprana en las granjas de cerdos.

Causas de la mordedura de cola en los cerdos.

 Las causas que llevan a mordedura de cola son muy complejas y multifactoriales. La falta de una sola causa clara hace que el problema sea difícil de controlar.

Puede ser el resultado de ataques agresivos de otros cerdos provocados por la frustración. Esto puede deberse a errores de gestión, p. ej. hacinamiento, niveles de amoniaco, competencia por el alimento o falta de materiales de enriquecimiento ambiental.

La mordedura secundaria de cola implica tejido que ya ha sido dañado, p. ej. a través de necrosis e inflamación. El olor del tejido lesionado y la aparición de sangre atrae a los cerdos para que empiecen a mordisquear y morder la zona afectada. Así es como se puede asociar el síndrome de inflamación y necrosis porcina (SINS). Un trabajo más reciente sugiere que el estrés oxidativo que causa inflamación y la muerte relacionada de las células también podría desempeñar un papel en el desarrollo de la mordedura secundaria de cola. Si hay demasiadas células muertas, que generalmente ocurren en las puntas de las orejas y la cola de los cerdos, nuevamente el olor se vuelve diferente, atrayendo así a otros cerdos.

Causas de la mordedura de cola en los cerdos.

 Las causas que llevan a mordedura de cola son muy complejas y multifactoriales. La falta de una sola causa clara hace que el problema sea difícil de controlar.

Puede ser el resultado de ataques agresivos de otros cerdos provocados por la frustración. Esto puede deberse a errores de gestión, p. ej. hacinamiento, niveles de amoniaco, competencia por el alimento o falta de materiales de enriquecimiento ambiental.

La mordedura secundaria de cola implica tejido que ya ha sido dañado, p. ej. a través de necrosis e inflamación. El olor del tejido lesionado y la aparición de sangre atrae a los cerdos para que empiecen a mordisquear y morder la zona afectada. Así es como se puede asociar el síndrome de inflamación y necrosis porcina (SINS). Un trabajo más reciente sugiere que el estrés oxidativo que causa inflamación y la muerte relacionada de las células también podría desempeñar un papel en el desarrollo de la mordedura secundaria de cola. Si hay demasiadas células muertas, que generalmente ocurren en las puntas de las orejas y la cola de los cerdos, nuevamente el olor se vuelve diferente, atrayendo así a otros cerdos.

Costo de la mordedura de cola en cerdos

 La mordedura de cola afecta el bienestar de los cerdos, pero también provoca importantes pérdidas económicas para los productores porcinos. Las heridas en la cola pueden ser una fuente de infección que resulte en morbilidad y mortalidad, con impactos negativos en el crecimiento de los cerdos estimados en € 0.59 por cerdo. Además de eso, hay que considerar los costos de mano de obra y veterinarios, así como las pérdidas debidas al decomiso de las canales en el momento del sacrificio. Se ha propuesto que la prevalencia de mordedura de cola en las producciones porcinas es más alta de lo que sugieren los datos de los rastros. Las heridas por mordedura de cola a menudo se tratan con antibióticos, por lo que tener un mayor control de los brotes de mordedura de cola también puede ayudar a reducir el uso de antibióticos en las granjas de cerdos.

Señales de alerta temprana de mordedura de cola en cerdos

Para reducir eficazmente los efectos negativos de mordedura de cola, debe diagnosticarse en una etapa temprana. El comportamiento de mordedura de cola generalmente no se detecta hasta que están presentes las lesiones de la cola, lo que aumenta las dificultades para detener los brotes. La identificación de señales de alerta temprana ayuda a reducir la imprevisibilidad de un brote.

Varios estudios han demostrado que la postura de la cola puede predecir el daño de la cola. Los cerdos observados con la cola entre las patas tenían más probabilidades de mostrar marcas de mordeduras o una herida en la cola 2-3 días después en comparación con los cerdos observados con la cola rizada. Esto fue cierto para los lechones destetados y los cerdos de engorda. Otros informaron que una postura de cola colgante al alimentarse se correlacionó significativamente con las heridas en las colas de los cerdo. Los cerdos con heridas en la cola tenían cuatro veces más probabilidades de tener colas colgantes en comparación con los cerdos con colas intactas. Los hallazgos de estudios adicionales también proporcionaron información para predecir qué tan cerca está una piara de un brote. En este estudio, el 15% de los cerdos de la piara tenían una postura de cola colgante 7 días antes de un brote, que cambió a 20-25% un día antes del brote.

Estos hallazgos sugieren que la postura de la cola se puede utilizar como indicador de alerta temprana. La comprobación de las posturas de la cola de forma regular aumenta el reconocimiento temprano de la mordedura de cola y puede evitar una mayor escalada del problema.

Herramientas de producción de precisión para detectar señales de alerta temprana

Con la escasez de personal en la granja y un número cada vez mayor de cerdos criados por granja, el control individual de los animales se vuelve más difícil en el campo. Cuando el personal en la producción en granjas grandes puede dedicar un promedio de sólo 5 segundos por día a la inspección de cerdos de finalización, poder automatizar la detección de la postura de la cola para un monitoreo continuo marcaría una gran diferencia en la granja.

Los investigadores de SRUC de Edimburgo investigaron la efectividad de un sistema de visión artificial 3D para automatizar la detección de la postura de la cola. Se utilizaron cámaras 3D y algoritmos de visión artificial para medir automáticamente la postura de la cola en grupos de cerdos antes, durante y después de los brotes de mordedura de cola. Los hallazgos del estudio confirmaron que la tecnología era lo suficientemente precisa como para proporcionar una alerta temprana de mordedura de cola en la granja. Además, la proporción de colas bajas aumentó con el tiempo antes del brote, fue mayor en los grupos de brote que en los grupos de control y se asoció con un aumento de lesiones en colas.

En la Universidad de Wageningen e Investigación en los Países Bajos, los investigadores del comportamiento están estudiando la aplicación de tecnologías similares y el uso de la postura de la cola como indicador de la resiliencia en los cerdos.

Modelos que evalúan el riesgo de un brote de mordedura de cola

Se propuso un enfoque diferente para prevenir un brote de mordedura de cola en las granjas de cerdos utilizando un modelo basado en las metodologías del árbol de clasificación y regresión (CRT, por sus siglas en inglés). El análisis CRT mostró cinco variables principales (densidad de población, niveles de amoníaco, número de cerdos por supervisor, tipo de piso y puntualidad en el suministro de alimento) como predictores críticos. Se sugirió ayudar a los granjeros y veterinarios a manejar las variables predisponentes para las lesiones agudas por mordedura de cola en la granja.

Prevenir la mordedura de cola relacionada con el estrés oxidativo

El estrés oxidativo y la inflamación relacionada en el cerdo a menudo es el resultado de la respuesta del cerdo a factores de estrés como el destete, el aumento de la densidad de población, las altas temperaturas ambientales, pero también los factores estresantes dietéticos como las micotoxinas. Generalmente, la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés) aumenta dentro de las células del cuerpo y si el propio sistema de defensa del cerdo se ve abrumado, provocará estrés oxidativo, que nuevamente puede conducir a un aumento de las respuestas inflamatorias. Por lo tanto, apoyar la capacidad antioxidante del cerdo por medios nutricionales puede ayudar a reducir el riesgo de mordedura de cola que está relacionado con el estrés oxidativo. Sería incluso más eficaz si las respuestas inflamatorias pudieran bloquearse o inhibirse almismo tiempo. Los extractos de plantas con probadas capacidades para mejorar la capacidad antioxidante en los cerdos pueden formar parte de una solución nutricional.

 

Nuevo punto de referencia para que los cerdos alcancen el potencial genético

Vacas lecheras resilientes: ¿por qué va en aumento su valor?

Las vacas lecheras resilientes valen más. Los investigadores que estudian la resiliencia están descubriendo los beneficios de la resiliencia para el bienestar de las vacas, su vida útil en producción y la rentabilidad en la producción lechera.

Lo que la resiliencia NO puede hacer en las vacas lecheras

 La resiliencia no puede reemplazar las buenas prácticas de manejo, subraya el profesor Müller, director de la Clínica de Rumiantes y Porcinos de la Freie Universität en Berlin en un seminario en red organizado por Anco Animal Nutrition Competence.

En última instancia, se trata de preparar a la vaca para los factores estresantes y los desafíos que no pueden ser controlados con el manejo. Uno de estos desafíos, por ejemplo, es el cambio de la etapa del período seco a la etapa de lactancia, es decir, el período de transición. Este es un proceso natural e imparable que se inicia con el parto. Sin embargo, el período alrededor del parto y el inicio de la lactancia es muy estresante para la vaca, especialmente para las vacas lecheras de alta producción. Una vaca resiliente puede adaptarse mejor a este cambio de una etapa a otra y al impacto en su metabolismo.

Además, la capacidad de adaptarse a los problemas que surgen del cambio climático juega un papel importante para reducir el impacto del estrés por calor en el rendimiento y el bienestar animal en la cría de vacas lecheras.

Definición de resiliencia en la producción animal

 Colditz y Hine (2016) definieron la resiliencia como: “La capacidad del animal para volver  rápidamente a su estado previo al desafío luego de una exposición a corto plazo a una situación desafiante”. En otras palabras, la resiliencia en los animales es producto de una mejor adaptabilidad o menor sensibilidad a un desafío.

En el siguiente video corto, la profesora Kerstin-Elisabeth Mueller explica el concepto con algunas representaciones visuales muy buenas.

Beneficios de vacas lecheras resilientes para una producción de leche competitiva

  • Las vacas lecheras resilientes tienen una mayor probabilidad de una mayor longevidad

La vida útil en producción de una vaca lechera es un factor importante para la rentabilidad de un hato lechero. Sin embargo, muchas vacas abandonan el hato de forma temprana y el 40% lo hace dentro de los primeros 100 días de lactancia.

Las razones de una vida útil en producción de corta duración son a menudo enfermedades relacionadas con la producción. Se ha confirmado que la causa tiene más que ver con una adaptación subóptima durante el período de transición que con altos rendimientos de leche.

Las vacas lecheras resilientes tienen una mayor capacidad de adaptación, lo que reduce el riesgo de que desarrollen enfermedades relacionadas a la producción durante el período de transición. Investigadores en los Países Bajos han podido detectar oportunamente vacas lecheras con un mayor riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la producción en el período de transición a través de indicadores metabólicos específicos y tecnología de sensores.

  • Las vacas lecheras resilientes pueden afrontar mejor el cambio climático Se ha demostrado que existe una necesidad en la producción animal para poder adaptarse al cambio climático, para asegurar ingresos estables en las granjas. Especialmente las vacas lecheras de alta producción son más sensibles a las altas temperaturas ambientales y son más propensas a sufrir estrés por calor, debido a su mayor producción de calor corporal.Las vacas que sufren estrés por calor producen menos leche, leche de menor calidad y son más susceptibles a enfermedades. Por esas razones, los genetistas de animales están tratando de encontrar formas de criar vacas lecheras que sean más resilientes a las altas temperaturas ambientales.
    • Las vacas lecheras resilientes requieren menos tiempo de mano de obra

    La escasez de mano de obra en la producción lechera aumenta la necesidad de vacas lecheras que sean más fáciles de cuidar. Investigadores de los Países Bajos informan que las vacas lecheras resilientes requieren menos tiempo de mano de obra, porque las vacas muestran menos problemas. El desempeño de estas vacas es más consistente y es más probable que mantengan su salud, lo que significa que los sensores de las vacas envían menos señales de advertencia para que los trabajadores al cuidado de estos animales los atiendan. Una reducción en el tiempo dedicado a un animal con una alerta de los sensores también reducirá los costos asociados con la mano de obra.

     

    ¿Cuáles son los factores que influyen en la resiliencia de las vacas lecheras?

    La resiliencia en las vacas lecheras está en cierta medida influenciada por su estructura genética, es decir, la cría. Sin embargo, factores externos como las prácticas de manejo y la nutrición tienen una influencia mucho mayor en la resiliencia de la vaca, explica el profesor  Las vacas lecheras resilientes requieren menos tiempo de mano de obra.  Mire este breve video para ver lo que dijo el profesor Mueller.

    Conclusión

    El valor de las vacas lecheras resilientes está aumentando, porque brindan la oportunidad de satisfacer las tendencias en las demandas de los consumidores para el bienestar animal y, al mismo tiempo, pueden influir en la rentabilidad de la producción de leche de manera sostenible.

    Los sistemas automáticos de ordeño y de alimentación en combinación con las nuevas tecnologías de sensores permiten medir la resiliencia en la vaca lechera y el progreso realizado.

    La colaboración entre genetistas, veterinarios, investigadores del comportamiento animal, nutricionistas pecuarios, empresas de tecnología agrícola y productores tiene las mejores posibilidades de éxito para una mejora significativa a largo plazo en la resiliencia de las vacas lecheras.

    En Anco Animal Nutrition Competence estamos contribuyendo a encontrar soluciones para apoyar la resiliencia de las vacas lecheras a través de la nutrición. Solicite los productos Anco FIT para dar el primer paso hacia una mayor resiliencia en las vacas lecheras.

Reducir la huella de carbono: la historia detrás del árbol de Anco

Plantar árboles ayuda a reducir la huella de carbono. Anco tuvo la oportunidad a través de Ameisenhaufen de plantar un árbol en Guatemala y lo hizo. Lo divertido es que ahora podemos seguir el desarrollo de nuestro árbol en línea en la plataforma Treedom. Entonces, aquí está la historia detrás de esto y cómo también está ayudando a los agricultores en Guatemala.

Alojamiento en red ecológico para ayudar a reducir la huella de carbono

A finales del año pasado, a Anco se le ofreció la oportunidad de apoyar la iniciativa de alojamiento en red ecológico por nuestro socio de diseño en red, Ameisenhaufen. Esta agencia de diseño en red con sede en Austria comenzó a cultivar un bosque con la ayuda de la organización Treedom para generar un impacto cuando se trata de reducir la huella de carbono.

El concepto de alojamiento en red ecológico significa que por cada nueva empresa que se suscribe al servicio de alojamiento en red proporcionado por Ameisenhaufen, esta empresa se compromete a donar un árbol para plantarlo a través de la organización Treedom.

La idea detrás del bosque cultivado a través de la iniciativa de alojamiento en red ecológica de la empresa Ameisenhaufen (Ameisenhaufen = hormiguero), no se trata sólo de ayudar a reducir la huella de carbono, sino también proporcionar un nuevo hábitat para las hormigas y otros animales en la naturaleza. Además, la donación a la organización Treedom está apoyando a los agricultores de todo el mundo para plantar árboles y cuidarlos. Puede encontrar más información sobre Treedom más adelante.

La empresa Ameisenhaufen ya ha contribuido a plantar 250 árboles a través de su iniciativa de alojamiento en red ecológico, cada uno de estos árboles viene con su propia geolocalización y se puede seguir en su desarrollo en línea. Uno de estos árboles es de Anco.

¿Por qué plantar un árbol?

Plantar árboles es una forma muy eficaz de eliminar el CO2 de la atmósfera y es una parte importante de las soluciones al cambio climático. De hecho, los científicos ahora dicen que la restauración forestal es la solución más poderosa para el cambio climático. Lo bueno es que es la forma más económica en que todos pueden contribuir a generar un impacto, ya sea cultivando árboles ellos mismos o donando a organizaciones involucradas en la restauración forestal.

El árbol de Anco está ayudando a los agricultores de Guatemala

Finalmente, nos dijeron dónde está localizado el árbol Anco, mismo que surgió de nuestra contribución al alojamiento en red ecológico con Ameisenhaufen, y que el árbol está comenzando a crecer. Es un cafeto (Coffea Arabica) que echa raíces en San Pedro Necta, Guatemala. El árbol de Anco viene con su propio certificado de nacimiento, geolocalización y diario en línea, donde podemos seguir su crecimiento y desarrollo. Para cuando esté completamente desarrollado, debería estar absorbiendo 55 kg de Co2. Al mismo tiempo, está ayudando a los agricultores locales en Guatemala con sus ingresos y su desarrollo.

Presencia de Anco FIT en Guatemala

Los productos Anco FIT son distribuidos por Eddy de Paz a través de la empresa Exin en Guatemala. En este país, las ventas de Anco FIT comenzaron en el 2017 y ahora han alcanzado un nivel en el que el 9% del alimento animal  producido en Guatemala tiene productos Anco FIT en su interior.

Iniciativa de restauración forestal Treedom para reducir la huella de carbono

Treedom apoya a agricultores de todo el mundo con conocimientos y financiación para plantar y gestionar árboles. También proporciona una plataforma digital para quienes están donando a esta iniciativa, para monitorear los árboles que donaron a lo largo del tiempo. Todos los árboles que se plantaron están geolocalizados y vienen con sus propios diarios de crecimiento y desarrollo y su contribución a la adsorción de Co2, todo documentado en línea.

La filosofía detrás de Treedom es lograr ecosistemas sostenibles y permitir que los agricultores respalden los costos iniciales de plantar nuevos árboles, lo que garantiza la autonomía alimentaria y oportunidades de ingresos. Desde el lanzamiento de Treedom, se han plantado más de medio millón de árboles nuevos en África, Asia, América Latina e Italia.

Treedom

La línea de productos Anco FIT ya está disponible en más de 30 países

Nuevo punto de referencia para que los cerdos alcancen el potencial genético

Los estudios han demostrado que los cerdos en crecimiento – finalización en un entorno comercial solo alcanzan el 70% de su potencial de crecimiento en comparación con los cerdos criados en un entorno de investigación menos desafiante y sin restricciones. Los investigadores han destacado esta brecha del 30% en el rendimiento de los cerdos como un área clave para la mejora mediante el manejo y la selección genética para reducir el impacto de los factores estresantes en los cerdos para que éstos puedan alcanzar su potencial genético en condiciones comerciales. Hay indicios de que mejorar la capacidad de los cerdos para hacer frente a los factores estresantes puede ser una mejor manera de incrementar el rendimiento de los cerdos que seleccionar sólo para un mayor potencial de crecimiento de investigadores en genética porcina. La resiliencia en los cerdos se ha descrito como la capacidad de los cerdos para hacer frente y recuperarse de los factores estresantes y está a punto de convertirse en un nuevo punto de referencia en la producción porcina.

¿Por qué la resiliencia?

La ganancia diaria promedio es una función del potencial de producción del cerdo, así como la capacidad del animal para hacer frente a los factores estresantes y los desafíos imprevistos. Las estrategias de cría y manejo que dan como resultado cerdos más resilientes, aumentarán la capacidad de los cerdos para alcanzar su potencial genético en condiciones comerciales y mejorarán la eficiencia de producción en las granjas de manera sostenible.

Además, se espera que la investigación sobre resiliencia beneficie la salud y el bienestar de los cerdos y reduzca el uso de antibióticos o tratamientos en general en las granjas porcinas. Un valor económico asociado con una mayor resiliencia en los cerdos, más allá de la reducción de las pérdidas de producción y los costos de salud, es una reducción en el tiempo y los costos de mano de obra, ya que los animales muestran menos problemas y se vuelven más fáciles de manejar.

La respuesta de un cerdo a los factores estresantes en términos de minimizar el impacto de un factor estresante y recuperarse rápidamente de él se define como resiliencia. Por lo tanto, la capacidad del cuerpo para resistir desafíos a su estabilidad se considera resiliencia.

Hay muchos diferentes tipos de factores estresantes que un cerdo puede encontrar potencialmente a lo largo de su vida productiva, lo que nuevamente puede afectar su rendimiento. Muy a menudo, el primer impacto notable de los factores estresantes será una reducción en el consumo de alimento en los cerdos. Sin embargo, también hay reacciones a nivel celular e intestinal del cerdo, como el estrés oxidativo y la inflamación en respuesta a factores estresantes, lo que reduce aún más la energía disponible para el crecimiento, ya que ese tipo de reacciones de estrés aumentarán las necesidades de energía de mantenimiento.

En última instancia, la capacidad del cerdo para adaptarse de manera eficiente determinará el alcance de esas reacciones de estrés y el impacto que tendrán en el rendimiento del crecimiento a lo largo del tiempo.

Un estudio de metanálisis de Pastorelli et al (2012) revisando 122 ensayos con cerdos publicados, evaluando el impacto de factores estresantes seleccionados encontrados en condiciones comerciales sobre la reducción de la tasa de crecimiento diaria promedio. Los investigadores también observaron qué parte de la reducción en la tasa de crecimiento se debió a un aumento en la energía de mantenimiento y cuánto se relacionó con una reducción en el consumo de alimento. Según estos datos, algunos factores estresantes, como las enfermedades respiratorias, los lipopolisacáridos (LPS) y las micotoxinas tienen un mayor impacto en el consumo de alimento que el requerimiento energético de mantenimiento. Esto también podría esperarse del estrés por calor.

Mientras que, cuando se trataba de desafíos asociados con el tracto gastrointestinal, una gran parte de la reducción en la ganancia diaria promedio se debió a un aumento en los requisitos de mantenimiento. Otros factores estresantes que no fueron cubiertos por este estudio son: manipulación humana, vacunación, polvo, amoníaco o eventos de falta de alimento y agua, que también pueden tener un impacto en el rendimiento de los cerdos en mayor o menor medida.

Detectando la resiliencia en los cerdos

Se ha dicho que las mediciones de un solo punto de tiempo tienen un valor limitado porque no miden las respuestas y la recuperación de los factores estresantes. Aunque hay excepciones, como la longevidad productiva ya que es una única medida de la consecuencia acumulada de capacidad adaptativa y resiliencia. De lo contrario, se ha descubierto que las mediciones repetidas a lo largo del tiempo son clave para determinar la resiliencia en los animales.

Aquí es donde las nuevas tecnologías, como el monitoreo automatizado, los sensores y la visión por computadora, entran en juego y facilitan enormemente la capacidad de los productores para recopilar datos de mediciones individuales repetidas en cerdos en la granja. También hace que el registro del consumo individual de alimento en los cerdos alojados en grupos sea más accesible, lo que de otro modo sería difícil de hacer en las granjas.

Recientemente, varios grupos de investigación han adoptado diferentes enfoques para medir la resiliencia en los cerdos, algunos utilizan datos de producción, otros, datos de comportamiento y otros más, actualmente utilizan inteligencia artificial para controlar la postura de la cola en los cerdos. Pero lo que todos tienen en común, es que están analizando observaciones repetidas para detectar la cantidad de fluctuaciones o desviaciones de un estándar esperado a lo largo del tiempo. Algunos sugieren que la variación diaria individual en el consumo de alimento podría utilizarse para cuantificar la resistencia al estrés por calor, por lo que los cerdos con más variación diaria en el consumo de alimento indicarían que los cerdos son menos resistentes.

Investigadores de genética en los EE. UU. confirmaron que las fluctuaciones en el consumo de alimento o la duración en el comedero a lo largo del tiempo son indicadores de la resiliencia en los cerdos a una variedad de factores estresantes, incluida la enfermedad, y pueden usarse como medidas hereditarias de resiliencia general en los cerdos. La variación de las desviaciones en el consumo diario de alimento y las desviaciones en la duración diaria en el comedero durante la fase de finalización se correlacionaron genéticamente de forma positiva con la mortalidad y el número de tratamientos requeridos en los cerdos.

Un grupo de investigación sobre el bienestar de los cerdos de los Países Bajos está utilizando la postura y la integridad de la cola del cerdo como el principal indicador de resiliencia. La teoría detrás de esto es que los cerdos con mayor resiliencia están menos inclinados a comenzar a morderse la cola y esto también está relacionado con la postura de la cola: rizada versus recta.

Gestionar para la resiliencia

Sin duda, los genetistas han comenzado a allanar el camino para criar cerdos con mayor resiliencia determinando parámetros fenotípicos que son adecuados como indicadores de resiliencia. La investigación del comportamiento destaca la oportunidad de mejorar la resiliencia en los cerdos a través de prácticas de manejo, como el alojamiento enriquecido. En los lechones, se ha demostrado que la ubicación de los comederos de las cerdas durante la lactancia influye en la capacidad del lechón para adaptarse al proceso de destete.

Las soluciones nutricionales que ayudan a desarrollar la capacidad de adaptación del cerdo a los factores estresantes para obtener respuestas más eficientes energéticamente también podrían desempeñar un papel en la gestión de la resiliencia. Sin duda, se están realizando más investigaciones para comprender mejor cómo la nutrición y otras prácticas de manejo pueden apoyar de manera efectiva la resiliencia de los cerdos.

Conclusiones

El enfoque de resiliencia requiere que cambiemos la forma en que evaluamos el impacto de las estrategias de cría y manejo en los cerdos. Si bien los indicadores de resiliencia propuestos no siempre son fáciles de medir en condiciones comerciales utilizando prácticas convencionales, el desarrollo de nuevas tecnologías que ayuden a los productores a monitorear animales individuales para la producción de precisión ciertamente está acelerando el progreso requerido para facilitar esto.

Este enfoque también destaca la necesidad de adaptabilidad a eventos futuros sobre la optimización y mejora de la eficiencia en condiciones conocidas para cerdos y granjas. No hay otro momento como la actual crisis de Covid 19 para recordarnos la incertidumbre y la imprevisibilidad en nuestras vidas y la producción, lo que nos muestra en casa la importancia de la necesidad de resiliencia.

Extractos de plantas en la alimentación animal – por qué la formulación es importante

Los extractos de plantas a menudo son clasificados todos por igual, cuando en realidad hay muchos diferentes tipos de hierbas y especias que podrían ser usadas en productos formulados para la alimentación animal.  Además, existen multitud de posibilidades para combinarlos y factores adicionales que diferenciarán los productos que contienen extractos de plantas formulados para su uso en alimentación animal. De forma que,  la realidad es que no todos los extractos de plantas son iguales.

El tipo y combinación de extractos de plantas es sólo uno de los factores que determina la función y eficacia de lo que actualmente se vende como “extractos de plantas” en la alimentación animal. Lo que parece prometedor en un experimento in vitro puede no ser siempre práctico y rentable in vivo. La pregunta siempre será: ¿se han probado los extractos de plantas en diferentes dosis en el animal y en qué especie?

Estos son 3 de los factores clave que deben tenerse en cuenta al formular y diseñar soluciones alimenticias basadas en extractos de plantas.

1.Función

Las hierbas y especias tienen muchos componentes bioactivos diferentes con diferentes propiedades y funciones. Incluso sus aceites esenciales pueden tener algo así como 80 componentes diferentes. Las plantas han evolucionado para hacer frente a los factores estresantes y muchos de estos componentes tienen una función protectora que respalda la resistencia de las plantas, pero también evolucionaron para atraer a los polinizadores para que se propaguen. Por lo tanto, cuando se combinan extractos de plantas derivados de varias hierbas y especias diferentes, puede tener un cóctel completo de sustancias bioactivas y su efecto, mismo que también se determinará en los efectos sinérgicos y no solo en las concentraciones de componentes individuales. Las nuevas tecnologías de investigación han facilitado una comprensión más profunda del modo de acción de los extractos de plantas y sus componentes a nivel animal. Como resultado, ahora es posible formular extractos de plantas con una idea más precisa del resultado de su función en el animal y la respuesta del animal, en lugar de trabajar en un enfoque de caja negra. Esto está acelerando el proceso de desarrollo y evaluación de productos. También proporciona más potencial para la diferenciación en función entre productos a través del conocimiento de formulación dentro de la categoría de extractos de plantas.

2.Sabor

La mayoría de los extractos de plantas tienen propiedades sensoriales y vienen con un sabor distintivo. Eso en sí mismo puede determinar qué tan efectivo será el producto y cuánto se puede aplicar a la alimentación animal, porque el sabor puede afectar el consumo de alimento no solo de manera positiva. Por ejemplo, los extractos de plantas con un fuerte sabor amargo pueden provocar una menor aceptación del alimento en los cerdos. Nuevamente, esto dependerá de la dosis, pero ¿es posible aplicar la dosis requerida para lograr el efecto deseado en el cerdo sin tener un impacto negativo en el consumo de alimento? Solo los ensayos in vivo de respuesta a la dosis proporcionarán la respuesta. Por lo tanto, es importante comprender qué compuestos de extractos de plantas pueden tener un impacto negativo en el consumo de alimento y encontrar formas de determinar la dosis aceptable o enmascarar su sabor

3.Concentración / dosificación de extractos vegetales

Las concentraciones de los componentes individuales en la fórmula y las concentraciones que finalmente se agregan al alimento determinan la dosis requerida para lograr la respuesta deseada en el animal. Se requieren ensayos de respuesta a la dosis para determinar la dosis óptima y más rentable. Como ocurre con otros tipos de aditivos alimentarios, no siempre más es mejor en términos de rendimiento, pero se requerirá una dosis mínima para tener un impacto en el animal.

Estos son solo algunos de los factores a considerar al formular productos con extractos de plantas. Sin embargo, se destaca que la forma en que se formulan es importante, y al final, la bola está en la cancha del animal.

Articulos relevantes

Resiliencia animal: aprovechar el poder de la resiliencia de las plantas

Evolución en la evaluación de fitogénicos

Intervalo entre el destete y el primer servicio en cerdas con activador de agilidad intestinal

El intervalo entre el destete y el primer servicio es un factor clave para mejorar la tasa de partos y aumentar el tamaño de la camada en los partos posteriores. El estrés por calor es uno de los factores que se sabe que tiene un impacto significativo en los intervalos entre el destete y el primer servicio. Se evaluó un activador de la agilidad intestinal en dietas comerciales de cerdas para determinar la respuesta en el desempeño reproductivo de las cerdas después del destete en un clima cálido.

Factores que afectan el intervalo entre el destete y el primer servicio

El intervalo entre el destete y el primer servicio es económicamente relevante, ya que afecta el número de días no productivos y, por lo tanto, el costo de mantenimiento y la eficiencia de la cerda. Si bien los métodos de detección de celos y las capacidades de los técnicos en reproducción juegan un papel importante en el intervalo entre el destete y el primer servicio, existen otros factores que necesitan un manejo y optimización cuidadosos para garantizar intervalos cortos entre el destete y el primer servicio en las cerdas.

La duración de la lactancia, por ejemplo, debe ser optimizada, ya que cuanto más corto es el período de lactancia, es más probable que aumente el intervalo entre el destete y el servicio. El adecuado consumo de alimento, especialmente durante los primeros 7 a 10 días de lactancia, es clave para reponer las reservas corporales que controlan el desempeño reproductivo posterior. Esta es también la razón por la que muchos estudios han demostrado que las altas temperaturas ambientales prolongan los intervalos entre el destete y el primer servicio y reducen las tasas de preñez, ya que afectan el consumo de alimento de las cerdas durante la lactancia. De ahí que el diseño de ventilación y los sistemas de refrigeración suplementarios en la sala de partos y el consumo adecuado de agua también puedan desempeñar un papel importante.

El impacto del estrés por calor en el intervalo entre el destete y el primer servicio

Los investigadores reportaron intervalos entre el destete y el primer servicio de 2 a 4 días mayores en cerdas que experimentaron temperaturas > 35° C en comparación con temperaturas  <30° C. Otros mostraron que un índice de humedad de alta temperatura (THI> 82) resultó en un mayor porcentaje de primerizas y cerdas con un intervalo de destete al servicio > 8 días. Se ha explicado que esto se debe en parte a una reducción en el consumo de alimento en respuesta a las altas temperaturas, particularmente durante la lactancia.

Estudios más recientes midieron el impacto del estrés por calor en cerdas sobre el estado oxidativo en diferentes etapas del ciclo reproductivo y reportaron un aumento del estrés oxidativo en cerdas alrededor del final de la gestación en cerdas mantenidas a temperaturas superiores a 25° C en comparación con cerdas mantenidas a temperaturas más moderadas. Esto se asoció con una reducción en el rendimiento reproductivo en forma de una disminución en el tamaño de la camada al nacer y el peso de la camada al destete.

Sin embargo, un mayor estrés oxidativo también podría conducir a un aumento de las respuestas inflamatorias en la cerda y un aumento de la energía de mantenimiento, lo que nuevamente podría tener un impacto en el intervalo posterior entre el destete y el primer servicio.

El efecto de Anco FIT sobre el rendimiento reproductivo de la cerda después del destete

El activador de agilidad intestinal Anco FIT se uso en una prueba con cerdas diseñada para evaluar el impacto del producto en el rendimiento reproductivo anual de la cerda después del destete en una granja comercial de cerdas en Córdoba, Argentina.

Diseño de la prueba

Se agregó Anco FIT en las dietas de gestación y lactancia durante todo un año a partir de septiembre del 2019 en una granja comercial porcina con 380 cerdas. Los KPI (indicadores clave de rendimiento) mensuales posteriores al destete las cerdas, como el intervalo entre el destete y el primer servicio y el porcentaje de cerdas que regresan al estro (cuando una cerda se apareó pero no quedó preñada), se monitorearon hasta agosto del 2020. No se realizaron otros cambios en la dieta. El rendimiento se comparó con el del año anterior, donde no se incluyo Anco FIT en las dietas de las cerdas.

Resultados

La adición de Anco FIT a las dietas de las cerdas redujo la media anual para los intervalos entre el destete y el primer servicio en un 31% (11.6 frente a 8.0 días) y los retornos al estro en un 24%. La mejora observada en los retornos al estro fue particularmente marcada en los meses de verano (noviembre a marzo) de Argentina (10.4% vs 6.3%).

Conclusión

La alimentación de Anco FIT a las cerdas durante la gestación y la lactancia mejoró los parámetros clave de rendimiento reproductivo anual después del destete en las cerdas y el impacto fue particularmente medible durante los meses más calurosos del verano en Argentina.

Los resultados pueden explicarse en cierta medida por la mejora en el consumo de alimento de la cerda durante la lactancia bajo estrés por calor, como se muestra en una prueba previa de cerdas en lactancia utilizando Anco FIT. Por otro lado, Anco FIT incluye componentes con propiedades antioxidantes, que podrían haber ayudado a reducir el impacto negativo del estrés oxidativo en las cerdas en etapas cruciales del ciclo reproductivo y hacer disponible más energía para el desempeño reproductivo.

 

Artículos relacionados

Alimentación de cerdas y lechones para la resiliencia de los lechones al estrés por destete

Estrés por calor en cerdas: mejor rendimiento de la lactancia con Anco FIT

Estrés por calor en cerdos: soluciones nutricionales que funcionan

Producción de huevos – Resiliencia para persistencia de postura

En la producción de huevos, los ciclos de postura más largos pueden ayudar a reducir los costos, por lo que son una solución prometedora en un clima económico difícil. Además, pueden reducir el impacto ambiental de la producción de huevos. Por lo tanto, hay un enfoque creciente en mejorar la persistencia de postura y la calidad del huevo al final del ciclo de postura. Sin embargo, debido al metabolismo cada vez más exigido para la formación de huevos, las gallinas ponedoras son más susceptibles a las enfermedades, lo que requiere un cambio en la reproducción y la nutrición hacia una mayor resiliencia de las aves para mejorar la persistencia de postura durante ciclos más largos.

Hay una rápida disminución en la producción de huevos después de que las gallinas alcanzan los 480 días de edad, lo que lleva a una reducción del valor comercial de las gallinas ponedoras. Comprender los mecanismos del deterioro del rendimiento de postura puede ayudar a ralentizar el proceso. El ovario y el hígado son órganos clave que intervienen en la producción de huevos de la gallina ponedora, por lo que saber cómo mantenerlos en forma eficazmente con medios nutricionales puede marcar la diferencia en la persistencia de postura.

Estrés oxidativo en órganos envejecidos

El envejecimiento ovárico es uno de los factores de mayor riesgo que conducen al deterioro de las funciones ováricas y, por lo tanto, a una reducción en la producción de óvulos. Los estudios han demostrado que el estrés oxidativo juega un papel fundamental en el envejecimiento ovárico. El estado antioxidante del ovario disminuye con la edad (Figura 2) como resultado de una reducción de las enzimas antioxidantes y los antioxidantes en los propios mecanismos de defensa de la gallina. El estrés oxidativo se inicia por la acumulación gradual de especies reactivas al oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés) en el ovario y por una reducción de la capacidad antioxidante durante el proceso de envejecimiento. Esto se verá agravado por factores estresantes, como el calor, las micotoxinas, las endotoxinas y otros, que aumentan la producción de ROS en la gallina a nivel celular. Una creciente cantidad de evidencia sugiere que el estrés oxidativo está involucrado en la mayoría de los estreses relevantes en la producción avícola comercial. El estrés oxidativo se define como un desequilibrio entre la producción de ROS y su eliminación por mecanismos protectores. Este desequilibrio conduce al daño de biomoléculas y células importantes, con un impacto potencial en todo el organismo. También puede provocar respuestas inflamatorias que pueden afectar la eficiencia energética de la gallina ponedora.

Los cambios relacionados con la edad en la capacidad antioxidante del hígado de la gallina son un factor importante que influye en la función hepática. Los estudios han demostrado que la capacidad antioxidante total del hígado disminuye a medida que las gallinas envejecen (Figura 2) y esto también se ha relacionado con una disminución en la producción de huevos y en la capacidad de formación de precursores de la yema.

Alimentación para la resiliencia en la producción de huevos

Para extender el ciclo de postura de las parvadas comerciales, se requiere el mantenimiento a largo plazo de los órganos involucrados en la producción de huevos. Se ha demostrado que la alimentación para la capacidad antioxidante de las gallinas ponedoras retrasa el deterioro antioxidante de los ovarios envejecidos y, por lo tanto, puede ayudar a mantener los ovarios con un buen funcionamiento durante más tiempo. También se sabe que mantiene un hígado sano durante un periodo más prolongado. Sin embargo, alimentar para mejorar la capacidad de adaptación de las aves a los factores estresantes ayuda, no solo a minimizar las reacciones de estrés, como el estrés oxidativo,  las respuestas inflamatorias y el reducido consuma de alimento, lo que puede aumentar aún más la resiliencia de las aves, sino a también a reducir el potencial de los estresores de disminuir las posibilidades de los productores  para extender con éxito el período de postura. La resiliencia animal se ha definido como “la capacidad del animal de verse mínimamente afectado por desafíos o de regresar rápidamente al estado en que se encontraba antes de exponerse a un desafío”.

El concepto de agilidad intestinal en Anco FIT Poultry se desarrolló específicamente para aumentar la capacidad del ave para adaptarse a los desafíos de manera más eficiente y para reducir las reacciones de estrés que de otro modo reducirían el rendimiento y el potencial de las gallinas para mantener ciclos de postura más largos. Un ensayo realizado en una parvada comercial de gallinas ponedoras en Brasil demuestro cómo Anco FIT Poultry mejora la resiliencia de las aves a los factores estresantes en comparación con las aves con una dieta de control (Figura 3). El impacto de los factores de estrés fue menor en la producción de huevos y las aves se recuperaron más rápido de los factores de estrés, lo que resultó en una mayor persistencia de postura y más huevos producidos por gallina durante el período de prueba.

Artículos relacionados

La resiliencia de la granja comienza en el ave: alimente para la adaptabilidad

Valor económico de la resiliencia en la producción animal

La resiliencia de la granja comienza en el ave: alimente para la adaptabilidad

La resiliencia agropecuaria está emergiendo como un factor clave de éxito en tiempos de gran incertidumbre. La producción animal trata con muchas incertidumbres y cambios aún en su mejor momento. Sin embargo, agregar factores como el cambio climático, la crisis de Covid 19 y los rápidos cambios en la demanda de los consumidores a la ecuación exacerba la necesidad de la capacidad de las granjas para absorber los golpes y rápidamente adaptarse al cambio para sobrevivir económicamente a largo plazo.

Resiliencia de la granja versus optimización de la granja

El pensamiento de resiliencia destaca que, a la larga, que una granja se persevere optimizando la asignación de recursos bajo condiciones conocidas no será suficiente. La resiliencia es un concepto que reconoce la imprevisibilidad y enfatiza la necesidad de permitir la adaptabilidad y la transformabilidad de los sistemas en lugar de solo optimizarlos.

Un enfoque de gestión agropecuaria basado en la resiliencia presenta sistemas que pueden absorber y acomodar eventos futuros cualquiera que sea la forma inesperada en que puedan surgir. De ello se deduce que los recursos se asignan a estrategias que permiten reducir el impacto de una amplia variedad de posibles eventos desconocidos y en la identificación de oportunidades emergentes. Sin embargo, se gastan menos recursos en mejoras en la eficiencia.

Una crisis, como el Covid 19, puede desencadenar un cambio transformador, ya que es más probable que se consideren nuevas y alternativas formas organizacionales.

Alimentando a las aves para la resiliencia

En un sistema de producción avícola, la resiliencia de las granjas también depende de qué tan bien las aves puedan hacer frente a desafíos imprevistos en su alimentación y en el medio ambiente. Esto se debe a que las aves menos resistentes tendrán mayores fluctuaciones en su rendimiento, lo que conducirá a una menor rentabilidad del alimento para las aves y a una menor probabilidad de alcanzar los objetivos de rendimiento. Dado que el alimento para las aves representa alrededor del 70% del costo total de los sistemas de producción avícolas, también significa una mayor variabilidad en las ganancias de la granja. Una menor resisliencia en las aves también puede conducir a una mayor susceptibilidad a enfermedades, lo que puede causar más pérdidas a largo plazo.

La investigación ha demostrado que ciertos suplementos alimenticios pueden desempeñar un papel en las estrategias de manejo diseñadas para reducir el impacto de los estresores en el bienestar y el rendimiento de las aves de corral. Se demostró que el activador de agilidad intestinal Anco FIT Poultry mejora la capacidad de los pollos de engorde y las gallinas ponedoras para hacer frente a los estresores en condiciones comerciales y mejorar los mecanismos de defensa endógenos de las aves para amortiguar las reacciones de estrés a nivel celular de manera más eficiente en un entorno de investigación.

Más resiliencia significa menos necesidad de antibióticos

Alimentar a las aves para que puedan adaptarse y aumentar su capacidad de recuperación también puede ayudar a reducir la necesidad de antibióticos. Minimizar las reacciones al estrés, como la integridad intestinal mermada y el estrés oxidativo, por medios nutricionales también ayuda a reducir la susceptibilidad de las aves a las enfermedades que de otro modo podrían requerir tratamientos con antibióticos o el uso de promotores de crecimiento antibiótico en el alimento.

Artículos relevantes

Preparando el intestino de las aves para lidiar con los estresores

La resiliencia y por qué es importante para el manejo de la granja

La experiencia con Anco FIT Poultry está creciendo a nivel mundial

Estres calórico en la vaca – mejor calidad de leche con Anco FIT

Se sabe que el estrés por calor en las vacas reduce la producción y la calidad de la leche, lo que reduce la rentabilidad de los establos lecheros, por lo que es importante encontrar formas más eficaces de gestionar el etres por calor en los establos.

Las vacas de mayor producción son más sensibles al estrés por calor

 Las vacas lecheras en período de lactancia prefieren temperaturas ambiente de entre 5 y 25° C, la zona “termoneutra”. A temperaturas ambientales superiores a 26° C, la vaca llega a un punto en el que ya no puede refrescarse adecuadamente y entra en estrés por calor. Mientras que el límite crítico superior de la zona termoneutral para el ganado lechero está entre 25° C y 26° C, el índice de temperatura-humedad (THI) es inferior a 72.

Las vacas de mayor producción, y por lo tanto las multíparas, son más sensibles a los efectos del estrés por calor en comparación con las vacas de menor producción o primíparas. A medida que la producción de leche aumenta de 35 a 45 kg / d, el umbral de estrés por calor disminuye en 5° C. Estudios recientes muestran que las vacas modernas entran en estrés por calor a partir de un THI promedio de 68 y los niveles de estrés aumentan al aumentar los valores de THI.

Las vacas de mayor producción muestran más signos de estrés por calor que las vacas de menor producción porque las vacas de mayor producción generan más calor a medida que comen más alimento para una mayor producción. Deben deshacerse del calor adicional generado debido a la metabolización de más nutrientes en el alimento. Como resultado, gran parte de la reducción observada en la producción de leche se debe a un menor consumo de alimento por parte de la vaca. El consumo de alimento en las vacas lecheras lactantes comienza a disminuir alrededor de los 25° C y desciende más rápidamente por encima de los 30° C. Las vacas lecheras de alta producción también tienen una mayor carga de calor metabólica producida a través de procesos como lactogénesis y secreción de leche. En consecuencia, a medida que la producción de leche y la producción de calor metabólico aumentan genéticamente, el estrés por calor limitará cada vez más la expresión del potencial genético en el futuro.

La etapa de la curva de lactancia en la que la vaca experimenta estrés por calor es otro factor importante para el rendimiento total de lactancia. Las vacas son menos capaces de hacer frente al estrés por calor durante la lactancia temprana y el estrés por calor tiene el mayor impacto durante los primeros 60 días de lactancia. Esto se debe a que las vacas tienen un balance energético negativo y compensan el déficit movilizando las reservas corporales en esta primera parte de la lactancia. Los procesos catabólicos están asociados con la producción de calor.

El estrés por calor en las vacas afecta la calidad de la leche

La calidad de la leche es importante para que los productores obtengan bonificaciones monetarias a través de un menor recuento de células somáticas y un aumento de la grasa / proteína, lo que aumenta la rentabilidad del establo.

Controlar el recuento de células somáticas (SCC, por sus siglas en inglés) es un desafío durante todo el año para la mayoría de los productores de leche, y el clima cálido y húmedo intensifica este desafío. El estrés por calor generalmente aumenta la producción de radicales libres o especies reactivas de oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés). Esto puede llevar a estrés oxidativo, que de nuevo se ha asociado con un aumento del SCC en la leche.

Los resultados de los estudios sobre el impacto del estrés por calor en los componentes de la leche son inconsistentes; sin embargo, varios estudios han informado niveles reducidos de grasa y proteína de la leche en respuesta al estrés por calor. Algunas investigaciones argumentan que la disminución del rendimiento de grasa podría explicarse por una disminución en el consumo de forraje con niveles bajos de fibra, y la disminución de proteínas podría atribuirse a la reducción de ingesta de materia seca (DMI, por sus siglas en inglés) y la ingesta de energía cuando el animal está bajo estrés por calor. Otra investigación ha demostrado que la depresión de la grasa de la leche durante el estrés por calor puede estar relacionada con la depresión de la salud del rumen. Por lo tanto, apoyar la función óptima del rumen por medios nutricionales puede ayudar a reducir el impacto negativo del estrés por calor en la grasa de la leche.

Estrategias para mitigar los efectos negativos del estrés por calor en las vacas

Agua fresca

Es muy importante que las vacas reciban agua fresca durante los períodos de alta temperatura. El agua es el nutriente principal necesario para hacer que la leche y las vacas beban hasta un 50 por ciento más de agua cuando el índice de temperatura-humedad es superior a 80. El agua debe ser fácilmente accesible para las vacas y debe estar ubicada en una posición tal que las vacas no tengan que cruzar áreas bajo el sol directo.

Ensayo comercial con Anco FIT en vacas durante el calor del verano

Los activadores de la agilidad intestinal, como Anco FIT y Anco FIT Farm, están diseñados para ayudar a la vaca a adaptarse a los desafíos, incluido el estrés por calor, de manera más eficiente al minimizar las reacciones de estrés, incluido el estrés oxidativo a nivel celular, cambios en el equilibrio del rumen y un consumo reducido de alimento.

Los comentarios de un establo lechero comercial con 750 vacas en Alemania durante los meses en los que se registraron temperaturas superiores a 26° C incluyeron que el SCC durante un período de 3 meses se redujo en un 13% y los niveles de grasa y proteína de la leche aumentaron en un 3%. Además, los tratamientos para el SCC alto se redujeron de 5 tratamientos por semana a 1 hasta 2 tratamientos por semana. Las vacas fueron alimentadas con una ración a base de ensilaje de maíz, ensilaje de pasto, soya y granos, donde se agregó Anco FIT a razón de 30g / vaca / día y recibieron un concentrado de ordeño en el robot de ordeño.

Se concluyó que alimentar con Anco FIT a las vacas lecheras durante los meses más calurosos les ayudó a sobrellevar mejor el calor y reducir algunas de las reacciones de estrés que de otro modo afectarían la calidad de la leche y el bienestar de la vaca.

Artículos relacionados

Estres calórico en la vaca – mejor calidad de leche con Anco FIT

Cómo algunas vacas pueden darle la espalda al estrés por calor.

¿Cómo calculo el índice de temperatura-humedad (THI)?

Estrés por calor en cerdas: mejor rendimiento de la lactancia con Anco FIT

Estrés por calor en cerdos: intervenciones nutricionales que funcionan