Estres calórico en la vaca – mejor calidad de leche con Anco FIT

Se sabe que el estrés por calor en las vacas reduce la producción y la calidad de la leche, lo que reduce la rentabilidad de los establos lecheros, por lo que es importante encontrar formas más eficaces de gestionar el etres por calor en los establos.

Las vacas de mayor producción son más sensibles al estrés por calor

 Las vacas lecheras en período de lactancia prefieren temperaturas ambiente de entre 5 y 25° C, la zona “termoneutra”. A temperaturas ambientales superiores a 26° C, la vaca llega a un punto en el que ya no puede refrescarse adecuadamente y entra en estrés por calor. Mientras que el límite crítico superior de la zona termoneutral para el ganado lechero está entre 25° C y 26° C, el índice de temperatura-humedad (THI) es inferior a 72.

Las vacas de mayor producción, y por lo tanto las multíparas, son más sensibles a los efectos del estrés por calor en comparación con las vacas de menor producción o primíparas. A medida que la producción de leche aumenta de 35 a 45 kg / d, el umbral de estrés por calor disminuye en 5° C. Estudios recientes muestran que las vacas modernas entran en estrés por calor a partir de un THI promedio de 68 y los niveles de estrés aumentan al aumentar los valores de THI.

Las vacas de mayor producción muestran más signos de estrés por calor que las vacas de menor producción porque las vacas de mayor producción generan más calor a medida que comen más alimento para una mayor producción. Deben deshacerse del calor adicional generado debido a la metabolización de más nutrientes en el alimento. Como resultado, gran parte de la reducción observada en la producción de leche se debe a un menor consumo de alimento por parte de la vaca. El consumo de alimento en las vacas lecheras lactantes comienza a disminuir alrededor de los 25° C y desciende más rápidamente por encima de los 30° C. Las vacas lecheras de alta producción también tienen una mayor carga de calor metabólica producida a través de procesos como lactogénesis y secreción de leche. En consecuencia, a medida que la producción de leche y la producción de calor metabólico aumentan genéticamente, el estrés por calor limitará cada vez más la expresión del potencial genético en el futuro.

La etapa de la curva de lactancia en la que la vaca experimenta estrés por calor es otro factor importante para el rendimiento total de lactancia. Las vacas son menos capaces de hacer frente al estrés por calor durante la lactancia temprana y el estrés por calor tiene el mayor impacto durante los primeros 60 días de lactancia. Esto se debe a que las vacas tienen un balance energético negativo y compensan el déficit movilizando las reservas corporales en esta primera parte de la lactancia. Los procesos catabólicos están asociados con la producción de calor.

El estrés por calor en las vacas afecta la calidad de la leche

La calidad de la leche es importante para que los productores obtengan bonificaciones monetarias a través de un menor recuento de células somáticas y un aumento de la grasa / proteína, lo que aumenta la rentabilidad del establo.

Controlar el recuento de células somáticas (SCC, por sus siglas en inglés) es un desafío durante todo el año para la mayoría de los productores de leche, y el clima cálido y húmedo intensifica este desafío. El estrés por calor generalmente aumenta la producción de radicales libres o especies reactivas de oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés). Esto puede llevar a estrés oxidativo, que de nuevo se ha asociado con un aumento del SCC en la leche.

Los resultados de los estudios sobre el impacto del estrés por calor en los componentes de la leche son inconsistentes; sin embargo, varios estudios han informado niveles reducidos de grasa y proteína de la leche en respuesta al estrés por calor. Algunas investigaciones argumentan que la disminución del rendimiento de grasa podría explicarse por una disminución en el consumo de forraje con niveles bajos de fibra, y la disminución de proteínas podría atribuirse a la reducción de ingesta de materia seca (DMI, por sus siglas en inglés) y la ingesta de energía cuando el animal está bajo estrés por calor. Otra investigación ha demostrado que la depresión de la grasa de la leche durante el estrés por calor puede estar relacionada con la depresión de la salud del rumen. Por lo tanto, apoyar la función óptima del rumen por medios nutricionales puede ayudar a reducir el impacto negativo del estrés por calor en la grasa de la leche.

Estrategias para mitigar los efectos negativos del estrés por calor en las vacas

Agua fresca

Es muy importante que las vacas reciban agua fresca durante los períodos de alta temperatura. El agua es el nutriente principal necesario para hacer que la leche y las vacas beban hasta un 50 por ciento más de agua cuando el índice de temperatura-humedad es superior a 80. El agua debe ser fácilmente accesible para las vacas y debe estar ubicada en una posición tal que las vacas no tengan que cruzar áreas bajo el sol directo.

Ensayo comercial con Anco FIT en vacas durante el calor del verano

Los activadores de la agilidad intestinal, como Anco FIT y Anco FIT Farm, están diseñados para ayudar a la vaca a adaptarse a los desafíos, incluido el estrés por calor, de manera más eficiente al minimizar las reacciones de estrés, incluido el estrés oxidativo a nivel celular, cambios en el equilibrio del rumen y un consumo reducido de alimento.

Los comentarios de un establo lechero comercial con 750 vacas en Alemania durante los meses en los que se registraron temperaturas superiores a 26° C incluyeron que el SCC durante un período de 3 meses se redujo en un 13% y los niveles de grasa y proteína de la leche aumentaron en un 3%. Además, los tratamientos para el SCC alto se redujeron de 5 tratamientos por semana a 1 hasta 2 tratamientos por semana. Las vacas fueron alimentadas con una ración a base de ensilaje de maíz, ensilaje de pasto, soya y granos, donde se agregó Anco FIT a razón de 30g / vaca / día y recibieron un concentrado de ordeño en el robot de ordeño.

Se concluyó que alimentar con Anco FIT a las vacas lecheras durante los meses más calurosos les ayudó a sobrellevar mejor el calor y reducir algunas de las reacciones de estrés que de otro modo afectarían la calidad de la leche y el bienestar de la vaca.

Artículos relacionados

Cómo algunas vacas pueden darle la espalda al estrés por calor.

¿Cómo calculo el índice de temperatura-humedad (THI)?

Estrés por calor en cerdas: mejor rendimiento de la lactancia con Anco FIT

Estrés por calor en cerdos: intervenciones nutricionales que funcionan

Resiliencia de la producción lechera: 3 razones para mantener a sus vacas ágiles

El entorno competitivo para la producción lechera requiere estrategias de gestión de la granja para sistemas de producción resilientes que puedan recuperarse o adaptarse a cambios en las condiciones ambientales, sociales o económicas. Probablemente no haya un momento como la actual crisis de Covid 19 que demuestre cuán importante es la resiliencia para los sistemas de producción.

La resiliencia se aplica a la granja, pero también a los animales individuales. Varios programas de investigación en diferentes partes del mundo estánestudiando formas de mejorar genéticamente la resiliencia en las vacas lecheras. La capacidad de recuperación de la vaca está determinada por su capacidad de adaptación, que es el mecanismo de la vaca que la capacita para hacer frente a perturbaciones internas o externas, factores estresantes o cambios en el medio ambiente.

Estas son las principales razones para encontrar formas de mejorar la capacidad de adaptación en vacas lecheras o, en otras palabras, para mantener ágiles a las vacas lecheras.

1) Productividad y calidad constante de la leche

Las reacciones de estrés comunes a los estresores en la alimentación y en el medio ambiente son el estrés oxidativo, la inflamación a nivel celular, los cambios en la eficiencia del rumen y la reducción de consumo de alimento. Todos conducirán al desperdicio de energía y al aumento de la energía de mantenimiento o una reducción en la ingesta de energía, lo que nuevamente tendrá consecuencias para el rendimiento y la calidad de la leche. Mejorar la capacidad de adaptación de las vacas lecheras ayudará a reducir las reacciones de estrés en respuesta a los desafíos y factores estresantes y, por lo tanto, el impacto que pueden tener en la producción y la calidad de la leche. Como resultado, hay menos fluctuaciones y menos desviaciones de la productividad y calidad esperadas de la leche, lo que también significa un ingreso más estable para el productor lechero.

2) Gestión de la transición en la ganadería lechera.

El período de transición es un momento exigente para las vacas lecheras y cuando fallan en adaptarse fisiológicamente a las demandas del parto y el inicio de la producción lechera, el estrés metabólico resultante conduce a trastornos de la vaca de transición con consecuencias negativas para la producción de leche, la eficiencia de la reproducción y la longevidad. Mejorar la capacidad de adaptación en las vacas lecheras puede permitir que la vaca lechera resista el período de transición con más éxito.

3) Escasez de mano de obra calificada para la producción lechera.

Uno de los mayores problemas de las granjas lecheras hoy en día es atraer mano de obra calificada. A los agricultores les resulta difícil lograr que las personas trabajen en granjas. Es aún más difícil obtener mano de obra doméstica y muchos productores lecheros dependen de trabajadores extranjeros dentro de su fuerza laboral. Entonces, la crisis de Covid 19 y las nuevas leyes de inmigración pueden exacerbar la escasez de mano de obra calificada en las granjas lecheras. La escasez de mano de obra calificada significa que cuidar de la salud de las vacas y su rendimiento óptimo se vuelve más desafiante. Una solución a esto es criar y administrar vacas resistentes que sean más fáciles de manejar. Alimentar para mejorar la capacidad de adaptación para aumentar la resiliencia en las vacas lecheras puede hacer una diferencia en la cantidad de cuidado que requiere una vaca y, por lo tanto, en la cantidad de mano de obra necesaria en la granja.

Soluciones nutricionales

Los nuevos conceptos nutricionales, como los activadores de agilidad intestinal, están diseñados para apoyar la capacidad de adaptación y mantener a los animales ágiles por medios nutricionales para mejorar la resiliencia.
El activador de agilidad intestinal Anco FIT ayuda a la vaca a adaptarse a los desafíos nutricionales y ambientales de manera más eficiente al minimizar las reacciones de estrés, como el estrés oxidativo y la reducción del consumo de alimento, que de lo contrario, afectarían el rendimiento y el bienestar de la vaca. El estrés por calor, el período de transición y las micotoxinas son factores conocidos que normalmente conducen a un aumento del estrés oxidativo y / o a una reducción en lel consumo de alimento.

Mantengase Usted y a sus vacas ágiles

La apuesta más segura para mantenerse a usted y a sus vacas en el juego ante la imprevisibilidad y el cambio es apoyar y administrar la capacidad de adaptación de sus vacas y de usted mismo. En otras palabras, la agilidad o la capacidad de adaptarse a los desafíos y el cambio es clave para el éxito a largo plazo. Mantenerse abierto al aprendizaje continuo y a las nuevas tecnologías ayudará a mantenerse ágil. Repensar cómo criamos y alimentamos a las vacas para fomentar la resiliencia mantendrá a las vacas ágiles. Ya existen excelentes tecnologías que pueden ayudar a monitorear el progreso que hacemos en este sentido

Artículos relacionados

La escasez de mano de obra impulsa la necesidad de resilencia de las vacas para optimizar el rendimiento
Alimentar a las vacas para una mayor capacidad de adaptación en el período de transición.
Cómo las vacas pueden darle la espalda al estrés por calor
Covid 19 – Una prueba de fuego para la agilidad en la agricultura

Regístrese para 2do seminario web con Comervet

Comervet, nuestro Anco FIT distribuidor para Colombia, está organizando un seminario web gratuito sobre control de calidad de granos en 20 de Agosto de 2020

Aprovechar todo el potencial genético de nuestros animales de implica acciones coordinadas enfocadas en el manejo, la salud, el medio ambiente y la nutrición. Es en este último factor en el que nos centraremos en esta presentación y más concretamente en un componente de la dieta que representa prácticamente el 65% de las dietas: el maíz.

El propósito de esta presentación es discutir algunos puntos sobre el control de calidad de este importante ingrediente en las dietas, cómo identificar problemas, algunos impactos que estos problemas pueden tener en la producción animal y algunas medidas correctivas para tratar de minimizar los riesgos en caso de no conformidades.

El Dr. Nunes es médico veterinario avícola y está empleado como gerente técnico para la Anco Animal Nutrition Competence. Tiene más de 20 años de experiencia en el campo y cubre los mercados latinoamericanos de Anco.

Fecha y hora: 20 de Agosto a las 5 p.m. hora de Colombia

Esperamos que pueda unirse a este seminario web y esperamos sus comentarios.

Regístrese para el Comervet seminario web en el siguiente enlace:

Inscriba aqui link

Estrés por calor en cerdas: mejor rendimiento de lactancia con Anco FIT

El estrés por calor en las cerdas puede comprometer el rendimiento de la lactancia, ya que generalmente reduce el consumo de alimento en las cerdas. El activador de agilidad intestinal Anco FIT se probó en alimento para cerdas para mantener el rendimiento de la lactancia a pesar del estrés por calor durante los meses de verano en Argentina.

Estrés por calor en cerdas

En cerdas, las temperaturas superiores a 25° C pueden causar estrés por calor. En las cerdas lactantes, esto generalmente se asocia con un consumo reducido de alimento, lo que resulta en una producción reducida de leche, con un fuerte efecto en el crecimiento de los lechones. La cerda lactante moderna está particularmente en riesgo de estrés por calor, ya que ha sido altamente seleccionada para aumentar la productividad, incluido el tamaño de la camada y el peso de destete de la camada, lo que se acompaña con una mayor producción de calor.

Diseño de prueba

El ensayo se llevó a cabo en una granja comercial con 1500 cerdas en Córdoba, Argentina. El período de prueba fue durante los meses de verano en Argentina del 29 de febrero al 9 de abril. Las temperaturas oscilaron entre los 26 y 29° C, con una humedad de alrededor del 75% y se esperaba que las cerdas estuvieran experimentando cierto grado de estrés por calor.

Se dividieron 100 cerdas en 2 grupos: 1) grupo de control, alimentado con dieta de maíz y soya, especificado para los requisitos de las cerdas en gestación y lactancia; 2) grupo de prueba, alimentado con la dieta de control suplementada con 1 kg de Anco FIT por tonelada de alimento. El ensayo comenzó dos semanas antes del parto y terminó con el destete de los lechones a los 21 días de lactancia.

La crianza cruzada se realizó dentro de las 24 h posteriores al parto y las camadas de lechones se ajustaron a un número de 12-13 lechones dentro del mismo tratamiento. Se registró el consumo diario promedio de las cerdas durante la lactancia. Los lechones no recibieron alimentación con preiniciador durante el período de lactancia.

Resultados

El consumo de alimento para cerdas en lactancia aumentó significativamente en el grupo con Anco FIT vs las cerdas control (5.29kg / d vs 4.39 kg / d, P <0.01). La mortalidad de los lechones se redujo significativamente en las cerdas alimentadas con Anco FIT y las ganancias de peso de la camada aumentaron significativamente en comparación con el control (42.26 kg frente a 36.55 kg, P <0.01).

Conclusión

Agregar Anco FIT a las dietas de cerdas en condiciones comerciales a razón de 1 kg / t aumentó el consumo de alimento de las cerdas y el rendimiento de la lactancia bajo condiciones de estrés por calor.

Artículos relacionados

La línea de productos Anco FIT ahora está disponible en más de 30 países.
Estrés por calor en cerdos: intervenciones nutricionales que funcionan
No permita que el estrés por calor estropee el apetito de las aves
Diferencias en la línea de cerdas para la tolerancia al estrés por calor expresadas en rasgos de rendimiento reproductivo

Covid 19 – Una prueba de fuego para la agilidad en la agricultura

Las empresas que no entendieron por qué la agilidad es importante para el éxito empresarial se están dando cuenta de cuánto importa frente a la crisis de Covid 19. Esto es cierto para cualquier industria, incluida la agricultura.

¿Usted cómo responde ante el Covid 19?

¿Recuerda lo que le sucedió al Titanic frente a un iceberg? Las empresas, las industrias, los gobiernos y las personas de todo el mundo están siendo sometidos a pruebas para determinar qué tan rápido pueden adaptarse a una interrupción importante y detectar las oportunidades. Todos se enfrentan a la misma pregunta: «¿Cómo respondemos a Covid 19?» La respuesta individual y la velocidad de la misma serán importantes para la salud y el resultado económico de la crisis para cada uno de nosotros, empresas, industrias y naciones, todos por igual. La naturaleza creó la tormenta perfecta para probar los niveles de agilidad personal y los de las empresas.

«No es el más fuerte quien sobrevive, es el más adaptable al cambio» – – Charles Darwin

Agilidad organizacional o agilidad empresarial.

La agilidad empresarial, también conocida como agilidad organizacional, es la capacidad de una empresa para adaptarse y ser flexible a través de un entorno cambiante y para superar los desafíos a medida que surgen con un impacto mínimo para la empresa. Los tiempos de crisis les dicen a las empresas cuán ágiles son. Como el cambio está ocurriendo tan rápido, las empresas deben poder hacer estas cosas muy rápidamente para optimizar las operaciones para obtener el máximo rendimiento, aprovechar las oportunidades y mitigar los riesgos. La agilidad se trata de cómo nosotros, como individuos y organizaciones, respondemos a los desafíos y a qué velocidad, lo que finalmente determinará el impacto que el desafío tendrá en nosotros y en las organizaciones.

«La investigación muestra que en un mundo volátil e incierto, la agilidad separa lo mejor del resto». – Krupp (2020)

En la crisis actual, los líderes deben ser muy ágiles para liberarse de los viejos modelos mentales y la política o los negocios como de costumbre. Necesitan poder aprender y adaptarse rápidamente. Los líderes ágiles demuestran cuatro habilidades en tiempos de crisis: adaptabilidad, resiliencia, aprendizaje y previsión:

Adaptabilidad: rápido cambio de prioridades debido al veloz cambio de dinámicas externas e internas
Resiliencia: recuperarse de contratiempos y fallas
Aprendizaje: probar supuestos, fallar rápidamente e iterar continuamente en tiempo real
Previsión: anticipar y estar preparado para pivotar con los cambios del mercado

La agilidad y la adaptabilidad son fundamentales para la agricultura.

La agricultura trata con muchas incertidumbres y cambios aún en su mejor momento. Por lo tanto, la agricultura exitosa depende de la capacidad del productor o del agricultor para responder a los mercados cambiantes, las condiciones ambientales y las preferencias del consumidor. Entonces, el futuro de la agricultura radica en un sistema de producción ágil y esto solo ha sido exacerbado por la crisis de Covid 19. Lo más sostenible es enfocarse en aquellas cosas sobre las cuales una granja tiene control directo. De ellas, el más crítico es la agilidad, que permite al productor ajustar continuamente lo que hace para aprovechar los factores externos o al menos reducir el posible impacto negativo en el negocio.

Nuestro sistema de producción de alimentos necesita resiliencia ante un entorno comercial volátil y el cambio climático. Nuevamente, esta es la razón por la cual la velocidad es esencial y la agilidad es importante en la agricultura.

Artículos relevantes

De la culpa a la ganancia: liderar con agilidad en una crisis
Resistencia de la producción lechera: 3 razones para mantener a sus vacas ágiles
Podcast: Mantengase ágil, siga cultivando
Activador de agilidad intestinal – línea de productos Anco FIT

Estrés por calor en cerdos: intervenciones nutricionales que funcionan

El estrés por calor en los cerdos ejerce una presión económica sobre la producción de cerdos en muchos países del mundo y los cambios climáticos actuales han aumentado la prevalencia e intensidad del estrés calórico. Las intervenciones nutricionales que apoyan los mecanismos de resiliencia representan una estrategia práctica, adaptable y rentable para mitigar los efectos negativos del estrés por calor y mejorar la productividad animal.

Pérdidas económicas por estrés calórico en cerdos

En comparación con otros animales, los cerdos son más sensibles al estrés por calor debido a su alta producción metabólica de calor, la rápida deposición de grasa y la falta de glándulas sudoríparas. Las pérdidas económicas inducidas por estrés calórico son el resultado de un crecimiento reducido e inconsistente, un bajo rendimiento de las cerdas y una mayor mortalidad y morbilidad. Solo en los Estados Unidos, el estrés por calor le cuesta a los criadores de cerdos alrededor de US$ 50 a US$ 60 por cerdo cada año. Es probable que en el mundo las regiones más afectadas por el cambio climático vean un aumento en los efectos perjudiciales del estrés por calor en la producción y el bienestar de los animales en el futuro. Adicionalmente, la selección genética para aumentar el tamaño de la camada y fenotipos más magros conduce a un aumento de la sensibilidad térmica en los cerdos, debido a una mayor producción de calor basal.

Estrés por calor en cerdas

Las cerdas sufren estrés calórico en temperaturas ambientales superiores a 25°C. Se ha demostrado que el estrés por calor en las cerdas reduce el consumo de alimento, desde 655 g / día a más de 2 kg por día, con las consecuencias negativas posteriores para la reproducción, la producción de leche y el crecimiento de los lechones. Si la cerda se mantiene bajo condiciones de estrés calórico durante un período prolongado, existe el riesgo de que el animal se sobrecaliente, lo que puede provocar la muerte por hipertermia. En países con condiciones tropicales como Brasil, esto es muy común. Según los investigadores en Brasil, las cerdas lactantes de algunas líneas genéticas pueden tener hasta un 15% de mortalidad durante los veranos brasileños debido a las condiciones de estrés por calor. En las cerdas gestantes existe cierta evidencia de que el estrés calórico durante la gestación puede tener efectos negativos intrauterinos sobre las capacidades termorreguladoras de la descendencia.

Estrés por calor en cerdos de engorde

La investigación ha demostrado que solo se necesitan de 2 a 6 horas de estrés calórico (a 37°C y 40% de humedad) para comprometer el consumo de alimento y la integridad intestinal en cerdos en crecimiento. Los estudios en cerdos en finalización también han demostrado estrés oxidativo en el hígado en respuesta al estrés por calor crónico a 30°C. La caída en el consumo de alimento en respuesta al estrés calórico aumenta a medida que incrementa el peso corporal de los cerdos. Se ha informado que los cerdos de 60-100 kg criados en Brasil durante los meses de verano tienen una reducción en las tasas de crecimiento de alrededor del 15% en comparación con los cerdos criados durante el invierno.

Intervenciones de manejo para el estrés por calor en cerdos

Los enfoques de gestión flexibles y asequibles para disminuir inmediatamente la susceptibilidad al estrés por calor sin influir negativamente en los rasgos de producción tradicionales son de gran valor para la producción porcina. Sin embargo, el costo de implementación con una tecnología de enfriamiento óptima es muy costoso y a menudo demasiado costoso para los productores más pequeños.

La suplementación y las modificaciones dietéticas son tácticas menos costosas y fácilmente ajustables y son adecuadas para todos los sistemas de producción.

Nutrición

• Considere el efecto térmico del alimento y reduzca las fibras y las proteínas crudas, que generan mucho calor.
• Aumente el contenido de grasa de la dieta.
• Alimente a los cerdos durante las horas más frescas del día.
• Proporcione a los cerdos acceso ilimitado a agua potable limpia y fresca.
• Adapte los niveles de vitaminas, minerales y aminoácidos en la alimentación a los requerimientos del cerdo bajo estrés por calor.

Apoyar los mecanismos de resiliencia por medios nutricionales.

La investigación que busca aumenta la comprensión de los mecanismos moleculares involucrados en la inflamación inducida por el estrés calórico y la interrupción de la barrera intestinal allana el camino a las estrategias nutricionales para preservar el rendimiento fisiológico del intestino. Muchas de las consecuencias negativas que el estrés calórico tiene sobre la salud y la productividad de los cerdos están mediadas por la integridad reducida de la barrera intestinal, seguida de respuestas inflamatorias.

A nivel celular, la hipertermia conduce a la interrupción de la integridad del epitelio intestinal, al afectar las uniones estrechas. El daño a las uniones estrechas facilita la transferencia de toxinas y patógenos desde el intestino a través de la barrera epitelial, lo que contribuye a una exageración de las respuestas inflamatorias, lo que puede empeorar aún más el daño intestinal. La hipertermia provoca la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS, por sus siglas en inglés). Sin embargo, también puede afectar directamente el sistema de defensa antioxidante del animal, lo que eventualmente conduce a estrés oxidativo y daño intracelular. Los estudios en cerdos en crecimiento han demostrado una relación inversa entre el estado oxidativo y el rendimiento del crecimiento, por lo que los cerdos con un estado de estrés oxidativo más alto tuvieron un rendimiento inferior.

Se considera que las soluciones nutricionales que tienen la capacidad de preservar la homeostasis celular al mejorar los sistemas de defensa celular, reduciendo así el estrés oxidativo y la inflamación, así como al mantener la integridad intestinal, pueden ayudar a proteger a los animales contra los efectos adversos del estrés por calor.

Los activadores de agilidad intestinal son suplementos alimenticios que fueron formulados específicamente para mejorar la reciliencia de los animales, al apoyar los sistemas de defensa celular y permitir respuestas más eficientes a los estresores, incluido el estrés por calor, mitigando así el impacto en el rendimiento.

Prueba en cerdas con Anco FIT durante los meses de verano

Un ensayo reciente en cerdas en lactancia llevado a cabo en los meses de verano en Argentina, mostró un aumento en el consumo de alimento (21%) y un mejor rendimiento de lactancia en cerdas alimentadas con el activador de agilidad intestinal Anco FIT en comparación con las cerdas recibiendo una dieta de control.

Publicaciones relevantes

No permita que el estrés por calor del verano estropee el apetito de las aves de corral
Lactancia en la cerda durante el estrés por calor.
Más allá del estrés por calor: interrupción de la integridad intestinal y estrategias de intervención basadas en mecanismos

No permita que el estrés por calor del verano estropee el apetito de las aves

El verano está a la vuelta de la esquina y es hora de preparar estrategias para manejar el impacto del estrés por calor del verano en la eficiencia de la producción avícola.

Efecto del estrés por calor en el consumo de alimento en aves de corral

Las aves modernas son particularmente sensibles a los desafíos ambientales asociados con la temperatura, debido a su actividad metabólica. La disminución del consumo de alimento en respuesta al estrés por calor es el punto de partida para la disminución de la ganancia de peso corporal, la eficiencia alimenticia, la producción y la calidad del huevo.

La investigación ha demostrado que un período de estrés por calor de 12 días en gallinas ponedoras disminuye el consumo de alimento en 29 g / ave, lo que resulta en una disminución del 28.8% en la producción de huevos. Otros informaron que por cada aumento de 1° C en la temperatura entre 21° C y 30° C, el apetito disminuye en un 1.5%, y por cada aumento de 1° C en la temperatura entre 32° C y 38° C, la reducción es de aproximadamente 4.6% en gallinas ponedoras. Los estudios en pollos de engorde han demostrado que las aves criadas a temperaturas entre (35 y 38° C) tuvieron un consumo de alimento y tasas de crecimiento significativamente más bajos en comparación con las aves criadas en temperaturas óptimas.

Mecanismos subyacentes

Existe un acuerdo general de que las hormonas peptídicas intestinales como la colecistoquinina (CCK, por sus siglas en inglés) y la grelina tienen un papel que desempeñar en la regulación del apetito en el pollo. Sin embargo, el papel de estos péptidos intestinales en la regulación del apetito aún no se comprende completamente para las aves de corral y existe cierta controversia sobre cómo sus roles fisiológicos pueden diferir entre las aves y otros vertebrados.

Hay poca información disponible sobre los mecanismos subyacentes para una reducción en el consumo de alimento en respuesta al estrés por calor en las aves de corral. Un estudio que investiga el efecto de la exposición al calor en la expresión génica de varios péptidos reguladores del apetito en gallinas ponedoras informó una regulación positiva del ARNm de grelina en el hipotálamo, así como en el estómago y el yeyuno glandulares. Lo que sugiere que una de las vías para el impacto negativo en el consumo de alimento de temperatura ambiente alta en gallinas ponedoras podría estar mediada por sus efectos sobre las señales de grelina hipotalámica y gastrointestinal.

Apoyar el consumo de alimento bajo condiciones de estrés por calor

Los nuevos conceptos nutricionales, como los activadores de agilidad intestinal, están diseñados para apoyar la capacidad de adaptación y, por lo tanto, la capacidad de recuperación del ave por medios nutricionales. Ayudan al ave a adaptarse a los factores estresantes al minimizar las reacciones de estrés, incluido el reducido consumo de alimento. Se ha demostrado que el activador de agilidad intestinal Anco FIT Poultry mantiene un mayor consumo de alimento en pollos de engorde y ponedoras en comparación con los animales de control en condiciones comerciales bajo estrés por calor estival. Esto se asoció con mayores ganancias de peso y pesos finales.

Artículos relevante

#Heatawarenessday (#Díadeconcienciaciónsobreelcalor) – ¿Están preparadas tus aves?

Período de postura temprano – para un buen comienzo en gallinas ponedoras

El período de postura temprano juega un papel importante en cómo se desempeñará una parvada y durante cuánto tiempo las gallinas ponedoras pueden mantenerse en producción. Por lo tanto, lograr que las gallinas tengan un buen comienzo en la postura es clave para las estrategias de alimentación destinadas a extender los ciclos de la misma. La alimentación para la capacidad de adaptación puede ser un gran facilitador para dar a sus gallinas ponedoras una ventaja en la fase previa al pico.

500 huevos en un ciclo de postura están a su alcance

Prolongar el ciclo de postura equilibra los costos de producción de huevos (por ejemplo, el precio de las pollitas y el alimento) por las ganancias de un período productivo más largo. Además de eso, reduce la frecuencia requerida para reemplazar gallinas y limpiar las casetas. Como resultado de eso, los productores ahora tienen el objetivo de extender el período de postura más allá de las 72 semanas de edad. Pero no es solo para mejorar la economía de la producción, también tiene sentido en términos de reducir el impacto ambiental de la producción de huevos para una producción de huevos más sostenible. Algunas compañías de cría ya están informando de parvadas con ciclos de producción de huevos de 100 semanas produciendo más de 500 huevos. Schothorst Feed Research informó que una parvada de gallinas Dekalb White produjo 510 huevos por gallina en 100 semanas en octubre del año pasado. Si bien la mejora de la genética facilita objetivos tan ambiciosos, no hace falta decir que el manejo adecuado y la nutrición también juegan un papel de apoyo importante en esto.

Importancia de los desafíos previos para periodos pico de postura prolongados

El período previo al pico del ciclo de postura dura desde el momento en que las gallinas llegan a la caseta de producción (15-18 semanas de edad) hasta la edad en que las gallinas ponedoras alcanzan la producción máxima de huevos (24-26 semanas de edad). Este es un período muy desafiante para las gallinas, porque todavía están creciendo mientras comienzan a producir huevos. Además de eso, las gallinas están pasando por muchos otros cambios a medida que pasan de la cría de pollitas a la producción. Esto significa que tienen que adaptarse a nuevos entornos, dietas, iluminación diferente, así como tener que pasar por las tensiones del transporte. Esto puede resultar en un balance negativo de nutrientes, lo que puede afectar el rendimiento, pero también puede tener efectos a largo plazo para la salud y la persistencia de postura si afecta negativamente el metabolismo óseo y hepático. Por ejemplo, la movilización de calcio para la formación de cascarón de huevo a partir del hueso puede conducir a una reducción en la masa esquelética de la gallina y reducirá la calidad de cascarón en la postura tardía. El aumento de la producción de radicales libres en el hígado puede eventualmente conducir a un hígado graso como resultado del estrés oxidativo prolongado, lo que nuevamente puede perjudicar la producción de huevos y la persistencia de postura. Los objetivos no alcanzados en la fase de cría, como el peso corporal objetivo y una alta uniformidad o los factores estresantes, como las altas temperaturas y las micotoxinas, pueden amplificar los posibles problemas.

Alimentación para la capacidad de adaptación de las gallinas en el período de postura temprana

Para que las gallinas ponedoras tengan un buen comienzo del período de postura y para corregir los efectos de la cría subóptima, se debe maximizar el consumo de nutrientes para evitar la movilización de las reservas de nutrientes del cuerpo al comienzo del período de postura. Esto también significa que cualquier impacto que los factores de estrés ambiental o nutricional puedan tener en el consumo de alimento debe minimizarse. Las reacciones de estrés como el estrés oxidativo, la integridad intestinal reducida y las respuestas inflamatorias pueden contribuir a impactar negativamente la resiliencia de la gallina ponedora y, por lo tanto, pueden disminuir aún más las posibilidades de que los productores extiendan con éxito el período de postura. Por ejemplo, la alta integridad intestinal en el duodeno es crucial para mantener la calidad del cascarón del huevo en ciclos de postura más largos, ya que es el sitio principal para la absorción de Ca y P. El estrés oxidativo afectará el funcionamiento del hígado y, por lo tanto, la capacidad de mantener una alta tasa de postura de huevos y la calidad del huevo a lo largo del tiempo. También puede conducir a respuestas inflamatorias que pueden afectar la eficiencia energética de la gallina ponedora.

El concepto de agilidad intestinal en Anco FIT Poultry se desarrolló específicamente para aumentar la capacidad del ave para adaptarse a los desafíos de manera más eficiente y para reducir las reacciones de estrés que de otra manera reducirían el rendimiento y el potencial de las gallinas para sostener ciclos de postura más largos.

Regístrese en nuestro boletín y descubra más sobre experiencias con Anco FIT Poultry en dietas de gallinas ponedoras en futuros artículos.

Quédese en casa y gestione la salud de los cerdos de forma remota

Quedarse en casa para trabajar es la nueva norma en muchos países en este momento. Pero, ¿cómo puede controlar la salud de los cerdos y cuidarlos cuando tiene que quedarse en casa? La buena noticia es que hay una solución disponible que permite a los productores de carne de cerdo y a los veterinarios especialistas en cerdos a reconocer y responder a los problemas de salud de los cerdos de forma remota y en tiempo real.

Sintonice el segundo episodio del Podcast “Keep Agile, Keep Farming” (“Manténgase ágil, manténgase produciendo”) y escuche el chat con el fundador y CEO de la compañía que desarrolló esta solución. Una capacidad importante para que los productores de cerdos se mantengan ágiles es poder identificar y responder a los problemas de salud rápidamente para salvar ganancias y la vida de los cerdos. Chris Bomgaars, quien creció en la cría de cerdos en Iowa, ahora es el CEO de EveryPig, que desarrolló una plataforma para productores de cerdos y veterinarios, que les permite compartir información en tiempo real y trabajar juntos como un equipo incluso de forma remota.

«La cría de cerdos en Iowa me inspiró a encontrar soluciones para reconocer y responder a los problemas de salud de los cerdos más rápido» – Chris Bomgaars

Con la ayuda de la aplicación, los productores de cerdos pueden digitalizar los registros de cerdos de forma diaria en sus teléfonos inteligentes y subirlos a la plataforma de telesalud de EveryPig en cuestión de segundos, donde otros miembros de su equipo de producción de cerdos tienen acceso inmediato a los datos y también pueden comentar las acciones a tomar. Además de eso, permite compartir imágenes que los veterinarios pueden usar para diagnosticar problemas de salud sin tener que poner un pie en la granja.

En tiempos del virus de la peste porcina africana y una pandemia del Coronavirus, esta es una herramienta muy bienvenida en la industria porcina, porque hay una cosa que estas dos amenazas para la salud tienen en común: la contención es una medida clave para prevenir la propagación de los virus. Además, prevenir la propagación de los virus es crucial porque no existe una vacuna o tratamiento disponible para ninguno de ellos hasta la fecha.
El control y la erradicación de la peste porcina africana en la producción porcina todavía se basa en la detección rápida en el campo, seguida de la aplicación de estrictas medidas sanitarias. También requiere la contención de cerdos para no permitir el contacto con cerdos de otras granjas y ningún contacto entre el personal de la granja y los cerdos externos.

Actualmente, para el Coronavirus Covid19 se aplican medidas muy similares en humanos en todo el mundo, lo que hace que quedarse en casa, aislarse y trabajar desde casa sea la nueva norma.

Como resultado, ahora existe una creciente necesidad tanto en la producción porcina como en la atención de la salud humana para la telemedicina. En otras palabras, debemos ser capaces de cuidar a los cerdos y a los humanos de forma remota para ayudar a reducir la propagación de los virus. La plataforma EveryPig está habilitando la telesalud para los cerdos, donde los veterinarios especialista en cerdos pueden identificar y responder a los problemas de salud de los cerdos de forma remota.

Imagine ayudar a salvar vidas de cerdos y humanos desde su oficina en casa y trabajar de manera más eficiente como un equipo. Todo es posible ahora. Quédese en casa, manténgase seguro y, sobre todo, manténgase conectado para matar dos virus de un tiro.

Enlaces relevantes

Mire el video del trailer del episodio 2 de”Keep Agile, Keep Farming” aquí.
Medidas relevantes para prevenir la propagación de la peste porcina africana en el sector porcino doméstico de la Unión Europea

Preparando el intestino de las aves para lidiar con los estresores

La investigación arroja luz sobre cómo las intervenciones nutricionales pueden modular la expresión genética de una vía clave en el intestino de las aves de corral para aumentar la capacidad del ave para hacer frente a los estresores.

Las disminuciones relacionadas con el estrés en el rendimiento productivo y reproductivo de las aves de corral causan pérdidas económicas sustanciales. En las aves de corral, el intestino es altamente sensible a los estresores del alimento y el medio ambiente. En condiciones comerciales, las aves están expuestas a una variedad de factores estresantes nutricionales y ambientales. Esto conducirá a reacciones de estrés como el estrés oxidativo, las respuestas inflamatorias y la reducida integridad intestinal a nivel celular e intestinal, lo que aumentará los requisitos de energía de mantenimiento.

Además de eso, los factores estresantes pueden afectar negativamente el consumo de alimento, de modo que el rendimiento y la eficiencia en las aves pueden disminuir significativamente. En las gallinas ponedoras, el estrés oxidativo también puede acelerar el proceso de envejecimiento de los ovarios y afectar la función hepática, lo que puede afectar la persistencia de postura y la calidad del óvulo en las últimas etapas del ciclo de postura.

Los métodos desarrollados para mejorar la medición de los mecanismos subyacentes a través de marcadores moleculares pueden conducir a una mejor comprensión de cómo se pueden manipular las reacciones para reducir el impacto en el rendimiento de las aves.

Mejorando la capacidad de adaptación de las aves

Al mejorar la capacidad de adaptación de los animales a los estresores, es posible disminuir sustancialmente las consecuencias negativas de varios estreses en la producción avícola. Los investigadores consideran que los cambios en la expresión genética son de gran importancia para la adaptación a los factores estresantes y, por lo tanto, son clave para el desarrollo de técnicas para controlar las reacciones al estrés en los animales. Ciertas vías moleculares responsables de la transcripción de genes para enzimas involucradas en la protección contra los efectos de los estresores a nivel celular juegan un papel vital en la capacidad de adaptación de las aves. Una mejor comprensión de estas vías y el desarrollo de formas de rastrear y medir los cambios en sus indicadores clave está allanando el camino para apoyarlos por medios nutricionales para una mayor resiliencia en las aves. Ciertos componentes bioactivos derivados de plantas son candidatos prometedores para soluciones nutricionales, porque también desempeñan papeles clave en vías similares en las plantas para mejorar la capacidad de éstas para hacer frente a los factores estresantes que amenazan su supervivencia.

Mecanismos subyacentes a la capacidad adaptativa

El estrés oxidativo es una de las reacciones de estrés más comunes a nivel celular en el animal. Se caracteriza por un exceso de producción de radicales libres (ROS), que excede la capacidad del sistema de defensa antioxidante del ave para neutralizarlos.

En los últimos años se ha prestado gran atención al factor de transcripción Nrf2 y los datos científicos indican que la activación de Nrf2 es uno de los mecanismos más importantes para prevenir / disminuir los cambios perjudiciales relacionados con el estrés. El Nrf2 es un factor de transcripción que responde al estrés oxidativo al unirse al elemento de respuesta antioxidante (ARE, por sus siglas en inglés), que inicia la transcripción de enzimas antioxidantes.

Estas enzimas contribuyen a la mejora del sistema de defensa antioxidante de las aves y reducen el estrés oxidativo a nivel celular. También se sabe que bloquean las Nf-kB, lo que resulta en protección contra la inflamación. Sin embargo, cuando el estrés es demasiado alto, lo que lleva a una concentración de radicales libres más alta que el umbral para las células, otros factores de transcripción que incluyen las NF-kB se vuelven predominantes, lo que aumenta la inflamación. La investigación sugiere que el umbral podría incrementarse por medios nutricionales haciendo que la vía sea más robusta bajo estrés y reduciendo el estrés oxidativo y las respuestas inflamatorias.

Reciente evaluación de la intervención nutricional

La investigación en pollos de engorde realizada por la Universidad Agrícola de Athens, evaluó un activador de agilidad intestinal como una nueva intervención nutricional para mejorar la capacidad de adaptación de las aves para una mayor resiliencia a los estresores. Contiene una combinación de sustancias bioactivas derivadas de hierbas y especias diseñadas para reducir el impacto negativo de los estresores en el rendimiento de las aves.

En este ensayo, se analizaron muestras de tejido de diferentes segmentos del intestino del ave para estudiar la expresión relativa de genes relacionados con las enzimas antioxidantes y la inflamación. Se descubrió que agregar el activador de agilidad intestinal a la dieta reguló hacia arriba la expresión de genes de enzimas antioxidantes que pertenecen a la vía NrF2 / ARE y reguló hacia abajo la expresión de NF-kB1. Un análisis adicional llevado a cabo en el mismo estudio demostró que esto coincidió con el aumento de los niveles de capacidad antioxidante total en el intestino. Sin embargo, el efecto positivo del activador de agilidad intestinal dependía del nivel de inclusión y el segmento del intestino.

Implicaciones comerciales

Nuevos y potentes métodos analíticos están catalizando el progreso en nuestra comprensión de la mecánica de acción de ciertos aditivos para alimentos. Los hallazgos actuales de la investigación sugieren que es posible aumentar la capacidad del ave para adaptarse eficientemente a los estresores, al agregar un activador de agilidad intestinal al alimento. En combinación con los datos de rendimiento de ensayos comerciales en presencia de estresores (como calor, alto nivel de producción y micotoxinas), existe evidencia de que el activador de agilidad intestinal ofrece una solución para ayudar a reducir el impacto de los estresores en el rendimiento bajo condiciones comerciales.

Productores que buscan un rendimiento más consistente en respuesta a sus programas de alimentación o para mantener ciclos de producción más largos, por ejemplo, en la gallina ponedora, por medios naturales, podría beneficiarse económicamente de esto. Sin embargo, esta investigación junto con investigaciones anteriores también demuestra la importancia de probar y optimizar los niveles de inclusión de sustancias activas derivadas de hierbas y especias, para que sean parte de soluciones comercialmente viables en dietas rentables.
por Gwendolyn Jones, publicado en Poultry World, 2019

Artículos relacionados sobre el intestino de las aves

Resumen científico presentado en el simposio de la salud intestinal 2019
Webinario: Salud y Nutrición Avícola